SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Para la atención del cáncer de mama, la radiación de todo el seno podría ser lo mejor

Por Carina Storrs, Reportera de Healthday -
Para la atención del cáncer de mama, la radiación de todo el seno podría ser lo mejor

Un estudio halla peores resultados con un método localizado en parte del seno

MARTES, 1 de mayo (HealthDay News) -- Las mujeres que reciben un tipo de radiación llamada braquiterapia en una parte del seno podrían luego tener tasas más elevadas de recurrencia del cáncer de mama, y de efectos secundarios como dolor del seno e infección, que las mujeres que reciben radiación en todo el seno, indica un estudio reciente.

La braquiterapia es una opción de tratamiento cada vez más popular para las mujeres que sufren de cáncer de mama en etapa temprana y que han recibido una lumpectomía, que es una cirugía para extirpar solo la parte del seno donde se halla el tumor.

El tratamiento, que conlleva insertar una pequeña bola radiactiva cerca del lugar de la lumpectomía, puede durar tan poco como una o dos semanas, en comparación con el curso de seis semanas de radiación en todo el seno, que dirige rayos de radiación al seno completo.

En el estudio actual, que aparece en la edición del 2 de mayo de la revista Journal of the American Medical Association, los investigadores observaron las tasas de mastectomía (la extirpación quirúrgica del seno), la supervivencia y las complicaciones tras braquiterapia y radiación del seno completo en los expedientes nacionales de Medicare de mujeres a partir de los 67 años de edad entre 2003 y 2007.

Aunque las pacientes de braquiterapia experimentaron más complicaciones y se sometieron a más mastectomías, lo que indicaba que su cáncer de mama volvió, no hubo diferencias en las tasas de supervivencia entre los dos grupos a los cinco años tras el tratamiento.

"No hay nada en nuestro estudio que indique que una mujer no deba elegir la braquiterapia si lo desea por su conveniencia, pero creo que es útil que las mujeres piensen sobre las implicaciones, como unas tasas más altas de mastectomías, complicaciones postquirúrgicas e infecciones", señaló el autor del estudio, el Dr. Benjamin Smith, radiólogo del Centro Oncológico M.D. Anderson de la Universidad de Texas, en Houston.

El estudio también halló que la proporción de mujeres diagnosticadas con cáncer de mama invasivo que recibieron braquiterapia aumentó de 3.5 por ciento en 2003 a 12.5 por ciento en 2007. Ese aumento probablemente se deba a una variedad de factores, que incluyen que las pacientes deseen un tratamiento más corto y que los cirujanos fomenten la elección del procedimiento, que a diferencia de otras formas de radioterapia, requiere cirugía, explicó Smith.

"El fomento de la braquiterapia fuera del ámbito del protocolo podría ser un poco demasiado entusiasta", apuntó Smith. "Nuestro estudio realmente enfatiza que debemos continuar inscribiendo a pacientes en ensayos para intentar evaluar esta tecnología".

La braquiterapia es adecuada para mujeres a partir de los 60 años con tumores pequeños que no se han propagado más allá del seno, junto con otros indicadores de cáncer de mama menos avanzado, según una declaración de la Sociedad Estadounidense de Oncología de la Radiación (American Society for Radiation Oncology), redactada en 2009 por un grupo de médicos que incluía a Smith.

En las mujeres más jóvenes, generalmente se piensa que el cáncer de mama es más agresivo, y faltan datos sobre la eficacia de la braquiterapia en este grupo, apuntó Smith. Añadió que su consulta solo ofrece braquiterapia a las mujeres más jóvenes como parte de ensayos clínicos.

El estudio actual incluyó a casi 93,000 mujeres a partir de los 67. Unas 7,000 mujeres recibieron braquiterapia, mientras que casi 86,000 recibieron radiación en el seno completo.

Los investigadores hallaron que alrededor del 4 por ciento de las mujeres que recibieron braquiterapia necesitaron una mastectomía dentro de un plazo de cinco años tras su tratamiento de radiación, frente a 2 por ciento de las mujeres del grupo de radiación en el seno completo.

A pesar de que las tasas de mastectomía fueron casi del doble en el grupo de braquiterapia, "la tasa total de mastectomía siguió siendo bastante baja", anotó el Dr. Sharad Goyal, oncólogo de la radiación de la Universidad de Medicina y Odontología de Nueva Jersey.

Goyal añadió que a partir de este estudio no está claro si las mastectomías se debían en realidad a la recurrencia del cáncer de mama o a complicaciones como daño del tejido graso del seno, que fueron más comunes en el grupo de braquiterapia.

En total, las tasas de infección y otras complicaciones fueron de alrededor de 28 por ciento entre las mujeres que recibieron braquiterapia, frente a 17 por ciento entre las que recibieron radiación en todo el seno.

En particular, no es sorprendente observar mayores tasas de infección en un plazo de un año del tratamiento (16 por ciento en el grupo de braquiterapia en comparación con 10 por ciento en el grupo de radiación en todo el seno) y de dolor de seno en un plazo de cinco años del tratamiento (14.5 por ciento en el grupo de braquiterapia frente a 12 por ciento en el grupo de radiación en todo el seno), apuntó Smith.

La braquiterapia conlleva "la colocación de un catéter que estará en el seno de la paciente durante hasta dos semanas, lo que podría permitir que bacterias entren en la piel y provoquen infección", explicó.

No hubo una diferencia estadística en la tasa de supervivencia a cinco años asociada con la braquiterapia (87.66 por ciento) y con la radiación en todo el seno (87.04 por ciento). Las tasas de supervivencia al cáncer de mama no son tan preocupantes en esta población mayor como mejorar la tasa de conservación del seno y reducir las probabilidades de recurrencia local, anotó Smith, autor del estudio.

"El estudio de Smith y colegas no cambiará la forma en que practico la braquiterapia", dijo Goyal. "Informaré a mis pacientes de lo que el estudio halló y de que hay una mayor tasa de mastectomía con la braquiterapia, pero que no está claro que se debiera la recurrencia del tumor".

Para algunas pacientes, una mayor posibilidad de tener que someterse a un segundo procedimiento y a un catéter para la braquiterapia podría ser suficiente para que eviten esta opción, señaló Goyal.

En este caso, otra forma de radiación parcial llamada radioterapia de haz externo, que es más común que la braquiterapia y que conlleva una fuente externa de radiación dirigida de forma más localizada al área de la lumpectomía, puede proveer resultados similares a los de la braquiterapia, añadió Goyal.

La braquiterapia podría ser una opción más atractiva ahora que entre 2003 y 2007, según Goyal. "Supongo que los efectos secundarios serán menos porque los catéteres y las modalidades de imágenes han mejorado".

Sin embargo, Smith apuntó que duda que esas mejoras reduzcan las tasas de mastectomía tras la braquiterapia, porque todos los catéteres buscan administrar radiación a un anillo de apenas un centímetro alrededor del lugar de la lumpectomía.

Aunque el estudio actual observó los expedientes de Medicare de mujeres que ya habían sido tratadas, "los ensayos definitivos [que dan seguimiento a las mujeres] que comparan la braquiterapia con la irradiación de todo el seno aún están en curso", pero falta años para que arrojen resultados definitivos, señaló Smith.

Más información

Para más información sobre los tratamientos para el cáncer de mama, visite la Sociedad Estadounidense del Cáncer (American Cancer Society).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?