SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Se estanca el descenso de las tasas de tabaquismo en los adolescentes estadounidenses

Por Steven Reinberg, Reportero de Healthday -
Se estanca el descenso de las tasas de tabaquismo en los adolescentes estadounidenses

Según los CDC, la meta de reducir el índice a 16 por ciento para 2010 no se cumplirá

JUEVES, 8 de julio (HealthDay News/HolaDoctor) -- Según un nuevo informe federal, el descenso en el número de estudiantes de secundaria que fuman en EE. UU. se ha ralentizado de manera significativa a raíz de las disminuciones drásticas que comenzaron a finales de los años noventa.

Según informaron los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, el 20 por ciento de los estudiantes de secundaría todavía fuma, lo que imposibilita alcanzar la meta nacional de 2010 de reducir el uso de cigarrillos entre los adolescentes a 16 por ciento o menos.

"El índice de cambio comenzó a reducirse en 2003. En algunos grupos de estudiantes, se ha interrumpido del todo y casi no se está reduciendo del todo", anotó Terry F. Pechacek, autor líder del estudio y director asociado de ciencia de la Oficina de Tabaquismo y Salud de los CDC.

"El único grupo en el que estamos viendo una reducción es en mujeres estadounidenses de origen africano", agregó.

Parte del problema, según Pechacek, es que "le hemos restado atención al tema. A veces, nos volvemos complacientes con nuestro éxito y pasamos a hacer otras cosas".

Además, los estados han reducido significativamente sus presupuestos para educación y programas de cesación del tabaquismo, aseguró Pechacek. Además, la industria del tabaco continúa dirigiéndose agresivamente a los adolescentes, dijo, y agregó que "la industria se ha quedado sola con su campaña de $12,000 millones".

Pechacek aseguró que se necesita hacer un nuevo énfasis en lograr que los adolescentes no fumen. "Tenemos una nueva oportunidad con la legislación sobre la FDA [que le da a la agencia la supervisión de la industria del tabaco] y la capacidad que le da a la comunidad de restringir más la publicidad, la promoción y la disponibilidad de los productos del tabaco", dijo.

El esfuerzo necesita combinarse con programas antitabaco más fuertes, como leyes para ambientes libres de humo y aumentos en los impuestos a los cigarrillos, agregó Pechacek. "La capacidad para suspender el advenimiento de nuevos fumadores es crítica", sentenció. "El hecho de que haya un estancamiento tiene implicaciones dramáticas para el futuro. Millones de jóvenes más van a convertirse en adultos y uno de cada tres de ellos morirá de manera prematura".

Según el informe de los CDC, en 1991 cerca de 28 por ciento de los estudiantes de secundaria aseguró que "actualmente fumaba", lo que significa que habían fumado al menos uno de los treinta días precedentes. Para 1997, el porcentaje había aumentado a 36.4 por ciento.

Sin embargo, para 2003, el porcentaje de adolescentes que fumaba había caído a 21.9 por ciento. Desde entonces, el índice de reducción ha disminuido, por lo que, para 2009, el porcentaje de adolescentes que fumaba se había reducido solo un poco a 19.5 por ciento.

El índice de adolescentes que se consideraban a sí mismos como fumadores "frecuentes" (al menos 20 de los 30 días anteriores) aumentó de cerca de 12 por ciento en 1991 a cerca de 17 por ciento en 1997, pero luego se redujo a 9.7 por ciento en 2003 y cayó a 7.3 por ciento en 2009.

El porcentaje de adolescentes que refirió haber fumado alguna vez (aunque fueran una o dos bocanadas) se mantuvo estable en cerca de 70 por ciento durante los noventa, pero se redujo a 58.4 por ciento en 2003. Para 2009, la cifra llegó a 46.3 por ciento.

Los hallazgos fueron publicados en la edición del 9 de julio de la revista Morbidity and Mortality Weekly Report de los CDC.

Matthew L. Myers, presidente de Campaign for Tobacco-Free Kids, aseguró en un comunicado de prensa que "la buena noticia de la Encuesta de conductas de riesgo juveniles 2009 de los CDC es que el índice de tabaquismo en la secundaria (el porcentaje que había fumado el mes anterior) se redujo a 19.5 por ciento en 2009. Esta es la primera vez que se ha reducido por debajo de 20 por ciento y el índice más bajo desde que comenzó esta encuesta en 1991.

"La mala noticia", agregó, "es que el tabaquismo en la secundaria se redujo en apenas 11 por ciento entre 2003 y 2009, frente a la reducción de 40 por ciento entre 1997 y 2003".

El reto para los funcionarios elegidos es combatir el uso del tabaco con la voluntad política y con los recursos que se ajusten al alcance del problema, señaló Myers.

"El uso del tabaco mata a más de 400,000 estadounidenses y cuesta $96,000 millones en costos de atención de la salud cada año", dijo. "Sabemos como ganarle la batalla a este asesino. Lo que hace falta es la voluntad política de hacerlo".

El Dr. Norman H. Edelman, director médico de la Asociación Estadounidense de Neumología, agregó que "el aumento del tabaquismo en este grupo hacia mediados y finales de los noventa es preocupante. La disminución subsiguiente es alentadora, pero la reducción más reciente en el índice de disminución nos recuerda que siempre debemos permanecer alertas a las muchas modalidades que deben y tienen que ser usadas en los esfuerzos de prevención del tabaquismo.

"La reducción en el tabaquismo de los niños en edad escolar debería permitir recompensas sustanciales en el control futuro de enfermedades relacionadas con el tabaquismo", dijo.

Más información

Para más información sobre los adolescentes y el tabaquismo, visite la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?