SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Muchos hombres no hacen caso a los síntomas de cáncer testicular durante meses

Muchos hombres no hacen caso a los síntomas de cáncer testicular durante meses

Un diagnóstico y un tratamiento tempranos se vinculan con una tasa de supervivencia del 99 por ciento a los cinco años, señala un urólogo

MARTES, 5 de julio de 2016 (HealthDay News) -- La detección y el tratamiento tempranos del cáncer testicular es clave para vencer la enfermedad, señala un especialista en urología.

Pero muchos hombres que sienten algo anómalo en un testículo esperan varios meses antes de ir al médico.

Pero cuando se diagnostica mientras se limita al testículo, la tasa de supervivencia a cinco años del cáncer testicular es del 99 por ciento, señaló en un comunicado de prensa de la Universidad Estatal de Pensilvania el Dr. Jay Raman, jefe de urología del Centro Médico de la universidad.

"Creo que en parte se trata del complejo de hombre macho, de que todo estará bien. Encima de eso se agrega que se trata de un área sensible, y quizá les dé algo de vergüenza", apuntó Raman.

A los hombres que saben algo sobre el cáncer testicular también les podría preocupar el hecho de que la extirpación quirúrgica del testículo sea la mejor forma de curar la enfermedad.

"Así que esperan para ver si mejora solo. Pero a veces esperan y esperan, hasta que han esperado demasiado", lamentó Raman.

Cada año, en Estados Unidos se diagnostican unos 9,000 casos nuevos de cáncer testicular, según Raman. Los factores de riesgo incluyen ser blanco y tener un testículo que no descendiera a una edad anterior. Dado que esos factores de riesgo no son prevenibles, lo mejor es ser consciente del riesgo y conocer los síntomas del cáncer.

Todos los hombres deben hacerse un autoexamen de los testículos al menos una vez cada seis meses, aconsejó Raman.

"Lo que se debe notar es que ambos testículos tengan los mismos contornos: relativamente lisos y suaves, más o menos de la consistencia de un huevo duro o de la palma de la mano", comentó. "Si nota algo firme, como un bulto o nudo, algo que sea distinto entre un lado y otro, debe buscar atención médica de inmediato".

El tratamiento más común es una cirugía para extirpar el testículo. Si el cáncer se confina al testículo, quizá el paciente solo requiera exámenes y análisis de sangre como seguimiento. Si el cáncer se ha propagado más allá del testículo, quizá necesite quimioterapia y radioterapia, explicó.

"Lo más importante es saber que las tasas de curación se relacionan directamente con qué tan temprano se detecta", enfatizó Raman.

Más información

El Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU. tiene más información sobre el cáncer testicular.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?