SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

¿Qué tan bien funciona el recién aprobado 'balón' para perder peso?

Por Dennis Thompson, Reportera de HealthDay -
¿Qué tan bien funciona el recién aprobado 'balón' para perder peso?

Un experto anota que probablemente solo sea efectivo para la pérdida de peso a corto plazo

MIÉRCOLES, 29 de julio de 2015 (HealthDay News) -- La aprobación por parte de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. de un balón implantado de forma temporal para perder peso podría tener a muchos preguntándose cómo, y qué tan bien, funciona.

El dispositivo, conocido como Sistema Integrado de Doble Balón ReShape, está conformado por dos balones conectados rellenos de solución salina. Los balones ocupan espacio en el estómago, lo que presuntamente hace que las personas se sientan más satisfechas antes, apuntó el martes la FDA en su anuncio.

Pero el dispositivo solo puede utilizarse seis meses a la vez, y probablemente no sea una alternativa para las personas que requieren de una cirugía de bandas gástricas ajustables, grapado de estómago u otras formas de cirugía bariátrica, apuntó el Dr. Mitchell Roslin, jefe de cirugía para la obesidad del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York.

"Será efectivo para la pérdida de peso a corto plazo", dijo Roslin, "pero todavía hay una pregunta abrumadora: ¿ofrecerán estos dispositivos algún beneficio a largo plazo para la obesidad?".

"No creo que llegue a ser parte del algoritmo médico para tratar la obesidad", añadió. "Creo que será para gente que quiera perder peso con bastante rapidez".

En un ensayo clínico, el sistema ReShape ayudó a las personas a multiplicar su pérdida de peso por más de dos en comparación con los que intentaban perder peso mediante la dieta y el ejercicio, señalaba un comunicado de prensa de la FDA. Ese ensayo clínico fue financiado por la compañía que fabrica el sistema ReShape, según una presentación en la reunión anual de la Sociedad de la Obesidad (Obesity Society), en Boston.

El dispositivo está disponible para las personas obesas que no califican para los procedimientos quirúrgicos para perder peso, según la FDA. Las personas obesas que tienen un índice corporal (un cálculo aproximado de la grasa corporal según la estatura y el peso) de entre 30 y 40 y al menos una afección de salud relacionada con la obesidad son elegibles para el nuevo procedimiento, señaló la agencia. Entre las afecciones de salud relacionadas con la obesidad se encuentran la hipertensión, la diabetes tipo 2 y el colesterol alto.

También está previsto para las personas que no han tenido éxito al intentar perder peso solo con dieta y ejercicio, dijo la agencia.

Los médicos insertan los balones a través de un tubo, que pasa al estómago a través de la garganta, y entonces los llenan con una solución salina que contiene un tinte azul. Colocar los balones tarda unos ocho minutos, y sacarlos unos 14, según el Dr. Jaime Ponce, director médico del programa de cirugía bariátrica del Centro Médico Hamilton en Dalton, Georgia. Ponce fue el investigador principal del ensayo clínico del sistema ReShape.

El dispositivo no cambia la anatomía natural del estómago, según la FDA. Se indica a los pacientes que sigan una dieta y un plan de ejercicio bajo supervisión médica, para ayudarles a perder peso mientras tengan el dispositivo en el estómago, y a mantener la pérdida de peso una vez el dispositivo se saque.

Se usa un par de balones conectados porque versiones anteriores de un solo balón tendían a desprenderse y a migrar hacia abajo en el tracto digestivo, bloqueando los intestinos, explicó Roslin.

Con ReShape, si uno de los balones se rompe, el otro balón lo mantendrá en el estómago. El tinte azul del que está lleno el balón dará a la orina del paciente un color azul, informando a la persona de que uno de los balones se ha roto. Entonces, los médicos pueden recuperar el dispositivo completo.

Un efecto secundario común del dispositivo son las náuseas. En el ensayo clínico, hubo que retirar los balones prematuramente a alrededor del 15 por ciento de los pacientes debido a náuseas intolerables, según Ponce.

"Los primeros días se asocian con un nivel bastante alto de náuseas, y se necesita cierto entrenamiento para superarlas", comentó Roslin.

Otro efecto secundario problemático son las úlceras gástricas provocadas por el roce de los balones contra la pared estomacal. Alrededor del 35 por ciento de los pacientes del ensayo clínico sufrieron úlceras, pero los investigadores dijeron que la mayoría de las úlceras eran pequeñas y superficiales.

Roslin cree que, por ahora, los pacientes tendrán que pagar por el ReShape. "El seguro no lo reembolsará, al menos en esta primera generación, y sin duda tampoco en el futuro cercano", dijo.

Los balones han estado disponibles en Europa desde 2011, donde su precio promedio es de unos 6,200 dólares, según el fabricante, ReShape Medical Inc., de California.

Las personas que inicialmente usarán ReShape serán las que puedan pagarlo de su propio bolsillo y que necesiten bajar de peso rápidamente, dijo Roslin.

En el ensayo clínico, los 187 participantes que usaron el dispositivo perdieron en promedio más de 14 libras (unos 6.4 kilos), o alrededor del 7 por ciento de su peso corporal total. Los pacientes que no recibieron el dispositivo perdieron más o menos la mitad de esa cantidad de peso, poco más del 3 por ciento de su peso corporal total, señaló la FDA.

Más información

Para más información sobre cómo el sobrepeso y la obesidad afectan a la salud, visite el Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?