SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Para algunos bebés, aprender un segundo idioma podría resultar más fácil

Para algunos bebés, aprender un segundo idioma podría resultar más fácil

Una investigación sugiere que una conducta llamada 'desplazamiento de la mirada' podría ser la clave

LUNES, 10 de agosto de 2015 (HealthDay News) -- Cierto tipo de conducta social ayuda a los bebés a aprender un segundo idioma, sugiere un nuevo estudio de tamaño reducido.

Los investigadores encontraron que los bebés que realizaban más "desplazamientos de la mirada" durante las sesiones con un tutor mostraban una mayor respuesta cerebral que indica el aprendizaje del idioma.

En el desplazamiento de la mirada, un bebé hace contacto visual y luego mira al mismo objeto que la otra persona está mirando. Es uno de los tipos más tempranos de habilidades sociales en los bebés, dijeron los investigadores.

El estudio incluyó a 17 bebés de unos 10 meses de edad, de familias angloparlantes. Durante cuatro semanas, asistieron a una docena de sesiones de tutoría del idioma español de 25 minutos de duración. Durante las sesiones, los tutores leyeron libros, hablaron y jugaron con los bebés, en español.

"Nuestro estudio ofrece evidencias de que las habilidades sociales de los bebés tienen un rol en descodificar el nuevo idioma", aseguró la coautora del estudio, Patricia Kuhl, codirectora del Instituto de Ciencias del Aprendizaje y del Cerebro de la Universidad de Washington, en un comunicado de prensa de la universidad.

"Encontramos que el grado en el cual los bebés rastreaban visualmente a los tutores y los juguetes que sostenían se vinculaba con medidas cerebrales del aprendizaje infantil, mostrando que las conductas sociales ofrecen información útil a los bebés en una situación natural compleja de aprendizaje de un lenguaje", añadió.

El estudio aparece en una edición reciente en línea de la revista Developmental Neuropsychology.

En investigaciones anteriores, el mismo equipo de investigadores encontraron que el desplazamiento de mirada ayuda a los niños en edad preescolar a aprender unas habilidades de lenguaje y sociales más sofisticadas.

"Nuestros hallazgos muestran que la participación social de los bebés pequeños contribuye a su propio aprendizaje del idioma. No son solo oyentes pasivos del lenguaje", aseguró en el comunicado de prensa la coautora del estudio, Rechele Brooks, profesora asistente de investigación del Instituto de Ciencias del Aprendizaje y del Cerebro.

"Prestan atención, y muestran a los padres que están listos para aprender cuando miran hacia un lado y otro. La mayor parte del aprendizaje sucede en ese momento", comentó.

Más información

El Instituto Nacional sobre la Sordera y Otros Trastornos de la Comunicación de EE. UU. tiene más información sobre el desarrollo del habla y el lenguaje.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?