SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

No todo el dolor en el pecho se trata de igual manera en los hospitales estadounidenses, según plantea un estudio

No todo el dolor en el pecho se trata de igual manera en los hospitales estadounidenses, según plantea un estudio

Parece menos probable que los negros, los hispanos y los no asegurados obtengan atención inmediata en la sala de emergencias que los blancos

MIÉRCOLES, 29 de septiembre (HealthDay News/HolaDoctor) -- Una investigación reciente revela que los pacientes hispanos y negros que buscan ayuda para el dolor en el pecho en departamentos de emergencia estadounidenses tienen menos probabilidades de que se considere que necesitan atención inmediata, comparados con pacientes blancos con síntomas similares.

Según la evaluación inicial conocida como clasificación según prioridad, los pacientes se dirigen a atención urgente inmediata o se considera que pueden esperar más tiempo.

"En esta primera muestra nacionalmente representativa de pacientes de salas de emergencia, hallamos diferencias persistentes en la raza, el sexo y la cobertura de seguro en la categorización por prioridades y en las pruebas cardiacas", aseguró en un comunicado de prensa del Hospital General de Massachusetts el Dr. Lenny Lopez, del Instituto Morgan de Políticas de Salud del hospital.

"La clasificación por prioridades es el paso crítico que determina la cascada completa de decisiones y pruebas clínicas subsiguientes", agregó. "Entonces, si los pacientes se clasifican mal al llegar, no recibirán la atención que necesitan cuando la necesitan".

Lopez y sus colegas informaron sobre sus hallazgos en una edición reciente de la revista Academic Emergency Medicine.

El Colegio estadounidense de cardiología (American College of Cardiology) y la American Heart Association, AHA, tienen directrices implementadas que especifican que todos los pacientes, independientemente de su información demográfica, deben recibir un electrocardiograma (ECG) inmediatamente si se presentan con dolor en el pecho.

Para determinar si la práctica actual se desvía de este protocolo, Lopez y su equipo analizaron datos recolectados en una encuesta nacional de departamentos de emergencia entre 1997 y 2006. La encuesta había recolectado información sobre la edad, el sexo, la raza y la etnia, y la situación de aseguramiento de 22,000 pacientes que llegaron al departamento de emergencia con dolor, congestión y/o ardor en el pecho.

Los hallazgos mostraron que los pacientes negros e hispanos que buscaron atención por dolor en el pecho tuvieron muchas menos probabilidades que los pacientes blancos que tenían síntomas similares de que se considerara que necesitan atención "emergente" o "urgente" (los que necesitan atención inmediatamente o en el transcurso de una hora, respectivamente).

Ambos grupos también tuvieron menos probabilidades que los blancos de que se les sometiera a un ECG, que usualmente es un estándar para un ataque cardiaco aparente, o de que se les monitorizaran la función cardiaca y los niveles de enzima cardiaca.

Los investigadores hallaron que los pacientes de Medicaid y los pacientes no asegurados también tuvieron menos probabilidades de que se les tratara según el protocolo.

"Estas diferencias en la clasificación de prioridades en el departamento de emergencias podrían condicionar de manera importante las disparidades en las pruebas, procedimientos y resultados individuales", aseguró Lopez en un comunicado de prensa. "Si a usted se le clasifica de manera errónea en este paso inicial, tiene menos probabilidades de que le hagan un ECG porque no se considera que su gestión sea urgente".

Al final, un ataque cardiaco aún más grave podría ser prevenido con tratamiento adecuado inicialmente, agregó.

"Esta no es un área de la medicina en la que falte claridad acerca de lo que se supone que debamos hacer, por lo que las estrategias de mejoramiento de la calidad necesitan enfocarse en una gestión de la clasificación por prioridades que se ciña 100 por ciento a las directrices para todos y cada uno de los pacientes", recomendó Lopez.

Más información

Para entender mejor el dolor en el pecho, visite la Biblioteca Nacional de Medicina.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?