SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Muchos hombres con depresión o ansiedad no reciben tratamiento

Por Alan Mozes, Reportero de HealthDay -
Muchos hombres con depresión o ansiedad no reciben tratamiento

Los hombres jóvenes de las minorías son menos propensos que los blancos a acceder a la atención de salud mental.

Casi uno de cada diez hombres estadounidenses sufren de depresión o ansiedad, pero menos de la mitad reciben tratamiento, revela una encuesta reciente.

La encuesta nacional de más de 21,000 hombres también encontró que entre los varones más jóvenes, los negros y los hispanos son menos propensos que los blancos a reportar síntomas de salud mental. Y cuando reconocen que tienen problemas psiquiátricos, son menos propensos a buscar ayuda profesional que los blancos, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

"Sospechamos que hay varias presiones sociales y culturales que llevan a los hombres negros e hispanos a ser menos propensos que los hombres blancos a buscar tratamientos de salud mental", señaló el autor líder del informe, Stephen Blumberg, director asociado de ciencias del Centro Nacional de Estadísticas de Salud (NCHS) de los CDC.

"Esas presiones, que incluyen ideas sobre la masculinidad y el estigma de la enfermedad mental, podrían ser más pronunciadas en los hombres de color", señaló. "Y las mismas fuerzas podrían conducir a los hombres de color a negar o esconder los sentimientos de ansiedad o depresión".

Si esto es así, añadió Blumberg, "entonces las disparidades (raciales) que observamos podrían ser incluso mayores".

La encuesta se llevó a cabo entre 2010 y 2013. Los resultados aparecen en la edición del 11 de junio de la revista NCHS Data Brief.

En todas las edades, los resultados de la encuesta indican que casi el 9 por ciento de los hombres de EE. UU. sufren de depresión o ansiedad a diario, aunque apenas el 41 por ciento de esos hombres en realidad buscaron tratamiento.

Más del 39 por ciento de los hombres menores de 45 años dijeron que habían tomado medicamentos o visitado a un profesional de la salud mental por la ansiedad o la depresión diarias en el año anterior. Esto pone a esos hombres jóvenes a la par con el estimado de un 42 por ciento de los "hombres mayores" (los que tienen a partir de 45 años de edad) que dijeron que habían hecho lo mismo.

Pero las diferencias raciales en términos de los patrones de atención de salud mental se hicieron aparentes cuando los autores del estudio se enfocaron en los que tenían de 18 a 44 años.

Apenas el 6 por ciento de los hombres más jóvenes negros e hispanos dijeron que experimentaban ansiedad o depresión diarias, en comparación con más del 8 por ciento de los hombres más jóvenes blancos, según los hallazgos.

Y los hombres negros e hispanos más jóvenes que experimentaban depresión o ansiedad diarias eran menos propensos a haber accedido al tratamiento de salud mental en el año anterior que sus pares blancos (alrededor del 26 frente al 45 por ciento, respectivamente). Esa división racial no se observó entre los hombres a partir de los 45 años de edad.

El estatus con respecto al seguro médico pareció ser un factor importante. Aunque no se observaron diferencias raciales significativas en el uso de los servicios de tratamiento de salud mental entre los hombres con seguro, los hombres blancos sin seguro de 18 a 44 años de edad que sufrían ansiedad o depresión a diario tenían el triple de probabilidades de acceder a la atención de salud mental que sus pares negros o hispanos sin seguro.

Aunque la encuesta no explica esta discrepancia, los autores dijeron que en los grupos de enfoque encontraron que tener cobertura de seguro médico pareció reducir el estigma asociado con la necesidad de tratamiento de salud mental entre negros e hispanos. La ampliación de la cobertura de seguro médico como resultado de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (a veces llamada "Obamacare") podría por tanto reducir esas desigualdades raciales y étnicas, plantearon.

Jill Kiecolt, profesora asociada de sociología de la Universidad Tecnológica de Virginia, dijo que los hallazgos no la sorprendieron.

"Pero hay que desglosarlos un poco", añadió. Kiecolt dijo, por ejemplo, que aunque muchas investigaciones anteriores también han identificado unas tasas relativamente más bajas de depresión y ansiedad entre los negros, las tasas entre los hombres hispanos por lo general han sido iguales que las de sus pares blancos.

"Por tanto, la ventaja de salud mental de los afroamericanos en estos indicadores es mayor de lo que parece", dijo Kiecolt, "mientras que quizá los hispanos no tengan una ventaja de salud mental".

En cuanto a qué podría impulsar unas mejores cifras respecto a la salud mental en los hombres negros, Kiecolt dijo que la dinámica sigue siendo misteriosa. "No sabemos el motivo", anotó.

Su propia investigación no ha hallado respaldo para la idea, que con frecuencia se expresa, de que los estadounidenses negros por lo general se benefician de unas estructuras de respaldo social más firmes en relación con los blancos.

Sin embargo, enfatizó que las tasas más bajas de depresión y ansiedad observadas entre los hombres negros "probablemente sean reales".

Más información

Para más información sobre las tendencias en la salud mental de Estados Unidos, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?