SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

¿Por qué los médicos odian a las gaseosas?

Por -
¿Por qué los médicos odian a las gaseosas?
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

Después del caso de George Prior, de Los Ángeles, quien se sometió a una prueba ideada por él mismo para documentar los terribles efectos de abusar de las bebidas azucaradas, es momento de repasar por qué tienen tan mala fama.

George Prior, un hombre sano de 50 años bebió 10 Coca Cola al día durante un mes y comprobó que al abusar de este tipo de bebidas se dispara el peso, la presión arterial, la glucosa y el índice de masa corporal. Todo quedó demostrado en videos y relatos en su página web,  y dice que busca generar conciencia sobre este hábito tan popular y nocivo.

El testimonio no hace más que reafirmar los terribles daños que provoca el consumo excesivo de gaseosas y sodas azucaradas, algo que los médicos y los principales organismos de salud, vienen advirtiendo desde hace tiempo.

En EE.UU. se beben muchas bebidas azucaradas. De acuerdo con un informe de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), alrededor de 1 de cada 4 personas de 18 a 34 años de edad, bebe 1 o más refrescos al día y los hombres son los más propensos a beber refrescos a diario que las mujeres, con un 21% frente a un 13.5%, respectivamente. El 23% de los hispanos, el 21% de los afroamericanos y el 16% de los blancos, toman un refresco o más al día.

¿Cuánta gaseosa se puede tomar para que no haga mal? La Asociación Americana del Corazón recomienda limitar al máximo el consumo de bebidas azucaradas, mientras existan soluciones alternativas como el agua, por ejemplo.

Una lata de Coca-Cola contiene 140 calorías y 39 gramos de azúcar, mientras que una lata de Coca-Cola dietética no contiene calorías ni azúcar. En el caso de Pepsi, la lata tiene 100 calorías y 28 gramos de azúcar; la versión dietética y la Pepsi Max traen 0 calorías y 0 gramos de azúcar. Pero tampoco se debe abusar de las gaseosas dietéticas.

Mira los efectos devastadores que genera el abuso de las gaseosas en el cuerpo:

Causan envejecimiento

Una investigación de 2014 de la Universidad de California en San Francisco (UCSF), halló que beberlas de forma regular favorece el envejecimiento celular, dejando al cuerpo más vulnerable a las enfermedades.

Engordan

Las gaseosas están señaladas como culpables número uno de la obesidad infantil. Un nuevo estudio de la UCSF confirmó que los niños en edad pre-escolar que consumen habitualmente bebidas azucaradas tienen un 43% más de probabilidades de ser obesos que los que consumen agua, leche o jugos naturales. También generan sobrepeso y obesidad en los adultos.

Provocan muertes

Las gasesosas y bebidas azucaradas son responsables de alrededor de 25,000 muertes anuales en EE.UU., según halló la Universidad de Harvard. Se deben al daño cardiovascular, el aumento de la diabetes y la presión arterial, y a los efectos del sobrepeso.

Causan diabetes

Las personas que consumen una gran cantidad de azúcar son más propensas a desarrollar diabetes, y esto tiene sentido en el caso de las bebidas azucaradas, pero los investigadores del Instituto Nacional de Investigación de Salud y Medicina de Francia, se asombraron de que las personas que bebían sodas o refrescos "light" o "dietéticos" también tuvieran un riesgo mayor de desarrollar diabetes tipo 2 que aquéllas que no los consumían.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?