SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Nuevas pruebas para el cáncer de próstata podrían brindar más certeza

Por Ed Edelson, Reportero de Healthday -
Nuevas pruebas para el cáncer de próstata podrían brindar más certeza

Investigaciones señalan que evaluaciones basadas en los genes podrían reducir las biopsias y la preocupación innecesarias

MIÉRCOLES, 2 de junio (HealthDay News/DrTango) -- Dos nuevas pruebas prometen reducir el número de biopsias que se hacen actualmente a hombres con sospechas de cáncer de próstata, informan investigadores.

Las pruebas, que aún están en las primeras etapas de desarrollo, podrían también ofrecer mejores pistas sobre qué cánceres requieren tratamiento inmediato y cuáles pueden someterse a lo que se conoce como "espera vigilante", reportaron los investigadores el martes en la reunión anual de la Asociación Urológica Estadounidense (American Urological Association) en San Francisco.

Ambas pruebas evalúan el aumento de los niveles de material genético, una el ADN del que los genes están compuestos, y la otra el ARN que lleva mensajes de dichos genes. Y ambas pruebas parecen añadir certeza a la sospecha de cáncer de próstata provista por la prueba para el cáncer de próstata de más amplio uso, la evaluación del antígeno prostático específico (APE) en sangre.

La prueba de APE se usa con frecuencia para evaluar a los hombres por cáncer de próstata. Muy a menudo, una lectura de APE en sangre de alto nivel es seguida por una biopsia, o sea una muestra de tejido, para detectar células cancerosas.

Sin embargo, "es probable que apenas uno de tres [pacientes de estos] tengan una biopsia positiva", anotó el Dr. Rakesh Singal, profesor asociado de medicina de la Facultad de medicina Miller de la Universidad de Miami, que presentó un informe en la reunión. "Deseábamos crear una prueba que nos diga qué pacientes tienen probabilidades de recibir una biopsia positiva", para ayudar a evitar a los hombres procedimientos y preocupación innecesarias, apuntó.

La prueba descrita por Singal evalúa los niveles de ADN específico en la sangre. El cáncer de próstata puede aumentar dichos niveles, porque las células malignas crecen anormalmente rápido y causan la muerte de otras células, explicó Singal.

El estudio incluyó a 252 hombres remitidos a biopsias de próstata debido a lecturas anormales en una prueba de APE. El equipo de Singal encontró que los niveles altos del ADN objetivo se asociaban significativamente con la presencia de un cáncer.

"Pensamos que es probable que en el futuro los hombres que tengan niveles altos de APE [también] se harán esta prueba", comentó Singal. "Si los niveles de ADN son altos se harán biopsias, si son bajos, se les puede observar de forma periódica".

Pero para que eso suceda, hay que confirmar los resultados de este estudio, dijo. "Esperamos encontrar financiación para un estudio con un conjunto más grande de pacientes", señaló Singal.

La otra prueba, descrita por el Dr. E. David Crawford, profesor de urología de la Universidad de Colorado, se dirige a los niveles elevados del "ARN mensajero" PCA3 en la orina. Los niveles elevados de este material genético también se asocian con la presencia de un tumor.

En el estudio, casi 2,000 hombres con niveles elevados de APE o resultados anormales en un examen rectal digital (que mide el agrandamiento de la próstata) también se sometieron a pruebas de orina de PCA3, seguidas por biopsias.

Las lecturas de PCA3 fueron significativamente más altas entre los hombres cuyas biopsias resultaron positivas en cuanto al cáncer, según encontró el equipo.

Además, "el nivel de PCA3 refleja la agresividad del cáncer", apuntó Crawford, de manera que la prueba se podría utilizar para detectar los cánceres de próstata que requieren cirugía o radioterapia inmediatas.

Se necesitan más estudios para determinar si las pruebas de PCA3 podrían servir para ese propósito, apuntó. Mientras tanto, el efecto inmediato de los nuevos datos es ayudar a desarrollar "un nuevo paradigma" para la detección precoz del cáncer, en que las pruebas de PCA3 se unirían a las pruebas de APE y a los exámenes rectales digitales, aseguró Crawford.

Esa combinación podría reducir la necesidad de biopsias, que son costosas, causan incomodidad y se asocian con un riesgo de infección, argumentó.

Según Crawford, en los Estados Unidos se realizan alrededor de un millón de biopsias al año debido a la sospecha de cáncer de próstata. "Cualquier cosa que se pueda hacer para reducir el gran número de biopsias conlleva ventajas innumerables", afirmó.

Más información

Para saber más sobre el cáncer de próstata, visite el Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por DrTango

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?