Editar mi perfil

Se popularizan los parches para el dolor

Por Dennis Thompson, Reportero de Healthday -

Sus partidarios aseguran que son cómodos, tienen pocos efectos secundarios y el alivio es más duradero

VIERNES, 21 de enero (HealthDay News/HolaDoctor) -- Los estadounidenses que sufren de dolor muscular están habituados a tomar pastillas o a untarse crema para ayudar a aliviar sus dolores.

Sin embargo, parece estarse arraigando un nuevo tipo de alivio para el dolor, los analgésicos suministrados a través de un parche medicado colocado directamente en el lugar del dolor.

La Administración de Drogas y Alimentos (FDA) aprobó los primeros parches transdérmicos de venta libre para aliviar el dolor en 2008. Sin embargo, los parches, que se venden con la marca Salonpas, no son nuevos. Según el fabricante, la empresa japonesa Hisamitsu Pharmaceutical, se venden en varios países asiáticos desde los años treinta.

"Occidente se está poniendo al día con Asia con Salonpas", aseguró el Dr. Rick Rosenquist, profesor de anestesia y director de medicina del dolor del Colegio de Medicina Iowa Carver de la Universidad de Iowa y presidente del comité sobre medicina del dolor de la Sociedad Estadounidense de Anestesiólogos.

"Si usted es un muchacho asiático, quizá los ha utilizado desde tiempos inmemoriales", dijo. "Ahora se está empezando a volver común en los EE. UU. Se están aceptando cada vez más".

Según el Dr. John Dombrowski, director del Centro del Dolor de Washington D. C., antes de la intervención de la FDA, los parches para aliviar el dolor se conseguían únicamente con receta en los EE. UU. Entre sus ingredientes activos se encuentran medicamentos como la lidocaína, la capsaicina y los medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE). Los ingredientes activos de Salonpas son salicilato de metil y mentol, componentes comunes de cremas y geles para el alivio del dolor, como Bengay.

Los parches para el dolor tienen varios beneficios, según Rosenquist y Dombrowski, y la comodidad no es el mejor de ellos. Con un parche, "se pone y se olvida, no hay que recordar tomar pastillas", aseguró Dombrowski.

Los parches también suministran el medicamento directamente en el lugar en el que el paciente siente dolor. Esto podría eliminar algunos de los efectos secundarios que surgen de tomar las pastillas. Por ejemplo, algunos analgésicos probablemente causen malestar estomacal si no se toman con alimentos. "Obviamente, esto no es un problema con los parches", dijo. "Es una manera muy inteligente de administrar los medicamentos exactamente donde son necesarios".

Además, debido a que los parches liberan lentamente el medicamento en el organismo a través de la piel, la gente también debería obtener alivio más duradero del dolor que con pastillas.

Por otro lado, la gente debe asegurarse de seguir las instrucciones de uso de los parches cuidadosamente para evitar las sobredosis.

La desventaja principal de los parches para el dolor, sin embargo, surge aparentemente de su efecto sobre la piel. Algunas personas parecen resultar alérgicas al ingrediente activo del parche o al adhesivo usado para que no se desprendan.

"Hay que prestar atención al ponérselos para detectar cualquier reacción cutánea a los compuestos que contiene el parche", aseguró Rosenquist.

Ambos médicos aseguran que esperan que más parches de venta libre para el dolor lleguen al mercado si la popularidad de Salonpas continúa aumentando. Predijeron que entre las opciones de venta sin receta futuras podría haber versiones de dosis más bajas de los parches que suministran AINE que ahora se consiguen con receta.

"El éxito llama el éxito", comentó Dombrowski. "Si esto resulta bueno, otras empresas farmacológicas seguramente querrán un trozo del pastel".

Más información

El Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidente Cerebrovascular de los EE. UU. tiene más información sobre el dolor.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo