SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Proponen drástica reducción del consumo de sal

Por Amanda Gardner, Reportero de Healthday -
Proponen drástica reducción del consumo de sal

Reducir la ingesta de sodio y cambiar a grasas más saludables son planteamientos claves de las directrices

LUNES, 31 de enero (HealthDay News/HolaDoctor) -- Las muy esperadas directrices dietéticas de EE. UU. publicadas el lunes, las primeras desde 2005, se enfocan en lograr que los estadounidenses consuman menos sal.

Específicamente, la séptima edición de las Directrices Dietéticas para los Estadounidenses del Departamento de Agricultura de EE. UU. (USDA) recomienda que los estadounidenses limiten su ingesta diaria de sodio a menos de 2,300 miligramos (alrededor de una cucharadita) al día para la mayoría de personas y a menos de 1,500 miligramos para las personas a partir de los 51 años, todos los negros y las personas que tengan hipertensión, diabetes o enfermedad renal crónica, independientemente de su edad.

Dada la epidemia actual de obesidad y los problemas crónicos de salud que conlleva, ese límite termina aplicando a alrededor de la mitad de la población de EE. UU., según las directrices.

"El enfoque sigue siendo la sal", afirmó Lona Sandon, profesora asistente de nutrición clínica en la Universidad de Texas Southwestern en Dallas y vocera de la American Dietetic Association. "Sabemos que la mayoría de los estadounidenses come el doble o más de los 2,300 miligramos recomendados al día para la mayoría de personas. Debemos reducir más nuestra ingesta diaria".

Las autoridades de salud de EE. UU. estuvieron de acuerdo.

"Actualmente, el estadounidense promedio consume unos 3,400 miligramos de sodio, así que se trata de un esfuerzo bastante significativo de nuestra parte y debe reflejarse en las decisiones que las compañías procesadoras de alimentos, sobre todo, toman con el tiempo, de forma que la gente no necesariamente rechace estas directrices de entrada porque el sabor es tan fundamentalmente distinto", aseguró el lunes durante una conferencia de prensa el secretario del USDA Tom Vilsack.

La directriz debe ayudar a los estadounidenses mientras exploran las etiquetas de los productos, que describen el contenido de sodio de varios alimentos, añadió.

Sin embargo, no todo el mundo opinó que el USDA haya tomado medidas suficientes. En una declaración, la American Heart Association (AHA) dijo que al aplicar el nivel de ingesta de 1,500 miligramos al día únicamente a las personas a partir de los 51, las directrices no abordan "el problema tan real del consumo excesivo de sodio en toda la población". En vez de ello, la AHA cree que "la recomendación de 1,500 mg debe aplicar a todos los estadounidenses, niños y adultos".

Las directrices de 2010 también hacen "más énfasis en lograr que la gente elija tipos más sanos de grasas", anotó Sandon.

Las nuevas directrices son "herramientas para dar a los estadounidenses mejor información sobre cómo permanecer sanos, cómo hacerse más sanos, cómo lograr que los niños sean mejores estudiantes y que sean prósperos en un futuro", aseguró durante la conferencia de prensa Kathleen Sebelius, secretaria del Departamento de Salud y Servicios Humanos.

Esta vez, hay recomendaciones muy específicas sobre las grasas. No más del diez por ciento de las calorías deben provenir de la grasa saturada, y en su lugar, comer grasas monoinsaturadas y ácidos grasos poliinsaturados.

También se insta a los estadounidenses a comer más mariscos, sobre todo pescado de aguas frías, "en un intento de subir el consumo de grasas más sanas, como los omega 3, que sabemos fomentan la salud", dijo Sandon.

Las versiones anteriores de las directrices no lo aconsejaban específicamente.

En cierto modo, los mensajes contenidos en este nuevo documento no son muy distintos de lo que los expertos han tratado de hacer entender durante años.

Esto incluye comer porciones más pequeñas, reducir el consumo de calorías y aumentar la actividad física.

En específico, las directrices sugieren:

  • Llenar la mitad de su plato con frutas y verduras, y comer más granos integrales, para obtener mayor cantidad de los nutrientes necesarios.
  • Comer más carnes magras y aves, legumbres, frutos secos y semillas
  • Usar leche sin grasa o baja en grasa (al uno por ciento).
  • Evitar las azúcares añadidas, los granos refinados y las grasas sólidas, que tienden a tener muchas calorías pero pocos nutrientes esenciales.
  • Hacer comparaciones del sodio en los alimentos como la sopa enlatada y las comidas congeladas, y seleccionar los que tengan menos sal.
  • Consumir menos de 300 miligramos de colesterol al día.
  • Evitar los ácidos grasos "trans".
  • Obtener nutrientes sobre todo consumiendo comida nutritiva, en lugar de depender de complementos
  • Consumir el alcohol con moderación, o sea una bebida o menos al día para las mujeres, y dos para los hombres.
  • Beber agua en lugar de refrescos azucarados u otras bebidas con azúcar.

Las directrices salen poco después de las nuevas directrices federales propuestas para que lograr que los almuerzos escolares sean más saludables. Dichas propuestas, emitidas a principios de mes, son similares, e incluyen que los niños incorporen más granos y verduras en sus almuerzos escolares, y cambiar a leche baja en grasa o sin grasa.

"Es lo que muchos profesionales de salud han dicho durante años. Nada de esto resulta particularmente sorprendente", aseguró Sandon. "Pero estas directrices se basan en evidencia, en datos científicos y en lo que sabemos sobre una alimentación sana, la pérdida de peso y cómo los nutrientes fomentan la salud pero tienden a pasarse por alto en esas dietas famosas que abundan por ahí. Si [tan solo] pudiéramos lograr que esta sea la próxima dieta famosa... necesitamos que esto destaque en la mente del público por encima de los cientos de libros que prometen soluciones rápidas. Es lo más cerca que podemos llegar a la verdad sobre una alimentación sana".

Más información

Para más información sobre las nuevas Directrices Dietéticas para los Estadounidenses, visite el Departamento de Agricultura de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?