SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Reducir la ingesta de sal podría resultar nocivo para los pacientes de insuficiencia cardiaca, según un estudio

Por Dennis Thompson, Reportero de HealthDay -
Reducir la ingesta de sal podría resultar nocivo para los pacientes de insuficiencia cardiaca, según un estudio

Pero el hallazgo es preliminar y se necesita mucha más investigación para evaluar la hipótesis, señalan los expertos

LUNES, 28 de diciembre de 2015 (HealthDay News) -- Durante décadas, los médicos han instado a los pacientes de insuficiencia cardiaca a reducir su ingesta de sal como forma de conservar su salud.

Pero un nuevo estudio sugiere, aunque no prueba, que ese consejo podría ser dañino, aumentando potencialmente el riesgo de muerte u hospitalización de un paciente de insuficiencia cardiaca.

Los pacientes con una insuficiencia cardiaca moderada que seguían una dieta baja en sodio tenían un 85 por ciento más de probabilidades de morir o de necesitar ser hospitalizados por una afección cardiaca, en comparación con unos pacientes con una enfermedad parecida que no restringieron su ingesta de sal, hallaron los investigadores.

"La idea aceptada es que la sal es mala", dijo el investigador principal, el Dr. Rami Doukky, cardiólogo y profesor asociado del Centro Médico de la Universidad de Rush, en Chicago. "Este estudio dice que no es tan sencillo. Quizá deberíamos tomárnoslo con un grano de sal, y perdón por el juego de palabras".

Pero Doukky y otros cardiólogos advirtieron que los hallazgos del estudio son muy preliminares y que los pacientes de insuficiencia cardiaca no deben interpretarlos como un permiso para usar el salero. Se necesitan ensayos clínicos rigurosos para evaluar más la seguridad de esta hipótesis, señalaron los expertos.

"Este estudio tiene como objetivo alertarnos del hecho de que debemos investigar más este asunto. Antes, dábamos [el consumo de sal] por hecho, y ahora ha llegado el momento de abordarlo con ensayos más definitivos", comentó Doukky.

Hace mucho que los médicos suponen que la sal es mala para los pacientes de insuficiencia cardiaca, dado que el mineral hace que el cuerpo retenga agua y atraiga fluidos adicionales a los vasos sanguíneos, explicó Doukky.

Fisiológicamente, la suposición tiene sentido, dijo el Dr. Clyde Yancy, jefe de cardiología de la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad de Northwestern, en Chicago.

Los pacientes de insuficiencia cardiaca tienen problemas con la retención de fluidos porque su corazón late demasiado débilmente como para combatir la fuerza de la gravedad, lo que permite que la sangre y el agua se acumulen en los pulmones, pies, tobillos y piernas, según los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU.

La sal también aumenta la presión arterial al atraer agua a las arterias y las venas, según la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association), y hace mucho que se sabe que la hipertensión es un factor de riesgo de la enfermedad cardiaca.

Pero algunos estudios recientes han planteado dudas sobre esas suposiciones que se han mantenido durante tanto tiempo, al sugerir que una dieta baja en sodio podría en realidad ser nociva para los pacientes de insuficiencia cardiaca, apuntó Doukky.

Para evaluarlo, Doukky y sus colaboradores obtuvieron acceso a una base de datos de un ensayo clínico que siguió a pacientes de insuficiencia cardiaca durante un promedio de tres años, y que registró su consumo de sal mediante un cuestionario de alimentos.

Los investigadores examinaron a 833 pacientes del estudio, entre ellos 130 pacientes que seguían una dieta con sal restringida. Se les emparejó con 130 pacientes que no restringieron su consumo de sal.

Alrededor del 42 por ciento de los pacientes que llevaban una dieta baja en sodio al final murieron o fueron hospitalizados por problemas cardiacos, en comparación con un 26 por ciento de los pacientes sin restricciones respecto a la sal, hallaron los investigadores.

"Para nuestra sorpresa, encontramos que los pacientes que restringían la sal tuvieron peores resultados que los que tomaban sodio más libremente", comentó.

Los hallazgos del estudio aparecen en la edición en línea de JACC: Heart Failure, una revista publicada por el Colegio Americano de Cardiología (American College of Cardiology).

Doukky planteó la teoría de que reducir la sal podría descontrolar los volúmenes de fluidos de los pacientes de insuficiencia cardiaca, con consecuencias potencialmente nocivas.

"La idea es que la restricción del sodio conduce a una contracción del volumen de fluidos del cuerpo, y eso activa a ciertas hormonas que intentan retener los fluidos en el cuerpo y que podrían potencialmente acelerar el proceso de la insuficiencia cardiaca", comentó.

Yancy anotó que los nuevos hallazgos no deben aplicarse a personas sanas sin problemas cardiacos. La sal sigue siendo un importante factor de riesgo de hipertensión, que puede provocar enfermedades del corazón, ataques cardiacos y accidentes cerebrovasculares.

Más información

Para más información sobre la sal y la salud, visite la Asociación Americana del Corazón.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad