SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Relacionan el abuso emocional sufrido en la niñez con el riesgo de sufrir migrañas en la adultez

Relacionan el abuso emocional sufrido en la niñez con el riesgo de sufrir migrañas en la adultez

Pero no se observó una asociación parecida con el abuso físico y el sexual, según unos investigadores

MIÉRCOLES, 2 de marzo de 2016 (HealthDay News) -- Los adultos que sufrieron un abuso emocional cuando eran niños podrían tener un riesgo más alto de migrañas, pero no se observó dicho vínculo con el abuso físico o sexual, reportan los investigadores.

"El abuso emocional mostró el vínculo más fuerte con el aumento del riesgo de sufrir migrañas", comentó en un comunicado de prensa de la Academia Americana de Neurología (American Academy of Neurology) la autora del estudio, la Dra. Gretchen Tietjen, de la Universidad de Toledo, en Ohio. "Sufrir abusos en la niñez puede provocar efectos duraderos en la salud y el bienestar".

Pero aunque el estudio mostró una asociación entre el abuso emocional en la niñez y la migraña, no demostró que hubiera una relación de causalidad, indicó Tietjen.

De los casi 14,500 adultos jóvenes del estudio, a aproximadamente un 14 por ciento les habían diagnosticado que sufrían de migrañas. Alrededor del 47 por ciento dijeron que sufrieron abusos emocionales en la niñez, un 18 por ciento dijeron que habían sufrido abusos físicos y el 5 por ciento habían sido víctimas de abusos sexuales.

El 61 por ciento de los que sufrieron de migrañas dijeron que habían sufrido abusos cuando eran niños, frente al 49 por ciento de los que no tenían migrañas. Tras tomar en cuenta la edad, los ingresos, la raza y el sexo, los investigadores concluyeron que los adultos con antecedentes de abusos en la niñez tenían un 55 por ciento más probabilidades de sufrir migrañas que los que no habían recibido abusos.

Un análisis con mayor profundidad reveló que los que habían sufrido abusos emocionales en la niñez tenían un 52 por ciento más de probabilidades de experimentar migrañas que los que no habían sido víctimas de abusos. Pero los adultos que sufrieron abusos físicos o sexuales durante la niñez no tuvieron un riesgo de migrañas significativamente más alto que los que no sufrieron abusos.

Para realizar el estudio, el abuso físico se definió como recibir puñetazos, patadas o empujones. El abuso sexual incluyó ser forzado a recibir tocamientos sexuales o a mantener relaciones sexuales, dijeron los investigadores.

El vínculo entre los abusos emocionales durante la niñez y el aumento del riesgo de sufrir migrañas más adelante se mantuvo cuando los investigadores tomaron en cuenta a la depresión y la ansiedad. En el análisis, los adultos que habían sufrido abusos emocionales en la niñez tenían un 32 por ciento más de probabilidades de experimentar migrañas que los que no habían sido víctimas de abusos.

"Se necesita más investigación para comprender mejor esta relación entre el abuso en la niñez y las migrañas. Esto también es algo que quizá los médicos quizá deban tener en cuenta cuando traten a las personas con migrañas", dijo Tietjen.

Los hallazgos se presentarán en abril en la reunión anual de la Academia Americana de Neurología en Vancouver, Canadá. Las investigaciones presentadas en las reuniones se consideran preliminares hasta que se publican en una revista revisada por profesionales.

Más información

La Academia Estadounidense de Médicos de Familia (American Academy of Family Physicians) ofrece más información sobre las migrañas.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad