SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

No deje que los alimentos en mal estado le echen a perder una buena barbacoa

No deje que los alimentos en mal estado le echen a perder una buena barbacoa

Haga que la diversión continúe cocinando los alimentos a las temperaturas adecuadas

SÁBADO, 28 de mayo de 2016 (HealthDay News) -- Los picnics y las barbacoas son una gran parte del fin de semana del Día de los Caídos, pero hacer que la comida siga siendo segura para comer en estos eventos puede ser difícil.

El primer paso es lavarse las manos antes y después de manejar cualquier alimento. Si se encuentra en el exterior y no tiene acceso a jabón y agua, lleve consigo un limpiador de manos que contenga al menos un 60 por ciento de alcohol, recomendó Torey Armul, nutricionista dietética registrada.

"Además, recuerde limpiar con regularidad la hielera, la canasta del picnic y los bolsos de mano, porque estos artículos pueden ser un terreno fértil para las bacterias", comentó Armul, vocera de la Academia de Nutrición y Dietética (Academy of Nutrition and Dietetics).

Si tiene planeado cocinar alimentos en el lugar donde hará el picnic, separe las carnes crudas, la carne de ave, el pescado y el marisco de los alimentos que estén listos para comer, aconsejó en un comunicado de prensa de la academia.

"Use una hielera para las carnes crudas y otra para los alimentos que estén listos para comer, como la fruta, la verdura, el queso y los postres. Lleve dos juegos de platos y cubiertos: uno para las carnes crudas y otro para servir los alimentos ya cocinados", indicó Armul.

Deje la hielera en la sombra con la tapa cerrada. Coloque un termómetro en la hielera para asegurarse de que se mantiene a 40 grados Fahrenheit (4.5 grados Celsius) o menos, sugirió.

Use un termómetro de comida para asegurarse de que los alimentos estén cocinados a una temperatura interna suficientemente alta como para matar las bacterias dañinas. La carne molida debería cocinarse a una temperatura de al menos 160 grados Fahrenheit (71 grados Celsius), según el Departamento de Agricultura de EE. UU. (USDA). El USDA aconseja que el pollo (incluyendo las pechugas de pollo y la carne de pollo molida) debería cocinarse a 165 grados Fahrenheit (74 grados Celsius), y el filete a un mínimo de 145 grados Fahrenheit (63 grados Celsius).

Después de la comida, tire todos los alimentos perecederos que hayan estado sin refrigerar más de dos horas, o solamente una hora si la temperatura en el exterior era mayor de 90 grados Fahrenheit (32 grados Celsius).

Más información

El Departamento de Agricultura de EE. UU. tiene más información sobre la barbacoa y la seguridad alimentaria.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad