SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Relacionan los ingresos y las expectativas familiares con el rendimiento en kindergarten

Por Randy Dotinga, Reportero de Healthday -
Relacionan los ingresos y las expectativas familiares con el rendimiento en kindergarten

Los niños obtuvieron unas puntuaciones mejores cuando sus padres se centraban más en la lectura, el uso de la computadora y en el preescolar

A los niños estadounidenses que entran en kindergarten les va peor en las pruebas cuando proceden de familias más pobres con menos expectativas y que se centran menos en la lectura, el uso de la computadora y en la asistencia al preescolar, según una nueva investigación.

Los hallazgos indican la importancia de hacer más para preparar a los niños para el kindergarten, afirmó el coautor del estudio, el Dr. Neal Halfon, director del Centro para Niños, Familias y Comunidades Más Sanos de la Universidad de California, en Los Ángeles.

"La buena noticia es que hay niños a los que les va muy bien", dijo. "Y hay muchos niños con una aparente desventaja que logran mucho más de lo que se podría predecir, porque sus padres están consiguiendo darles lo que necesitan".

El tema a tratar era: ¿Qué necesitan los niños para tener éxito? Los investigadores se propusieron revisar con profundidad las estadísticas para entender mejor el papel de factores como la pobreza. "No queríamos ver solamente a los niños pobres frente a los niños ricos, o los pobres frente a todos los demás", dijo Halfon.

Los investigadores deseaban probar si es realmente verdad (como sugeriría la intuición) que "a uno le irá mejor si se le lee más, si va más a preescolar, si tiene más rutinas regulares y si tiene unos padres con un mayor nivel educativo", añadió Halfon.

Los investigadores examinaron los resultados de un estudio de 6,600 niños angloparlantes e hispanoparlantes que nacieron en 2001. Los niños realizaron pruebas de matemáticas y de lectura cuando entraron en kindergarten, y sus padres contestaron las preguntas de una encuesta. Los investigadores ajustaron entonces los resultados de tal manera que no se sesgaran porque hubiera muchos o pocos niños de ciertos tipos.

Los autores del estudio hallaron que a los niños de familias más pobres les fue peor en las pruebas, incluso si los niños no procedían de familias por debajo del umbral de pobreza.

Hubo otras diferencias entre los que obtuvieron unas puntuaciones altas y bajas. Por ejemplo, solamente el 57 por ciento de los padres de niños que obtuvieron las peores puntuaciones esperaban que su hijo fuera a la universidad, frente al 96 por ciento de los padres de niños que obtuvieron las mejores puntuaciones.

Además, la asistencia a preescolar era más habitual en los que obtuvieron las mejores puntuaciones que en los que obtuvieron las peores: el 89 frente al 64 por ciento. También era más habitual que los que sacaron las puntuaciones más altas usaran la computadora en casa: el 84 frente al 27 por ciento. Los padres también les leían más a los niños que obtuvieron las mejores puntuaciones, según los hallazgos.

Halfon dijo que las expectativas y los planes de los padres tuvieron un gran impacto en si los niños iban a preescolar. "El tipo de actitud y de planes que los padres muestran en la crianza es muy importante", dijo.

Karen Smith, psicóloga pediátrica en la Rama Médica de la Universidad de Texas, alabó el estudio y dijo que apunta a la importancia de ayudar a los padres más pobres a desarrollar técnicas de crianza y empezar a creer que realmente pueden respaldar a sus hijos.

"Los padres de familias con más recursos saben qué hacer cuando llega la hora de leer a sus hijos, probablemente porque a ellos les leyeron", dijo Smith. Los padres más pobres "quizá no tengan dinero para libros, y quizá a ellos mismos no les leían".

Smith y Halfon se mostraron de acuerdo con que es crucial enseñar a los padres más pobres a que críen mejor. Aun así, dijo Halfon, "no existe ningún truco de magia que resuelva el problema", ni siquiera aunque se amplíe el acceso al preescolar. "Eso es necesario", comentó, "pero probablemente no sea suficiente".

El estudio aparece en línea el 19 de enero y en la edición impresa de febrero de la revista Pediatrics.

Más información

Para más información sobre la crianza, visite la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?