Editar mi perfil

Cómo se trata en niños las secuelas de la violencia

Por Amy Norton, Reportero de Healthday -
Crédito: HD

Después del tiroteo de Newton, una revisión halla que se necesita más evidencia sobre qué hacer cuando un acontecimiento sobrepasa a los niños

LUNES, 11 de febrero (HealthDay News) -- Cuando los niños presencian un episodio traumático (tanto si se trata de algo tan raro como un tiroteo en la escuela o tan habitual como un accidente de tráfico) quizás necesiten una terapia que les ayude a superarlo. Pero una nueva investigación halla que los expertos saben poco sobre qué tipo de terapias realmente funcionan.

La revisión de 22 estudios publicados halló que ciertas formas de "terapia basada en la conversación" parecían ser efectivas para algunos niños que vivieron sucesos traumáticos como un desastre natural, la violencia escolar o un accidente.

La mejor prueba de ello fueron los programas de terapia cognitivo conductual que se ofrecieron en las escuelas, en la que los asesores ayudan a los niños a que hablen y modifiquen sus pensamientos y hábitos no saludables que hayan aparecido como reacción al suceso traumático.

Pero en resumidas cuentas, la investigación publicada ofrece poca cosa, según la revisión, publicada en línea el 11 de febrero y en la edición impresa en marzo de la revista Pediatrics.

"Lo cierto es que me sorprendió", afirmó la investigadora principal Valerie Forman-Hoffman, epidemióloga del instituto de investigación RTI International en Research Triangle Park, Carolina del Norte. "Pensé que disponíamos de mucha evidencia que podríamos sintetizar y ayudar así a hacer recomendaciones".

Sin embargo, no fue así. El equipo de Forman-Hoffman escudriñó más de 6,600 artículos publicados en la literatura médica. Y hallaron solo 22 estudios que cumplían con sus criterios de un examen bien diseñado y riguroso de terapias para niños que habían pasado por un suceso traumático.

Algunos estudios se centraron en niños que habían pasado por un evento traumático pero todavía no mostraban síntomas del síndrome de estrés postraumático; otros, se centraron en niños que sí mostraban esos síntomas.

El estrés postraumático puede manifestarse en los niños de varias maneras, como, por ejemplo, en la dificultad para dormir, pesadillas, problemas de concentración y al reaccionar con angustia ante sucesos que recuerdan el traumático. Por ejemplo, si un niño sufrió un accidente de tráfico, el sonido de la sirena de la ambulancia, meses más tarde, le puede seguir molestando.

Unos pocos estudios hallaron que una terapia basada en la conversación al parecer resultó útil tanto para la prevención como para el tratamiento del estrés traumático. Ningún estudio halló que los antidepresivos u otros medicamentos funcionaran.

En la mayoría de los casos en los que los hallazgos fueron prometedores, el estudio observó un programa escolar que incluía alguna forma de terapia cognitivo conductual. Forman-Hoffman afirmó que ese tipo de intervención normalmente se ofrecería cuando el trauma afecta a la comunidad.

El ejemplo obvio ahora mismo sería el tiroteo en la escuela primaria de Sandy Hook hace dos meses en Newtown, Connecticut. Esa tragedia ha centrado la atención sobre cuál es la mejor manera de ayudar a los niños ante un evento traumático, afirmó Forman-Hoffman.

"Por desgracia, a partir de las evidencias, no se puede hacer ninguna recomendación", indicó.

Otra experta se mostró de acuerdo en que hace falta más evidencia.

"Simplemente no sabemos gran cosa", comentó la Dra. Denise Dowd, especialista en atención de emergencias de los Hospitales y Clínicas Pediátricas Mercy en Kansas City, Missouri.

Pero eso no significa que no haya nada que hacer, resaltó Dowd, que escribió un editorial publicado junto con el estudio.

"Tenemos algunas evidencias sobre lo que resulta efectivo", comentó. "Y tenemos que intervenir cuando un niño lo está pasando mal".

Dowd añadió que incluso con la ausencia de evidencia por parte de las terapias formales, los mismos padres pueden hacer que las cosas cambien.

Los niños que cuentan con un padre o madre u otra persona adulta que les apoye normalmente son más "resilientes", afirmó Dowd. "Los padres deberían ser conscientes del poder que tiene su participación en la crianza de los niños. No se necesita ninguna investigación publicada que muestre evidencias para saber lo que es importante".

Por supuesto, algunos niños sufren de problemas duraderos después de un suceso traumático. No está aclarada la frecuencia con la que esto ocurre, señaló la autora del estudio Forman-Hoffman, y en gran medida depende de cada niño individual.

Los niños con antecedentes de ansiedad o depresión, por ejemplo, al parecer tienen un riesgo mayor de estrés postraumático. Esto también es así con los niños que sufren de estrés crónico en sus vidas, como vivir en la pobreza o ser víctimas de maltrato o de abusos.

Hay muchas cuestiones sobre cómo y cuándo intervenir, comentó Forman-Hoffman. ¿Hay que ofrecer ayuda a todos los niños que han presenciado un suceso traumático, como un tiroteo en una escuela o un tornado? ¿O es mejor esperar hasta que algunos niños presentan síntomas de estrés traumático e intervenir solo en ellos?

Una cuestión que no está clara, indicó Forman-Hoffman, es si hay terapias con efectos negativos. ¿Les podría ir peor a los niños por tener que "revivir" el suceso traumático? Se trata de una cuestión particularmente importante con respecto a las terapias que pretenden prevenir que los niños desarrollen los síntomas.

"Por supuesto, nadie quiere hacerles daño", señaló Forman-Hoffman.

"A la mayoría de los niños con un trauma no crónico les irá bien", comentó Dowd. Pero tanto ella como Forman-Hoffman afirmaron que es importante intervenir cuando los niños siguen teniendo problemas semanas o meses después del suceso traumático. A menudo, los niños empiezan a presentar síntomas evidentes solo entonces.

Usted puede empezar por hablar con su hijo sobre el suceso y de cómo se siente. Si cree que su hijo tiene alguna dificultad, hable con un pediatra u otro profesional, aconsejó Dowd.

La revisión se centró en los niños que presenciaron desastres naturales o sucesos traumáticos "causados por el ser humano", como la violencia en la comunidad. No ofrece información sobre las terapias para los niños que sufren de traumas crónicos como el abuso o la negligencia, señaló Forman-Hoffman.

Más información

Para más información sobre el estrés traumático infantil, visite la Red Nacional para el Estrés Traumático Infantil.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo
INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo