Editar mi perfil

Cerrar

¿Reducir la ingesta de calorías ayuda a vivir más?

Por -

Desde siempre el ser humano ha soñado con encontrar el elixir de la eterna juventud, la clave mágica para retrasar el reloj biológico y los problemas de salud relacionados con la edad, ese secreto para vivir más, podría estar en nuestras manos con sólo reducir el consumo diario de calorías, así se desprende de un estudio realizado en la Universidad de Wisconsin, Estados Unidos.

Según la investigación realizada en un modelo animal y publicada en la revista Nature Communications, restringir en un 30% la ingesta diaria de calorías reduce la mortalidad, fortalecer la salud y puede ayudar a prevenir muchas de las enfermedades asociadas a la vejez, como la diabetes o las enfermedades cardiovasculares, un hallazgo que refuerza resultados similares en hongos, gusanos, moscas y roedores, y sugiere que otros primates -incluidos los humanos- podría también beneficiarse y aumentar su expectativa de vida.

La conclusión anterior es el resultado de una investigación que dio inicio en 1989 con un grupo de 76 primates jóvenes que fueron divididos al azar en dos grupos: uno que se sometió a la dieta reducida en calorías y el otro que siguió una alimentación normal y sirvió de control.

Comer menos para vivir más

25 años después del inicio del ensayo clínico, los científicos descubrieron que la mitad de los monos que comían libremente sobrevivió, mientras que del otro grupo (el que seguía una dieta con un 30% menos de calorías) un 80% de los animales aún estaban vivos.

Además, aquellos macacos que comieron a su antojo multiplicaron por tres el riesgo de muerte y enfermedades vinculadas con la edad que aquellos que estaban a dieta de calorías que tuvieron la mitad de enfermedades cardiacas y cáncer, y no se registraron casos de diabetes entre ellos.

De acuerdo a los resultados, entre los animales que no tenían límite para comer, murieron 28 por causas relacionadas con la edad, mientras que sólo hubo 10 fallecidos en el grupo con la dieta restringida. Las causas de muerte fueron principalmente diabetes, cáncer, enfermedades cardiovasculares y atrofia cerebral.

"Las marcadas similitudes anatómicas, fisiológicas y de comportamiento entre primates humanos y no humanos hace que los segundos sean especialmente apropiados para profundizar en el conocimiento de la biología del envejecimiento de las personas", explicaron los autores de la investigación.

La dieta hipocalórica

Una dieta hipocalórica es aquella que provee menos calorías que una dieta normal. Las dietas hipocalóricas suelen utilizarse para bajar de peso, sin embargo, también tienen beneficios para la presión sanguínea, el azúcar en sangre, el colesterol y los triglicéridos, de acuerdo con la Clínica Mayo.

Para que una dieta hipocalórica sea saludable necesita brindar los nutrientes esenciales. Según el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA), los alimentos bajos en calorías con alto contenido de vitaminas y minerales pueden ayudar a bajar de peso y a la salud general. Algunos ejemplos incluyen frutas, vegetales, cereales integrales, frijoles y legumbres, productos lácteos descremados, aves, carnes sin grasa, pescados y mariscos.

La Clínica Mayo refiere que los alimentos inadecuados para una dieta hipocalórica incluyen: alimentos con mucha grasa, azúcar y alcohol. Los alimentos con mucha grasa y azúcar incluyen manteca, margarina, crema, manteca de cerdo, aceite, mayonesa, aderezos y sopas cremosas, algunos quesos, postres, pastelería, dulces y helado. La comida rápida, los snacks, las comidas congeladas y las altamente procesadas también suelen tener muchas calorías y deben limitarse o evitarse en una dieta hipocalórica.

Las mujeres y hombres deberían consumir al menos 1,200 y 1,500 calorías, respectivamente, para mantenerse saludables, según refiere la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

Más para leer:

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo