SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Vinculan ácidos grasos del aceite de pescado con diabetes

Por HealthDay/HolaDoctor -
Vinculan ácidos grasos del aceite de pescado con diabetes

Las mujeres que consumen unas cantidades altas de carne, pescado, huevos y otros alimentos comunes ricos en varios tipos distintos de ácidos grasos podrían al final enfrentarse a un riesgo más elevado de diabetes tipo 2, sugiere un estudio francés de gran tamaño y a largo plazo.

El hallazgo sin duda complicará las ideas tradicionales sobre la dieta, dado los muy publicitados beneficios de salud que con frecuencia se asocian con ese grupo de nutrientes esenciales, que incluyen a los ácidos grasos poliinsaturados omega 3 que por lo general se encuentran en el pescado.

"Las fuentes principales de ácidos grasos nocivos de nuestro estudio eran la carne y el pescado/los mariscos", apuntaron los autores del estudio, Guy Fagherazzi y Courtney Dow, ambos epidemiólogos del Centro de Investigación en Epidemiología y Salud de la Población del INSERM en Villejuif, Francia.

Los investigadores dijeron que creen que la gente debería sin duda reducir el consumo de carne, porque muchas personas consumen unas cantidades de carne que superan por mucho sus necesidades nutricionales.

"Pero no iríamos tan lejos como para afirmar que el pescado haya dejado de ser una opción saludable y segura", dijeron los autores del estudio. "Se necesitan otros estudios, y solo observamos una asociación en el grupo con el consumo más alto de esos ácidos grasos".

En el estudio, los investigadores siguieron a más de 71,000 mujeres no diabéticas entre 1993 y 2011.

Unos cuestionarios sobre la dieta revelaron los hábitos de consumo de varios tipos de ácidos grasos, como:

  • el ácido araquidónico (AA), un ácido graso omega 6 que se encuentra en la carne, el pescado, los mariscos y los huevos;
  • el ácido docosapentaenoico (DPA), un ácido graso omega 3 que se encuentra en la carne, el pescado y los mariscos;
  • y el ácido alfa linolénico (ALA), que también es un ácido graso omega 3 que se halla en las semillas de lino, el aceite de canola, las nueces y ciertos tipos de huevos.

La tercera parte de participantes que más ácidos consumían tomaban en promedio más de 1.6 gramos de ácidos grasos al día (incluyendo todo los tipos). La tercera parte de participantes que menos consumían tomaban menos de 1.3 gramos al día.

Se encontró que las mujeres del grupo de consumo total más alto tenían un riesgo un 26 por ciento más elevado de desarrollar diabetes tipo 2 que las del grupo más bajo.

Las mujeres con sobrepeso (con un índice de masa corporal superior a 25) en el grupo del consumo más alto experimentaron un aumento en el riesgo de diabetes de un 19 por ciento, en comparación con las del grupo del consumo más bajo. En contraste, las mujeres con un peso normal (un índice de masa corporal inferior a 25) observaron un aumento en el riesgo relativo de un 38 por ciento, mostraron los hallazgos.

Pero algunos ácidos grados se asociaron con un aumento mucho mayor en el riesgo de diabetes que otros, encontraron los investigadores.

Por ejemplo, el DPA se vinculó con un aumento del 45 por ciento en las mujeres de peso normal, y con un aumento del 54 por ciento en las mujeres con sobrepeso en el grupo de consumo más alto, en comparación con el más bajo.

En el grupo de consumo más alto, el AA se asoció con un aumento del 50 por ciento en el riesgo de las mujeres de peso normal, y con un aumento del 74 por ciento en el riesgo de las mujeres con sobrepeso, en comparación con las que menos consumían.

Al contrario, el ALA no se vinculó con ningún aumento en el riesgo de diabetes en las mujeres con un peso normal. Y en las mujeres con sobrepeso, el ALA se vinculó con un aumento relativo de apenas un 17 por ciento en el grupo del consumo más alto.

Los investigadores anotaron que la carne fue la fuente más grande tanto de DPA como de AA, conformando un 31 y un 43 por ciento de la ingesta alimentaria de cada ácido graso respectivo.

Pero Fagherazzi y Dow advirtieron que su investigación mostró una asociación, no una relación causal.

Además, dijeron que "sigue sin estar claro" si el mismo riesgo podría también verse en los hombres. Y anotaron que debido a que su estudio se enfocó exclusivamente en la ingesta de alimentos, no podían comentar sobre si los complementos de ácidos grasos (como los complementos de aceite de pescado) podrían también vincularse con elevaciones similares en el riesgo de diabetes.

Una nutricionista describió los hallazgos como "un poco sorprendentes".

"Sobre todo la asociación con los omega 3 y el aumento en el riesgo", dijo Lona Sandon, directora de programa del departamento de nutrición clínica del Centro Médico de la Universidad de Texas Southwestern, en Dallas. "No lo habría anticipado".

Sandon dijo que "hay muchos factores desconocidos", y añadió que "no tiraría todavía mis nueces ni mi atún", hasta que se hagan más investigaciones.

"Hay muchísimas evidencias de que esas cosas son buenas para nosotros", afirmó Sandon. "Pero si comiera mucha carne, reduciría su consumo".

Fagherazzi y Dow presentarán su investigación esta semana en la reunión de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes (European Association for the Study of Diabetes), en Múnich, Alemania. Los hallazgos deben ser considerados preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

Más información

El Centro Nacional de Salud Complementaria e Integral de EE. UU. ofrece más información sobre los ácidos grasos omega 3.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Diabetes a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?