SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Relacionan el consumo diario de aspirina con un descenso en el riesgo de cáncer

Relacionan el consumo diario de aspirina con un descenso en el riesgo de cáncer

Un estudio sobre el régimen de baja dosis a largo plazo encuentra hallazgos sorprendentes para muchos tipos comunes de cáncer

LUNES, 6 de diciembre (HealthDay News/HolaDoctor) -- Una investigación reciente revela que tomar una aspirina diaria de baja dosis a largo plazo reduce de forma drástica el riesgo de morir a causa de una amplia gama de cánceres.

Específicamente, un equipo de investigación británico encontró evidencias de que tomar una aspirina diaria de baja dosis (75 miligramos) durante al menos cinco años reduce el riesgo de fatalidades entre un 10 y 60 por ciento en función del tipo de cáncer.

Los hallazgos se derivan de un análisis reciente de ocho estudios en el que participaron más de 25,500 pacientes, que se había llevado a cabo en principio para examinar el potencial de protección de un régimen de aspirina de baja dosis sobre las enfermedades cardiovasculares.

Las observaciones actuales tienen lugar después de que el mismo equipo realizara una investigación anterior, que reportó en octubre que un régimen a largo plazo de aspirina de baja dosis parece reducir el riesgo de muerte por cáncer colorrectal en un tercio.

"Estos hallazgos ofrecen la primera prueba en hombres de que la aspirina reduce las muertes por diversos tipos de cánceres comunes", apuntó el equipo del estudio en un comunicado de prensa.

Pero el autor principal del estudio, el Prof. Peter Rothwell, del Hospital John Radcliffe y la Universidad de Oxford, subrayó que "estos resultados no significan que todos los adultos deben comenzar de inmediato a tomar aspirina".

"Aunque sí demuestran nuevos beneficios importantes que no han sido tomados en cuenta con anterioridad para las recomendaciones de las directrices", agregó, señalando que" las directrices han advertido como es debido de que en personas sanas de mediana edad el pequeño riesgo de sangrado por tomar aspirina contrarresta en parte los beneficios de prevención de accidentes cerebrovasculares y ataques cardiacos".

"Pero las reducciones de las muertes por diversos tipos comunes de cánceres alterarán a partir de ahora este balance para muchas personas", sugirió Rothwell.

Rothwell y sus colegas publicaron sus hallazgos el 7 de diciembre en la edición en línea de The Lancet.

La investigación que tomó parte de la revisión actual se llevó a cabo durante un periodo promedio de cuatro a ocho años. A los pacientes (algunos de los cuales recibieron un régimen de aspirina de dosis baja, mientras que otros no) se les dio seguimiento durante 20 años.

Los autores determinaron que si bien los estudios estaban en marcha, el riesgo global de muerte por cáncer se redujo en 21 por ciento entre los que tomaban aspirina de baja dosis. Sin embargo, los beneficios a largo plazo para algunos cánceres específicos se empezaron a observar a los cinco años después de que finalizaran los estudios.

A los cinco años, las muertes por cánceres gastrointestinales habían disminuido un 54 por ciento entre los pacientes que tomaban aspirina de baja dosis.

El impacto protector de la aspirina de baja dosis sobre el cáncer de estómago y colorrectal no se observó hasta después de diez años, y en cuanto al cáncer de próstata, los primeros beneficios aparecieron después de 15 años.

Veinte años después de comenzar por primera vez el programa de aspirina de baja dosis, el riesgo de muerte se redujo en 10 por ciento entre los pacientes de cáncer de próstata, en 30 por ciento entre los pacientes de cáncer de pulmón (aunque solo en aquellos que tenían adenocarcinomas, el tipo de cáncer que se observa normalmente entre los no fumadores), en 40 por ciento entre los pacientes de cáncer colorrectal y en 60 por ciento entre los pacientes de cáncer esofágico.

El impacto potencial de la aspirina sobre las tasas de mortalidad de los cánceres de páncreas, estómago y cerebral fueron más difíciles de medir, apuntaron los autores, debido a la escasez relativa de muertes por estas enfermedades específicas.

También hallaron que la aspirina de alta dosis no pareció aumentar el beneficio protector. Y aunque ni el historial de tabaquismo ni el sexo parecieron afectar el impacto de la aspirina de baja dosis, la edad sin duda lo hizo: el riesgo de muerte a 20 años se redujo de forma drástica entre los pacientes mayores.

Y aunque advierten que se necesitan más investigaciones para confirmar este "estudio preliminar", los autores sugieren que las personas que empiecen un régimen a largo plazo de aspirina de baja dosis en la última etapa de sus 40 o 50 años de edad son las que probablemente más se beneficiarán.

El Dr. Alan Arslan, profesor asistente en los departamentos de obstetricia y ginecología y medicina ambiental del Centro Médico Langone de la Universidad de Nueva York (NYU), describió los hallazgos como "muy significativos".

"Este es el estudio de mayor tamaño que demuestra que tomar aspirina por un periodo largo de tiempo reduce el riesgo de muerte a causa de muchos cánceres, sobre todo de los cánceres gastrointestinales", apuntó.

"El mensaje final para los pacientes es que si alguien toma aspirina de baja dosis o regular, esto puede reducir su riesgo de muerte por cáncer", agregó Arslan. "Sin embargo, si una persona no toma aspirina actualmente debería hablar con su médico antes de comenzar a hacerlo. La aspirina tiene riesgo de efectos secundarios, tales como sangrado y accidente cerebrovascular".

Más información

Para más información sobre la aspirina, visite los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?