SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Muy pocos estadounidenses se someten a pruebas de detección de la demencia

Por HealthDay -
Muy pocos estadounidenses se someten a pruebas de detección de la demencia

Más de la mitad de las personas con la afección nunca habían hecho una prueba de memoria y pensamiento, halló un estudio

Más de la mitad de los estadounidenses con demencia nunca se han sometido a pruebas de sus habilidades de pensamiento y memoria, sugiere un estudio reciente.

Según un informe que aparece en la edición en línea del 26 de noviembre de la revista Neurology, "aproximadamente 1.8 millones de estadounidenses de más de 70 años nunca se han sometido a una evaluación de sus capacidades cognitivas [mentales]", señaló en un comunicado de prensa de la revista el autor del estudio, el Dr. Vikas Kotagal, del Sistema Sanitario de la Universidad de Michigan, en Ann Arbor.

El hallazgo es importante porque "la evaluación e identificación tempranas de las personas con demencia podrían ayudar a que reciban atención antes", afirmó.

El nuevo estudio incluyó a casi 300 personas con demencia a partir de los 70 años de edad que participaban en el Estudio de salud y jubilación a nivel nacional. Según los investigadores, el 55 por ciento nunca habían recibido una evaluación de sus capacidades de pensamiento y memoria por parte de un médico.

Con un diagnóstico temprano de demencia, las familias pueden vigilar los problemas de su ser querido, ayudarle con las tareas cotidianas, y planificar la atención, comentó Kotagal. Esos tipos de intervenciones pueden mejorar en gran medida la calidad de vida de las personas con demencia, añadió.

El estudio también encontró que las personas casadas tenían el doble de probabilidades de haberse sometido a pruebas de detección de la demencia que las personas solteras.

"Es posible que los cónyuges se sientan más cómodos que los hijos al plantear preocupaciones a su pareja o al proveedor de atención de la salud", planteó Kotagal. "Otra posibilidad es que quizá las personas mayores no casadas podrían mostrarse más renuentes a compartir sus preocupaciones con el médico si les preocupa el impacto que eso tal vez tenga sobre su independencia".

El estudio también encontró que las personas con los problemas de pensamiento y memoria más severos eran más propensas a haber sido evaluadas por un médico que las que tenían unas señales menos severas de demencia.

Factores como la raza, el estatus socioeconómico, el número de hijos y si los hijos vivían cerca de sus padres no afectaron al hecho de si las personas con demencia habían sido evaluadas por problemas de memoria y pensamiento o no, anotaron los autores del estudio.

Una experta se mostró de acuerdo en que hay que hacer más por mejorar las tasas de evaluación de la demencia.

"La demencia afecta a una de cada ocho personas mayores de 65 años en EE. UU., y a una de cada tres personas mayores de 80 años", advirtió la Dra. Gayatri Devi, neuróloga del Hospital Lenox Hill en la ciudad de Nueva York.

"A pesar de esto, no hay directrices establecidas para los procedimientos de evaluación", dijo Devi. "Como resultado, muchos adultos con demencia no son diagnosticados ni reciben acceso a los tratamientos disponibles", explicó.

"Un diagnóstico y un tratamiento tempranos son esenciales para mantener la calidad de vida con esta debilitadora afección", aseguró Devi. "También hay beneficios económicos para la sociedad".

Más información

La Academia Estadounidense de Médicos de Familia (American Academy of Family Physicians) tiene más información sobre la demencia.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?