SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Se disparan las lesiones a medida que aumentan los parques de trampolines

Por Amy Norton, Reportera de HealthDay -
Se disparan las lesiones a medida que aumentan los parques de trampolines

Los huesos rotos y las fracturas son las lesiones más comunes

LUNES, 1 de agosto de 2016 (HealthDay News) -- Están abriendo parques de trampolines por todo Estados Unidos, y las lesiones de los niños también se han disparado, encuentra un estudio reciente.

La popularidad de los parques de trampolines bajo techo, un fenómeno relativamente nuevo, está en aumento, apuntó la Dra. Kathryn Kasmire, investigadora líder del estudio.

En 2011, había solo unos 35 parques de ese tipo, según la Asociación Internacional de Parques de Trampolines (International Association of Trampoline Parks). Para 2014, esa cifra había aumentado a 280.

El aumento parece verse acompañado por un incremento en lesiones graves entre los niños y los jóvenes que visitan los parques.

El equipo de Kasmire encontró que, en apenas unos años, las salas de emergencias de EE. UU. observaron un aumento de 12 veces en la cantidad de pacientes lesionados en parques de trampolines, de 581 en 2010 a casi 7,000 en 2014.

Los niños y los adolescentes conformaron la mayoría de esas visitas a emergencias. Las fracturas de huesos y los esguinces eran las lesiones más comunes. Pero también hubo unas pocas lesiones graves, incluyendo fracturas de cráneo y cuello.

"Es importante que los padres sean conscientes de los riesgos que hay en esos parques", planteó Kasmire, miembro de medicina de emergencias pediátricas del Centro Médico Pediátrico de Connecticut, en Hartford.

Las normas de seguridad de los parques varían, dijo. Algunos prohíben dar "volteretas" en los trampolines, pero otros lo permiten. Algunos limitan la cantidad de personas que pueden estar en un trampolín a la vez, pero otros no.

Usualmente, los parques cuentan con algunas características de seguridad, como paredes acolchadas y empleados que supervisan el lugar.

Pero la impresión externa de seguridad puede ser una "espada de doble filo", advirtió el Dr. Robert Glatter, médico de emergencias del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York.

Las paredes acolchadas y la supervisión de adultos ayudan, comentó Glatter. "Pero pueden dar a los padres una falsa sensación de seguridad", añadió.

Los niños pueden de cualquier forma lesionarse si chocan con otros niños, se golpean contra la estructura del trampolín o caen mal, apuntó Glatter.

Según la asociación de parques de trampolines, el parque de trampolines típico mide hasta 40,000 pies cuadrados (3,716 metros cuadrados) y tiene varias "canchas" de trampolines. Cada cancha contiene varias "camas" de trampolines conectadas entre sí para formar una superficie grande que está encerrada entre paredes acolchadas, o a veces entre trampolines ladeados.

El hecho de que los niños se lesionan al usar trampolines no es nada nuevo. Hace mucho que se reconoce que los trampolines en casa son un peligro potencial, y la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) aconseja a los padres que no los compren.

Esas versiones caseras siguen siendo la causa más común de lesiones en trampolines, encontró el nuevo estudio.

Pero no hubo un aumento en las visitas a emergencias debidas a los trampolines en casa, dijo Kasmire. La tendencia al alza se limitó a lesiones sufridas en parques.

La Dra. Bárbara Pena es directora de investigación del departamento de emergencias del Hospital Pediátrico Nicklaus, en Miami. El aumento en las lesiones en los parques no la sorprendió, porque ha visto la tendencia de primera mano.

"Siempre hemos atendido lesiones en trampolines", comentó Pena. "Pero ahora vemos que cada vez más suceden en parques".

Los hallazgos se basan en expedientes de una muestra nacionalmente representativa de 100 salas de emergencias de hospitales. Entre 2010 y 2014, cada año los hospitales atendieron casi 92,000 lesiones relacionadas con trampolines (de casas y parques) en promedio.

En 2014, casi 7,000 personas acabaron en urgencias tras un accidente en un trampolín.

Los chicos, con una edad promedio de 13 años, se lesionaron con más frecuencia que las chicas. Y los niños más pequeños eran más propensos que los adolescentes o los adultos a sufrir una fractura de hueso. Por ejemplo, las fracturas conformaron casi la mitad de las lesiones de los niños menores de 6 años.

Los niños pequeños pueden tener un riesgo particular si hay niños de mayor edad y mayor tamaño saltando cerca, apuntó Glatter. "Es una receta para el desastre", dijo.

Pena se mostró de acuerdo. "Sin duda debería haber una división por grupos de edad en esos parques", planteó.

Si los padres quieren llevar a la familia a un parque de trampolines, Kasmire ofreció algunos consejos. Supervise a sus hijos en todo momento, prohíba las volteretas y cualquier otra "acrobacia", y tenga cuidado si el área del trampolín está hacinada.

Glatter sugirió hacer que los niños se pongan el mismo tipo de equipamiento protector que usarían para andar en bicicleta o montar en monopatín.

Aunque los niños y los adolescentes conformaron la mayoría de las lesiones en los parques, también hubo pacientes adultos.

Los adolescentes y los adultos son los más propensos a intentar hacer acrobacias, señaló Kasmire. También les ofreció un consejo: "no intente hacer cosas que superen su nivel de habilidad".

Los resultados del estudio aparecen en la edición en línea del 1 de agosto de la revista Pediatrics.

Más información

La Academia Americana de Pediatría ofrece recomendaciones sobre el uso de los trampolines.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad