SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Predicción del riesgo de alzhéimer en pacientes con problemas cognitivos

Por Alan Mozes, Reportero de Healthday -

Un estudio muestra que los resultados anormales en una prueba de la memoria y en la TEP se relacionan con un aumento de doce veces en el riesgo

MIÉRCOLES, 30 de junio (HealthDay News/HolaDoctor) -- Una investigación reciente sugiere que la combinación de una prueba de memoria y un escáner cerebral podría ser la mejor para predecir las probabilidades de que un individuo que tiene problemas cognitivos leves desarrolle enfermedad de Alzheimer.

El deterioro cognitivo leve (DCL) es una afección "en que una persona tiene problemas de memoria, lenguaje u otra función mental, suficientemente graves para ser notadas por otras personas y para surgir en las pruebas, pero no tan graves como para interferir con la vida cotidiana", según la Alzheimer's Association.

Aunque no todo el que sufre de DCL desarrolla alzhéimer posteriormente, el equipo de investigadores anotó que en última instancia algunos sí. Y usar estas pruebas en conjunto, aseguraron, podría aumentar la intervención temprana entre los que están en mayor riesgo.

"Aunque es verdad que no hay tratamientos preventivos para la enfermedad de Alzheimer, hay buenos motivos para desear saber temprano [si se está desarrollando]", explicó la autora del estudio Susan M. Landau, científica investigadora del Instituto de Neurociencia Helen Wills de la Universidad de California en Berkeley, y del Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley.

"Básicamente, hay varios medicamentos muy promisorios en pruebas ahora", explicó. "Es demasiado confiado decir que es sólo cuestión de tiempo, pero se está invirtiendo muchísimo dinero y esfuerzo en fármacos tipo vacuna, que tratan los síntomas y muchos mecanismos distintos. Es muy promisorio. Y tan pronto tengamos un medicamento que funcione, también esperamos tener la capacidad de predecir quién se beneficiará del mismo".

Landau y colegas informan sobre los hallazgos en la edición del 30 de junio de la revista Neurology.

Los autores del estudio pasaron 1.9 años dando seguimiento a la salud cognitiva de 85 pacientes que participaban en la Iniciativa de neuroimágenes en la enfermedad de Alzheimer, llevada a cabo en 50 centros médicos de todo EE. UU. y Canadá.

Todos habían sido diagnosticados con deterioro cognitivo leve, pero estaban libres de cualquier otra enfermedad neurológica importante. Los participantes tenían entre 55 y 90 años de edad.

El equipo condujo una variedad de evaluaciones para el alzhéimer, que ya habían mostrado su utilidad de forma individual en la identificación de señales de la enfermedad. Por ejemplo, se administró una "prueba de memoria episódica" que medía la capacidad de los pacientes para recordar una lista de palabras, además de escáneres cerebrales con IRM que medían el tamaño del hipocampo (la región del cerebro que controla el aprendizaje y la memoria) de cada paciente.

Se midieron los niveles de beta amiloidea, una proteína relacionada con el alzhéimer, y los investigadores llevaron a cabo escáneres cerebrales con TEP para buscar irregularidades metabólicas que también se cree están asociadas con la enfermedad. Por último, se realizó un análisis genético para identificar qué tipo de gen APOE portaba cada paciente, dado que una forma específica del gen se ha relacionado con un aumento en el riesgo de desarrollar alzhéimer. (Los investigadores anotaron que no incluyeron todos los exámenes y pruebas, como el Mini examen del estado mental, que se utilizan para buscar señales de alzhéimer).

Landau y su equipo observaron que ninguno de los pacientes volvió a su estado cognitivo sano previo al DCL durante el periodo de estudio de casi dos años. De hecho, 28 de los pacientes desarrollaron alzhéimer en ese margen de tiempo.

Los autores encontraron que los escáneres TEP y las pruebas de memoria episódica resultaron muy eficaces en la predicción del alzhéimer. De hecho, los pacientes con resultados anormales en ambas pruebas tenían doce veces más probabilidades de desarrollar la enfermedad que los que obtuvieron resultados normales.

Sin embargo, un editorial acompañante del que fue coautora la Dra. Carol Lippa, directora del Programa Clínico de Trastornos de la Memoria de la Facultad de medicina de la Universidad de Drexel en Filadelfia, señaló que aunque los esfuerzos actuales "resuelven parte del misterio" sobre el avance del alzhéimer, lo hace al promover los beneficios diagnósticos de los costosísimos escáneres TEP, que probablemente no sean una opción realista para muchos pacientes.

Landau concurrió en que el costo definitivamente es una barrera contra el uso generalizado de TEP.

"Sin embargo, creemos que tal vez sea posible usar imágenes en el proceso de seleccionar pacientes para ensayos clínicos de medicamentos potenciales para el alzhéimer", señaló. "Ya que deseamos identificar a las personas adecuadas que puedan idealmente beneficiarse de estos fármacos. Esa es una forma en que esto podría ser una herramienta muy útil".

"Además, la gente se hace imágenes, aunque sean costosas, para muchas afecciones médicas", comentó Landau. "O sea que, si resulta lo suficientemente útil, podría ser promisorio de cualquier forma".

Sobre este último punto, el Dr. Gary J. Kennedy, director de la división de psiquiatría geriátrica del Centro Médico Montefiore de la ciudad de Nueva York, no se sintió tan optimista.

"Concurro en que el escáner TEP podría tener aplicaciones para los estudios de investigación, pero para el diagnóstico clínico cotidiano, sólo lo prescribiremos a individuos poco comunes", aseguró. "Pero la prueba de memoria episódica es fácil de administrar, y no es demasiado engorrosa. Así que refuerza el valor de las pruebas cognitivas".

"Pero también advierto que ambas pruebas parecieron ser muy eficaces en la predicción del alzhéimer porque se utilizaron en un grupo de personas seleccionadas en quienes se esperaría que resultasen eficaces", anotó Kennedy. "Entonces, si se observa a pacientes que visitan el consultorio médico promedio, es probable que esa potencia de predicción se reduzca de forma considerable".

"Pero claro que es muy importante identificar estos tipos de pruebas que tienen este tipo de capacidad de predicción", añadió. "Porque aunque ahora mismo no tenemos mucho para ralentizar el proceso de la enfermedad, diría que se puede hacer bastante por ayudar a la persona a planificar su futuro".

Más información

Para más información sobre las señales precoces del alzhéimer, visite la Alzheimer's Association.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?