SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Pruebas para prevenir el cáncer de piel

Pruebas para prevenir el cáncer de piel

Dos estudios resaltan la importancia de las evaluaciones dermatológicas anuales, incluso si los pacientes se muestran reacios

LUNES, 17 de enero (HealthDay News/HolaDoctor) -- Una investigación reciente halla que los pacientes que están en riesgo elevado de melanoma se benefician de un programa de seguimiento que puede detectar el cáncer de piel mortal en etapa inicial. Otro estudio apunta que muchas personas se avergüenzan de que un médico examine su piel en busca de lesiones sospechosas.

Ambos estudios aparecen en la revista Archives of Dermatology.

Las personas que están en riesgo elevado de melanoma, la forma más mortal de cáncer de piel, incluidos los que tienen piel clara, son rubias o pelirrojas, tienen ojos azules, pecas y/o antecedentes familiares de la enfermedad, así como los que han estado expuestos a radiación UV-A artificial o han sufrido quemaduras solares graves, sobre todo durante la infancia.

"Los pacientes de alto riesgo que caben dentro de este perfil deben ser evaluados [para detectar cáncer de piel] anualmente junto con otras medidas de vigilancias para el cáncer de colon, las mamografías, etc.", según informó la Dra. Michele Greene, dermatóloga del Hospital Lenox Hill de la ciudad de Nueva York. Greene no participó en la nueva investigación.

En el primer estudio, realizado en España, participaron 40 pacientes de melanoma que estaban en un programa de seguimiento especial para individuos de alto riesgo, así como 161 pacientes de melanoma que simplemente fueron remitidos a otro médico en el mismo hospital. Todos los diagnósticos de melanoma se realizaron por medio de dermoscopia una evaluación microscópica no invasiva de una lesión cutánea.

Los investigadores hallaron que apenas el 12 por ciento de los melanomas diagnosticados en el programa de seguimiento cumplieron los cuatro criterios para detectar melanoma: asimetría, bordes desiguales, colores y estructuras dermoscópicas diferenciales, frente a cerca de 64 por ciento de los melanomas diagnosticados en el grupo remitido a un médico.

Además, el 70 por ciento de los melanomas diagnosticados en el grupo de seguimiento no se habían propagado más allá del lugar inicial, frente al 28 por ciento del grupo remitido. Los tumores también tendían a ser más delgados en el grupo de seguimiento.

En el grupo de seguimiento, los melanomas se diagnosticaron en las etapas iniciales, el 70 por ciento en la etapa cero y el 30 por ciento en la etapa IA. En el grupo de seguimiento, el 28 por ciento de los melanomas se diagnosticaron en la etapa cero, el 37.6 por ciento en la etapa IA, cerca del 13 por ciento en la etapa IB, cerca del 11 por ciento en la etapa II, el 8.5 por ciento en la etapa III y el 2.4 por ciento en la etapa IV.

El estudio aparece publicado en línea el lunes y aparecerá en la edición impresa de mayo de la revista.

El otro estudio, que aparece en la edición de enero de la revista, halló que la vergüenza del paciente, las restricciones de tiempo y otras afecciones podrían evitar que los médicos realicen exámenes regulares de cuerpo completo de sus pacientes.

También halló que los dermatólogos tienen muchas más probabilidades que los internistas y los médicos familiares de hacer estas evaluaciones de cáncer de piel.

Los investigadores analizaron las respuestas a encuestas de 679 dermatólogos, 559 médicos especializados en medicina familiar y 431 internistas de los EE. UU. Los resultados mostraron que los exámenes regulares de toda la piel fueron realizados por el 81.3 por ciento de los dermatólogos, frente a apenas el 59.6 por ciento de los médicos familiares y el 56.4 por ciento de los internistas.

Las razones más comunes para no permitir este tipo de examen fueron la vergüenza o renuencia del paciente, la falta de tiempo y otras enfermedades.

La falta de tiempo fue citada por el 54.5 por ciento de los internistas y el 54.4 por ciento de los médicos familiares, frente a apenas cerca del 31 por ciento de los dermatólogos. Cerca del 44 por ciento de los dermatólogos y del 33 por ciento de los internistas, así como poco más del 31 por ciento de los médicos familiares citaron vergüenza o renuencia del paciente.

Identificar estas barreras puede ayudar a los proveedores de cuidados de la salud a superarlas, según un equipo dirigido por Susan A. Oliveria del Centro Oncológico Conmemorativo Sloan-Kettering de la ciudad de Nueva York.

Greene estuvo de acuerdo en que el examen de piel del cuerpo completo debe ser obligatorio para todos los que están en riesgo de cáncer.

"En mi consultorio hay una regla. Todos los pacientes nuevos deben desvestirse y someterse a un examen de toda la piel. Aparece en los formularios que los pacientes llenan y firman en el momento de la consulta inicial", dijo.

"Estas evaluaciones son increíblemente productivas y salvan vidas si este subconjunto de pacientes se evalúa regularmente", agregó Green.

Más información

El Instituto Nacional del Cáncer tiene más información sobre el cáncer de piel.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?