Editar mi perfil

Para los pasajeros alérgicos a los frutos secos, volar no resulta tan fácil

Por HealthDay -

Pero los viajeros pueden tomar medidas para reducir el riesgo de una reacción alérgica, sugiere un estudio

VIERNES, 15 de marzo (HealthDay News) -- Para la mayoría de pasajeros, hoy en día volar es más seguro que nunca. Pero para las personas que sufren de alergias a los cacahuates o a las nueces de árbol, un vuelo de rutina puede terminar en un desastre.

Muchas aerolíneas siguen sirviendo cacahuates o nueces de árbol, o refrigerios y comidas que contienen esos productos, que pueden provocar reacciones graves en los pasajeros alérgicos.

Una encuesta en línea internacional completada por 3,200 pasajeros reveló que 349 habían sufrido una reacción alérgica durante un vuelo, según un estudio reciente.

Aunque el riesgo de una reacción durante un vuelo es pequeño, "es difícil imaginar una situación de mayor impotencia que sufrir una reacción mientras se está a 35,000 pies de altura en un avión", comentó en un comunicado de prensa de la Universidad de Michigan el autor principal del estudio, el Dr. Matthew Greenhawt, del Centro de Alergias Alimentarias de la universidad.

"Este estudio muestra algunas cosas que los pasajeros pueden hacer para reducir su ansiedad", señaló Greenhawt. "Queremos que vuelen. Puede ayudar a mejorar su calidad de vida".

Los pasajeros que tomaban ciertas precauciones eran mucho menos propensos a haber sufrido una reacción alérgica mientras volaban, hallaron los autores del estudio. Esas medidas incluían:

  • Solicitar cualquier tipo de adaptación relacionado con la alergia
  • Solicitar una comida libre de cacahuates y nueces de árbol
  • Limpiar su bandeja con una toallita desinfectante
  • Evitar el uso de las almohadas y las mantas de la línea aérea
  • Solicitar una zona de protección libre de cacahuates y nueces de árbol
  • Solicitar que los demás pasajeros no coman productos con cacahuates o nueces de árbol
  • No comer la comida ofrecida por la línea aérea

El estudio aparece en la edición de marzo de la revista Journal of Allergy and Clinical Immunology-In Practice.

"Volar con una alergia al cacahuate o a la nuez de árbol es tan frustrante como aterrador para los pasajeros alérgicos", lamentó Greenhawt. Esas conductas iniciadas por el pasajero podrían ayudar a los pacientes preocupados que planifican tomar un vuelo comercial, añadió.

Otro hallazgo del estudio es que un tratamiento común y efectivo para el tratamiento de las reacciones alérgicas graves, la epinefrina, no es lo suficientemente utilizada por las líneas aéreas. Apenas el 13 por ciento de los pasajeros que sufrieron una reacción alérgica recibieron epinefrina.

"A pesar de que el 98 por ciento de los pasajeros contaban con una fuente personal de epinefrina, ese medicamento se usó poco para tratar las reacciones", lamentó Greenhawt. "La tripulación del avión no siempre recibieron una alerta rápida de las reacciones cuando ocurrían [el 50 por ciento de los casos], pero algo interesante es que cuando fueron notificados, se asoció con mayores probabilidades de que se usara epinefrina para tratar la reacción".

Dijo que espera que los hallazgos inspiren a las aerolíneas a considerar cómo pueden trabajar con los pasajeros para reducir el riesgo. Quizás una solución sea entrenar a los tripulantes para que sean más proactivos, concluyó Greenhawt.

Más información

Food Allergy Research & Education provee consejos sobre cómo gestionar las alergias alimentarias mientras viaja.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo
INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo