SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Muchos adultos usan antibióticos sin consultar al médico, encuentra una encuesta

Muchos adultos usan antibióticos sin consultar al médico, encuentra una encuesta

Uno de cada 20 conserva y usa medicamentos viejos que le sobraron, lo que contribuye al peligro de gérmenes resistentes a los fármacos

LUNES, 11 de julio de 2016 (HealthDay News) -- Un nuevo estudio de Texas encuentra que uno de cada 20 adultos ha guardado antibióticos y los ha usado sin la orientación de un médico, lo que amplía los temores por el uso excesivo de esos medicamentos.

Durante años, los expertos sanitarios han advertido que el uso excesivo de antibióticos está conduciendo a "súper bacterias" resistentes a los medicamentos, que podrían plantear graves problemas de salud.

El autodiagnóstico y el uso excesivo de los medicamentos podrían ahora estar empeorando el problema, dijeron los investigadores responsables del nuevo estudio.

"Cuando las personas se autodiagnostican y se autorrecetan antibióticos, es probable que la terapia sea innecesaria, porque lo más frecuente es que esas infecciones respiratorias superiores sean provocadas mayormente por algún virus", apuntó la autora líder del estudio, la Dra. Larissa Grigoryan, profesora de Medicina Familiar y Comunitaria del Colegio de Medicina Baylor, en Houston.

"Las afecciones más comunes que los pacientes reportan que se tratan ellos mismos con antibióticos son el dolor de garganta, el escurrimiento nasal o la tos, afecciones que típicamente mejorarían sin ningún tratamiento con antibióticos", apuntó Grigoryan en un comunicado de prensa de la Sociedad Americana de Microbiología (American Society for Microbiology).

Un experto en enfermedades infecciosas expresó alarma ante los nuevos hallazgos.

"Este informe sobre las personas que usan antibióticos que les recetaron antes, por un autodiagnóstico, es terriblemente perturbador, potencialmente peligroso para el individuo, y claramente nocivo para la sociedad en general", comentó el Dr. Howard Selinger, presidente de medicina familiar de la Facultad de Medicina de la Universidad de Quinnipiac en Hamden, Connecticut.

"El autodiagnóstico y el tratamiento con antibióticos recetados con anterioridad pone al paciente en riesgo de efectos secundarios potencialmente peligrosos, como una perturbación de las bacterias intestinales, diarrea, etc.", anotó.

Además, "incluso si la elección de un antibiótico usado antes es adecuada, la cantidad será insuficiente para completar el trabajo, debido al uso anterior", apuntó Selinger.

En el estudio, el equipo de Grigoryan seleccionó al azar y encuestó a 400 adultos tratados en distintas clínicas de prácticas familiares en el área de Houston.

De esos pacientes, el 5 por ciento dijeron que habían usado antibióticos sin una receta en el año anterior. Los investigadores también encontraron que uno de cada cuatro pacientes encuestados admitieron que usarían cualquier antibiótico disponible sin ponerse primero en contacto con el médico.

En general, el 14 por ciento de los adultos encuestados dijeron que mantenían existencias de antibióticos en casa. La mayoría de esos fármacos se conservaron de recetas anteriores.

De los antibióticos obtenidos sin receta, un 40 por ciento se compraron en una tienda o farmacia, un 24 por ciento se compraron fuera de Estados Unidos, un 20 por ciento fueron proporcionados por un amigo o familiar, y un 12 por ciento eran sobrantes de una receta previa.

Los investigadores dijeron que en un 4 por ciento de los casos, los antibióticos usados sin una receta eran fármacos para uso en animales, no en humanos.

"Los pacientes de las clínicas públicas de atención primaria, los de un nivel educativo más bajo y los más jóvenes presentaban un riesgo más alto de uso [sin receta] en nuestra encuesta", escribió el equipo de Grigoryan.

El costo podría estar fomentando parte de este uso sin receta, teorizaron los investigadores. Apuntaron que los copagos de los medicamentos en las clínicas públicas podrían ser de 70 dólares o más, así que algunos pacientes podrían buscar formas más baratas de obtener antibióticos.

Cualquiera que sea la causa, la tendencia podría tener implicaciones importantes para la salud de los individuos, y para la salud pública en general, señalaron los médicos.

Cuando las personas usan una serie incompleta de antibióticos sobrantes, esto puede permitir a los gérmenes desarrollar una resistencia peligrosa a los fármacos, explicó Selinger.

"Entonces, esa resistencia pone a todo el mundo de la población en riesgo de una infección futura que resulte difícil, si no imposible, de tratar", lamentó.

El Dr. Len Horovitz es un internista y especialista en enfermedades infecciosas del Hospital Lenox Hill Hospital, en la ciudad de Nueva York. Afirmó que el uso excesivo de antibióticos es un "importante problema sanitario".

"Que los médicos receten en exceso ya es una práctica suficientemente mala, pero ahora está claro que los pacientes mismos adquieren antibióticos y se los recetan a sí mismos", dijo Horovitz. "El uso inadecuado es con más frecuencia para un resfriado, y los antibióticos no funcionan en ese caso".

El estudio aparece en la edición del 11 de julio de la revista Antimicrobial Agents and Chemotherapy.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. tienen más información sobre la resistencia a los antibióticos.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad