SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Para la mayoría, la acidez gástrica crónica no es un gran riesgo para el cáncer esofágico

Por Ellin Holohan, Reportero de Healthday -
Para la mayoría, la acidez gástrica crónica no es un gran riesgo para el cáncer esofágico

Según los investigadores, a excepción de los hombres blancos mayores de sesenta, la evaluación rutinaria podría ser innecesaria

VIERNES, 17 de de diciembre (HealthDay News/HolaDoctor) -- Según una reciente investigación, contrario a lo que se cree popularmente, la enfermedad de reflujo gastroesofágico, más conocida como acidez, no es un factor de riesgo significativo para cáncer esofágico para la mayoría.

"Es un tipo poco común de cáncer", aseguró el Dr. Joel H. Rubinstein, profesor asistente del departamento de medicina interna de la Universidad de Michigan.

"Cerca de una de cada cuatro personas tiene síntomas de enfermedad de reflujo gastroesofágico (ERGE). Es mucha gente", dijo. "Pero el 25 por ciento de la gente no adquirirá este tipo de cáncer. De ninguna manera".

La ERGE se caracteriza por el ascenso frecuente del ácido estomacal hacia el esófago.

Rubenstein aseguró que le preocupaba que, a medida que avance la tecnología médica, el entusiasmo por evaluar el cáncer esofágico aumente, aunque no hay evidencia de que la evaluación extendida tenga un beneficio. En los EE. UU., se diagnostican cada año cerca de 8,000 casos de cáncer esofágico, dijo.

El estudio fue publicado este mes en American Journal of Gastroenterology.

Por medio de modelos computarizados basados en datos de un registro nacional de cáncer y otras investigaciones publicadas acerca de la enfermedad de reflujo gastroesofágico, el estudio halló únicamente 5,920 casos de cáncer de esófago entre los blancos menores de ochenta, con o sin la enfermedad, en la población estadounidense en 2005.

Sin embargo, los hombres blancos mayores de sesenta que tenían síntomas de reflujo regulares constituían el 36 por ciento de los casos. Las mujeres correspondieron únicamente al doce por ciento de los casos, independientemente de la edad y si no tenían enfermedad de reflujo gastroesofágico.

Según los autores, la gente que no tenía síntomas de reflujo correspondió al 34 por ciento de los casos. Los hombres menores de sesenta representaban el 33 por ciento de los casos.

Según los investigadores, para las mujeres, el riesgo del cáncer fue insignificante, casi igual que el de los hombres de desarrollar cáncer de mama, menos de uno por ciento.

Aún así, la enorme mayoría de los gastroenterólogos encuestados aseguró que recomendaría la evaluación para los jóvenes que tuvieran síntomas de reflujo, además de que muchos enviarían a las mujeres a las pruebas también, según la investigación citada en el estudio.

Evaluar por cáncer de esófago, un procedimiento conocido como endoscopia, consiste en introducir un tubo con una cámara diminuta

Cualquiera que tenga ERGE y desarrolle síntomas más graves que no respondan a los medicamentos, como problemas para tragar, pérdida de peso inexplicable o vómitos, debe acudir al médico, pues esos síntomas podrían ser señales de cáncer esofágico, anotó.

Aunque no se contempló en este estudio, la obesidad y el tabaquismo incrementan el riesgo de cáncer esofágico, según Rubinstein.

La idea del estudio era mostrar una edad de inicio para el cáncer esofágico que podría compararse con las edades generalmente establecidas para evaluar otros tipos de cánceres comunes, como el colorrectal (cincuenta años) y el de mama (cuarenta años).

En la opinión de Rubinstein la evaluación del cáncer esofágico no se debe realizar en hombres menores de cincuenta ni en mujeres por la incidencia tan baja del cáncer, independientemente de la frecuencia de los síntomas de ERGE.

Aunque Rubinstein aseguró que los hombres blancos están en riesgo de desarrollar cáncer esofágico, eso es entre cuatro y cinco veces mayor que el riesgo para los hombres negros, las probabilidades siguen siendo comparativamente bajas. Los hombres de cualquier edad tienen tres veces más probabilidades de adquirir cáncer de colon a adquirir cáncer de esófago, según la investigación.

Los hombres mayores de sesenta que sufren de ERGE semanal "podrían justificar evaluación", concluyeron los autores, pero únicamente si se sabía que ésta era precisa, segura y poco costosa.

Otro experto, el Dr. Gregory Haber, aseguró que había algunas preocupaciones acerca del diseño del estudio porque surge de otros estudios y se basa en cálculos matemáticos.

"Siempre me siento un poco sospechoso de estos estudios basados en modelos computarizados", señaló Haber, director de gastroenterología del Hospital Lenox Hill de la ciudad de Nueva York.

Haber también anotó que las evaluaciones se realizan por razones distintas al descubrimiento del cáncer, y citó la evaluación de la hernia hiatal, la esofaguitis, las lesiones precancerosas y otros resultados secundarios de síntomas frecuentes de ERGE.

Pero en general, Haber concluyó que el estudio tenía algunos mensajes importantes.

"Hay algunas buenas lecciones que aprender", dijo. "Probablemente hace falta más énfasis en la disparidad entre la incidencia de cáncer esofágico en hombres y mujeres".

Más información

Para más información sobre el cáncer esofágico, visite el Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?