Editar mi perfil

Cerrar

Observan más vínculos entre el autismo y el TDAH

Por Dennis Thompson, Reportero de Healthday -

Un estudio halló que uno de cada cinco niños que sufren del trastorno de la atención también mostraba rasgos de tipo autista

Los niños que sufren de trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) tienen 20 veces más probabilidades de exhibir algunos rasgos de autismo que los niños sin TDAH, según un estudio reciente.

Uno de cada cinco niños con TDAH en el estudio exhibía señales de autismo, como un desarrollo lento del lenguaje, dificultades para interactuar con los demás y problemas con el control emocional, señaló el coautor del estudio, el Dr. Joseph Biederman, director de la unidad de psicofarmacología pediátrica del Hospital General de Massachusetts.

Esos niños también mostraban problemas con la "función ejecutiva", que es la capacidad de planificar, organizar y conceptualizar las acciones futuras, apuntó Biederman, profesor de psiquiatría de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard.

Menos del uno por ciento de los niños en el grupo de comparación sin TDAH exhibían algún rasgo vinculado con el autismo, según el estudio, que aparece en la edición de septiembre de la revista Pediatrics.

"Estos niños no tienen un diagnóstico completo de autismo, sino síntomas de la afección", aclaró Biederman. "Quizás sea importante realizar pruebas de rasgos autistas a los niños con TDAH, porque quizás necesiten más respaldo, sobre todo en los dominios educativo e interpersonal".

Estudios anteriores de niños con autismo han hallado que muchos también tienen síntomas graves de TDAH. Este es uno de los primeros estudios en ir en la otra dirección y ver si lo contrario sucede, apuntó la Dra. Alice Mao, profesora asociada de psiquiatría del Colegio de Medicina Baylor. Mao no participó en el estudio.

"En general, los niños autistas con TDAH son difíciles de tratar porque no responden bien a los medicamentos para el TDAH", comentó Mao. "Hay que tratar los síntomas del autismo, y luego tratar el TDAH. La conclusión podría ser que quizás debamos evaluar a los niños con TDAH a quienes no les va bien con los medicamentos tradicionales para el TDAH para ver si tienen rasgos autistas comórbidos".

El estudio incluyó a 242 niños entre los 6 y los 19 años de edad con TDAH, además de un grupo de "control" con 227 miembros, de niños sin TDAH. Los niños se extrajeron de una muestra existente a gran escala que excluía a cualquier niño diagnosticado con autismo.

Los niños y sus padres rellenaron una serie de cuestionarios para calificar su conducta y compararla con las definiciones generalmente aceptadas de los rasgos autistas.

Los investigadores hallaron que el 18 por ciento de los niños con TDAH exhibían algunas conductas que son comunes en el autismo, frente al 0.87 por ciento de los niños del grupo de control.

Los niños con TDAH con rasgos autistas tenían muchos más problemas sociales que los niños con TDAH típicos. Eran más propensos a tener pleitos y a ser rechazados por los demás niños, y mostraban más problemas conductuales en la escuela, más dificultades al utilizar su tiempo libre y más conflictos con sus hermanos, anotaron los autores del estudio.

Los niños con TDAH y rasgos autistas también tendían a sufrir con mayor frecuencia de trastornos adicionales psiquiátricos y del aprendizaje que los niños que solo tenían TDAH o los niños del grupo de control.

"Los que tenían rasgos autistas presentan síntomas y disfunción de más gravedad", apuntó Mao. "Sin duda, evaluar a los niños con TDAH que presentan rasgos de autismo resultaría útil, para ver qué niños podrían necesitar más ayuda socialmente, además de asegurar que no tengan un funcionamiento intelectual más bajo. Quizás se puedan administrar otros tratamientos que resultarían útiles para mejorar su funcionamiento".

Estos hallazgos, junto con investigaciones anteriores, apuntan a una fuerte posibilidad de que el TDAH y el autismo compartan algún vínculo genético, apuntó Biederman, autor del estudio.

"Los marcadores genéticos del TDAH también se han asociado con el autismo", comentó. "Esos rasgos autistas podrían también aparecer en otras afecciones. Estoy bastante convencido de que esos rasgos podrían hallarse en niños con trastornos del estado de ánimo y de la ansiedad".

Más información

Para más información sobre el TDAH, visite la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo
INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo