SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Vitamina D mejoraría los síntomas de la esclerosis múltiple

Por HealthDay/HolaDoctor -
Vitamina D mejoraría los síntomas de la esclerosis múltiple
CRÉDITO: ISTOCK

Las dosis altas de vitamina D parecen seguras para las personas que sufren de esclerosis múltiple (EM), y podrían ayudar a tranquilizar la hiperactividad del sistema inmunitario que es característica de la enfermedad, halló un pequeño ensayo clínico.

Las dosis altas de vitamina D parecen seguras para las personas que sufren de esclerosis múltiple (EM), y podrían ayudar a tranquilizar la hiperactividad del sistema inmunitario que es característica de la enfermedad, encuentra un pequeño ensayo clínico.

El estudio, que aparece en la edición en línea del 30 de diciembre de la revista Neurology, amplía la evidencia de que la vitamina D podría ser beneficiosa para las personas con EM.

Pero se siguen realizando ensayos clínicos para responder a la gran pregunta: ¿tomar vitamina D mejora los síntomas de EM y altera el desarrollo de la enfermedad?

El estudio actual muestra solo que las dosis altas (de 10,400 UI al día) reducen la proporción de ciertas células del sistema inmunitario que se han implicado en el proceso patológico de la EM.

"No haré ninguna afirmación más allá de esto", dijo el investigador principal, el Dr. Peter Calabresi, profesor de neurología de la Universidad de Johns Hopkins, en Baltimore.

"Aquí no tenemos suficientes datos para orientar la práctica clínica", enfatizó.

Bruce Bebo, vicepresidente ejecutivo de investigación de la Sociedad Nacional de la Esclerosis Múltiple (National Multiple Sclerosis Society), se hizo eco de esa salvedad.

"Este estudio no se diseñó para observar la eficacia contra la EM. Fue demasiado pequeño y corto para eso", dijo Bebo, cuyo grupo ayudó a financiar la investigación.

Aún así, añadió Bebo, los hallazgos son importantes por otros motivos. Por un lado, dijo, "ofrecen algunas pistas sobre los mecanismos que explican el riesgo más alto de EM asociado con un nivel bajo de vitamina D".

La EM es provocada por un ataque anómalo del sistema inmunitario contra el recubrimiento protector que rodea a las fibras nerviosas del cerebro y la médula. Esto conduce a síntomas como debilidad muscular, entumecimiento, problemas visuales y dificultades con el equilibrio y la coordinación.

Generalmente, los síntomas de EM se recrudecen de forma periódica, seguido por periodos de remisión. Con el tiempo, la enfermedad puede provocar problemas crecientes para caminar y moverse.

Se desconoce la causa precisa de la EM, pero los investigadores creen que tiene que ver con una combinación de vulnerabilidad genética y ciertos desencadenantes ambientales. Los niveles inadecuados de vitamina D (un nutriente necesario para una función inmunitaria normal) se consideran como uno de los sospechosos.

En parte esto se debe a estudios que han mostrado una asociación entre los niveles en sangre de vitamina D y el riesgo de contraer EM. Pero también hay evidencias más directas, aseguró Bebo. Por ejemplo, las investigaciones han mostrado que la vitamina D puede reducir los efectos de una enfermedad similar a la EM en ratones.

Los nuevos hallazgos sugieren que también podría alterar la actividad del sistema inmunitario en las personas con EM, señaló Bebo.

Según Calabresi, los resultados subrayan otro punto: es probable que se necesiten dosis altas de vitamina D.

Su equipo evaluó dos dosis en 40 adultos con EM. En un periodo de seis meses, un grupo tomó 10,400 UI de vitamina D al día (alrededor de 17 veces más que la recomendación de 600 UI para los adultos sanos del gobierno de EE. UU.) y el otro grupo tomó 800 UI al día.

Al final, solo el grupo de dosis alta mostró cambios en la actividad del sistema inmunitario. El mayor efecto, dijo Calabresi, fue una reducción en las células que producen una proteína inflamatoria llamada interleucina 17.

Pero el estudio solo observó ciertos aspectos de la función inmunitaria. Y la EM "es una enfermedad inmunológicamente compleja", anotó Calabresi.

Dijo que será interesante ver si la vitamina D tiene efectos adicionales sobre el sistema inmunitario de las personas con EM, o posiblemente con otras enfermedades autoinmunes.

Varios ensayos clínicos evalúan ahora la vitamina D para la EM, incluyendo un estudio de EE. UU. que todavía está reclutando pacientes. Los ensayos están usando dosis de entre 5,000 y 10,000 UI al día, dijo Calabresi.

Dijo que sin los resultados de esos ensayos es demasiado pronto para recomendar que las personas con EM tomen vitamina D.

Pero añadió que dado que un nivel adecuado de vitamina D es importante para la salud en general, quizá la gente deba hacerse pruebas de la deficiencia del nutriente.

Dado que los complementos de vitamina D están fácilmente disponibles, Calabresi también reconoció que es probable que algunas personas con EM comiencen a tomarla incluso sin pruebas.

Les animó a usar la vitamina D solo bajo supervisión médica.

En este estudio, las dosis altas parecieron ser seguras en un transcurso de seis meses. Pero, advirtió Calabresi, los niveles altos de vitamina D pueden subir de forma marcada las concentraciones de calcio en la sangre, lo que puede provocar piedras en los riñones u otros problemas, como falta de apetito, debilidad y estreñimiento.

Bebo se mostró de acuerdo. "Hable siempre con el [médico] sobre cualquier fármaco o complemento que esté pensando en tomar", aconsejó.

Más información

La Sociedad Nacional de la Esclerosis Múltiple ofrece más información sobre las posibles causas de la EM.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?