SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Reducir los dulces puede ayudar a los corazones de los niños

Reducir los dulces puede ayudar a los corazones de los niños

Los factores de riesgo mejoraron después de solo 10 días de restricción del azúcar, según un estudio

MARTES, 19 de julio de 2016 (HealthDay News) -- Consumir menos azúcar (no calorías) es la clave para reducir el riesgo de enfermedades cardiacas entre los niños obesos, sugiere un nuevo estudio.

Controlar la ingesta de azúcar de los niños mejoró sus niveles de triglicéridos (un tipo de grasa o "lípido" en la sangre) además de sus niveles de una proteína asociada con la enfermedad cardiaca, conocida como ApoC-III, descubrieron los investigadores.

"Las respuestas de lípidos en la sangre de estos niños es nada menos que sorprendente, y no está relacionado con las calorías ni con el cambio de peso", dijo el segundo autor del estudio, el Dr. Robert Lustig, endocrinólogo pediátrico en el Hospital Pediátrico Benioff de la Universidad de California, de San Francisco.

"Para llegar a este grado de reducción de lípidos y proteínas simplemente comiendo menos, un paciente necesitaría perder. . . una quinta parte de su peso corporal", explicó Lustig en un comunicado de prensa de la universidad.

El estudio contó con 43 niños obesos de 9 a 18 años de edad que tenían al menos un trastorno del metabolismo crónico, como hipertensión, un nivel alto de triglicéridos o un marcador de hígado graso. Todos los niños eran negros o hispanos. Esos grupos tienen un riesgo más alto de trastornos que alteran el metabolismo normal, indicaron los investigadores.

Durante nueve días, los niños comieron y bebieron tal y como lo harían normalmente con una excepción: todos los alimentos azucarados, como el yogur azucarado y los pasteles, fueren reemplazados por artículos almidonados, como bagels y pizza.

En general, la cantidad de azúcar en la dieta de los niños se redujo desde el 28 por ciento a solamente el 10 por ciento de las calorías totales, y la fructosa se redujo desde el 12 por ciento hasta el 4 por ciento del total de calorías, mostraron los hallazgos.

Los análisis de sangre realizados antes y después del periodo de estudio hallaron que reducir la ingesta de azúcar de los niños resultó en un descenso del 33 por ciento en los triglicéridos y del 49 por ciento en la ApoC-III.

El primer autor del estudio, el Dr. Alejandro Gugliucci, dijo que "aunque las estatinas son efectivas reduciendo el [colesterol 'malo'] LDL, solamente reducen el riesgo de enfermedad cardiaca en un 50 por ciento. El otro villano es el nivel de triglicéridos lípidos y la proteína ApoC-III asociada".

Gugliucci, profesor y decano asociado de investigación en la Facultad de Medicina Osteopática de la Universidad de Touro, en California, añadió que el nuevo estudio encontró "que solamente el hecho de reducir el consumo de azúcar hizo un gran trabajo disminuyendo estos dos factores de riesgo en un 30 y un 50 por ciento".

Los investigadores indicaron que la LDL pequeña y densa, un tipo de colesterol vinculado a la enfermedad cardiaca, también desapareció.

"Muchos investigadores creen ahora que un colesterol LDL alto es malo solamente cuando está empacado en pequeñas agrupaciones, las llamadas LDL pequeñas y densas. En nuestro estudio encontramos que las LDL pequeñas y densas, que no se observan normalmente en los niños, desaparecieron. También descubrimos que la partícula del [colesterol 'bueno'] HDL aumentó de tamaño, lo que es consistente con la protección cardiovascular", comentó Gugliucci en el comunicado de prensa.

Las calorías del azúcar son simplemente distintas de otras calorías, sugirieron los autores del estudio.

Lustig explicó que "el azúcar se metaboliza únicamente en grasa en el hígado, lo que lleva a la acumulación de grasa en el torrente sanguíneo, motivando la enfermedad cardiaca. Mientras nos enfoquemos en el total de calorías en lugar de en qué son esas calorías y cómo se metabolizan, la epidemia de obesidad, de diabetes y de enfermedad cardiaca continuará".

Los hallazgos del estudio fueron publicados en línea el 19 de julio en la revista Atherosclerosis.

Más información

El Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de EE. UU. tiene más información sobre los factores de riesgo de la enfermedad cardiaca.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?