Comentarios

¿Puede una dieta rica en proteínas y baja en carbohidratos mejorar el tratamiento para la fertilidad?

Publicado - Por Amy Norton, Reportero de Healthday

0 Comentarios | Tamaño del texto:
Esa es la conclusión de un pequeño estudio inicial de mujeres que se sometieron a fertilización in vitro

LUNES, 6 de mayo (HealthDay News) -- Las mujeres que se someten a un tratamiento para la infertilidad quizás tengan más probabilidades de concebir si ingieren una buena cantidad de proteínas en la dieta, sugiere un pequeño estudio reciente.

El estudio, de 120 mujeres que se sometieron a una fertilización in vitro (FIV) en un centro médico, halló que las que comían bastantes proteínas y relativamente pocos carbohidratos tenían más probabilidades de quedar embarazadas.

Entre las mujeres que obtenían al menos el 25 por ciento de sus calorías diarias a partir de las proteínas, el 67 por ciento quedaron embarazadas. Esto es en comparación con el 32 por ciento de las mujeres que consumían menos proteínas en sus dietas. Además, las mujeres que ingerían muchas proteínas y relativamente pocos carbohidratos (menos del 40 por ciento de sus calorías) tuvieron la tasa más alta de embarazos, con un 80 por ciento.

Los expertos advirtieron que los hallazgos no significan que las mujeres con problemas de fertilidad deberían llenarse de filetes, huevos y mantequilla. Pero sí se mostraron de acuerdo en que los resultados apuntan a un rol importante de la dieta en las probabilidades de concebir de una mujer.

"Creo que el mensaje para las pacientes de infertilidad es que presten atención a lo que comen", planteó el Dr. James Grifo, director de programa del Centro de Fertilidad de la NYU en la ciudad de Nueva York, quien no participó en el estudio.

"Cuando alguien se somete a un tratamiento para la fertilidad, hay pocas cosas sobre las que tiene control", señaló Grifo. "Pero lo que se come es una de ellas".

Pero advirtió contra una "interpretación excesiva" de los hallazgos, que fueron presentados el lunes en la reunión anual del Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists), en Nueva Orleáns. Debido a que este estudio se presentó en una reunión médica, sus datos y conclusiones deben ser considerados como preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

El estudio contó con un grupo pequeño y selecto de mujeres, dijo Grifo, y no está claro precisamente por qué las mujeres que comían más proteínas tenían más probabilidades de éxito con la FIV.

Un motivo, especuló Grifo, podría ser que las mujeres que comen muchas proteínas ingieren muchas menos "calorías vacías" a partir de alimentos procesados, en los que abunda la dieta típica de EE. UU.

Los alimentos procesados con frecuencia son ricos en carbohidratos simples, y en teoría, los efectos de esos carbohidratos sobre la insulina y otras hormonas podrían afectar a la fertilidad de las mujeres, explicó Grifo.

El Dr. Jeffrey Russell, quien lideró el estudio, dijo que cree que tanto las proteínas adicionales como la reducción en los carbohidratos son importantes. La proteína de la dieta (en cualquier forma) podría ser esencial para la calidad de los óvulos de una mujer, señaló Russell, quien dirige el Instituto de Reproducción de Delaware, en Newark, Delaware.

Para el estudio, el equipo de Russell pidió a 120 mujeres que llevaran un diario de sus dietas durante tres días antes de someterse a la FIV. Usaron un programa de software para calcular la cantidad de proteínas y carbohidratos que las mujeres consumían a diario.

Al final resultó que 48 mujeres obtenían al menos el 25 por ciento de sus calorías diarias a partir de las proteínas, y el 67 por ciento de ellas quedaron embarazadas. Las demás 72 mujeres comían menos proteínas, y su tasa de embarazo fue sustancialmente más baja, con un 32 por ciento.

Russell dijo que, en promedio, no hubo diferencia entre ambos grupos respecto al índice de masa corporal, una medida del peso en relación con la estatura. Un índice de masa corporal alto se ha relacionado con menos éxito en la FIV, pero Russell dice que cree que se necesita prestar más atención a la calidad de la dieta, independientemente del peso de una mujer.

Kim Ross, nutricionista del Centro de Fertilidad de la NYU, comentó que los nuevos resultados son interesantes y que subrayan la importancia de que las mujeres que se someten a un tratamiento para la fertilidad lleven una alimentación saludable.

"Pero no quiero que interpreten que esto significa que deben llenarse de productos de animales", advirtió.

Ross dijo que es probable que las mujeres que comían muchas proteínas y pocos carbohidratos consumían más "alimentos integrales" y menos comida procesada que otras mujeres. Los alimentos procesados en la dieta estadounidense típica, incluso los que parecen ser bastante saludables, con frecuencia son pobres en nutrientes de todos los tipos, lamentó Ross.

Otras investigaciones respaldan la idea de que una dieta bien equilibrada y nutritiva ayuda a la fertilidad. Estudios recientes han vinculado la dieta mediterránea con unas mayores probabilidades de concebir, en comparación con la dieta occidental estándar, tanto en las mujeres que se someten a una FIV como en las que lo intentan de forma natural.

La dieta mediterránea tradicional es pobre en carnes rojas, lácteos y alimentos procesados, pero rica en frutas y verduras frescas, pescado, aceite de oliva y granos integrales.

Tanto Ross como Grifo señalaron que las grasas "buenas", como las halladas en los aceites vegetales, más frutas, verduras y otros carbohidratos saludables, son importantes para las mujeres que se someten a una FIV, igual que para todo el mundo.

Russell apuntó que, actualmente, a las mujeres de su centro se las asesora rutinariamente sobre la nutrición antes de someterse a una FIV. Si consumen menos de un 25 por ciento de proteínas, se les aconseja sobre cómo añadir más a sus dietas y reducir los carbohidratos vacíos.

Al aconsejar a las mujeres en el centro de la NYU, Ross dice que observa lo que las mujeres ya hacen respecto a la dieta y al estilo de vida, y procede a partir de esa información. Algunas mujeres podrían necesitar más proteínas, pero otras no, aclaró.

Y aunque el estudio actual se concentró en las mujeres, Ross señaló que la nutrición de los hombres es importante para la calidad del esperma, así que aconseja tanto a mujeres como a hombres antes de y durante el tratamiento de la infertilidad.

Más información

Para más información sobre los problemas de fertilidad, visite el Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo

Compartir e Imprimir:

Comparte tu opinión

Ingresar o Ingresar con Facebook
En favor
En contra
Por favor, escribe un comentario!
Este comentario ha sido reportado
Publicado
Responder
Reportar

Comentarios

Mostrando 0 - 0 de 0

Siguiente Anterior
Cerrar

Publicidad

http://s1.hdstatic.net/gridfs/holadoctor/