SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Muchos adultos de EE. UU. recurren a los mensajes de texto con contenido sexual, y eso podría incluso ayudar a algunas relaciones

Por Alan Mozes, Reportero de HealthDay -
Muchos adultos de EE. UU. recurren a los mensajes de texto con contenido sexual, y eso podría incluso ayudar a algunas relaciones

Una encuesta encontró que tres cuartas partes lo hacen en el contexto de una pareja estable

SÁBADO, 8 de agosto de 2015 (HealthDay News) -- Una nueva encuesta encuentra que más de ocho de cada 10 adultos admiten enviar o recibir mensajes de texto sexualmente explícitos (lo que se conoce por lo general como "sexting"), y muchos dicen que la práctica conduce a una mayor satisfacción sexual, sobre todo cuando las parejas están involucradas.

"La mayoría de personas se han enfocado en los peligros del sexting y en cómo puede dañar una relación", dijo la autora líder del estudio, Emily Stasko, candidata doctoral del departamento de psicología de la Universidad de Drexel, en Filadelfia. "Pero el contexto es importante. El sexting es sin duda algo que muchos adultos hacen, no va a desaparecer, y los hallazgos indican que en realidad puede ser bueno para las relaciones y la satisfacción sexual".

La encuesta encontró que unas tres cuartas partes de los que usan mensajes sexuales lo hacen con una pareja estable. Y más o menos el mismo porcentaje hacen sexting en la comodidad de su hogar.

Más de cuatro de cada diez encuestados dijeron que habían usado sexting mientras estaban en una "relación casual", y casi una tercera parte confesaron enviar mensajes sexuales mientras estaban en el trabajo o en otro lugar fuera de casa. Solo el 12 por ciento dijeron que usaban esa forma de comunicación para ser infiel a alguien.

Stasko debía presentar los hallazgos de su equipo el sábado en Toronto en una reunión de la Asociación Americana de Psicología (American Psychological Association). Los hallazgos presentados en reuniones generalmente se consideran preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

Para obtener una instantánea de los hábitos actuales de sexting, el equipo llevó a cabo una encuesta en línea de 20 minutos de duración con 870 estadounidenses. Los participantes tenían entre 18 y 82 años de edad, y una mediana de edad de 35 años, dijeron los investigadores.

Todos los participantes eran heterosexuales. Casi seis de cada diez eran mujeres, y más del 80 por ciento eran blancos. Aunque más de cuatro de cada diez dijeron que estaban casados en la actualidad, una cantidad equivalente dijeron que nunca habían estado casados.

Los investigadores encontraron que casi un 88 por ciento dijeron que habían enviado o recibido un mensaje sexualmente explícito al menos una vez en sus vidas. Y el 82 por ciento dijeron que habían hecho sexting en los 12 meses anteriores, reveló la encuesta.

Los hombres eran más propensos a pensar que era una experiencia "divertida" y "despreocupada", y eran más propensos a considerar la conducta como una parte que era de esperar en su relación. Por otro lado, las mujeres parecían ser ligeramente más propensas a desear enviar mensajes que recibirlos, dijeron los investigadores.

Pero una mayor frecuencia de sexting se vinculó con una mayor satisfacción sexual en ambos sexos, sobre todo cuando los que los usaban estaban en una relación, encontró la encuesta. De hecho, con la excepción de las que dijeron que estaban en una relación "muy estable", las parejas que hacían sexting con más frecuencia eran más propensas a decir que estaban satisfechas con su relación. En las relaciones muy estables, el sexting no planteó una diferencia en cuanto a la satisfacción sexual, según el estudio.

En cambio, el sexting tuvo poco efecto sobre la satisfacción sexual de las personas que no estaban en relaciones. El 26 por ciento del grupo de participantes se describieron a sí mismos como solteros, encontró la encuesta.

"El sexting es una conducta que las personas realizan por muchos motivos distintos", apuntó Stasko. "Los motivos pueden ser distintos, y ser distintos en momentos distintos en la misma persona", añadió.

"No diría que todo sexting es igual", apuntó Stasko. "No todo es positivo. Por ejemplo, aunque el 60 por ciento dijeron que nunca usaban sexting cuando no lo deseaban, eso significa que el 40 por ciento sí lo hacían. Pero al mismo tiempo, no todo es negativo. Es un tipo de comunicación sexual, pero es también de forma más general solo otro tipo de comunicación, punto. Y es uno que en realidad podría facilitar el hablar sobre el sexo a quienes les resulta más difícil hacerlo en persona".

Jeffrey Hall, profesor asistente del departamento de estudios sobre la comunicación de la Universidad de Kansas, en Lawrence, dijo que los hallazgos actuales son "parte de una conversación más general que está reconociendo que es probable que el sexting sea fruto de las conversaciones sexuales en el contexto de las relaciones nuevas y las que ya están en curso".

Hall dijo que "suponiendo que a nadie le escandalice que los miembros de una relación hablen sobre el sexo, tampoco debería escandalizarnos que las personas que están en relaciones hablen sobre el sexo por sus teléfonos celulares".

Y añadió que "a medida que los dispositivos móviles siguen en su camino inmutable hacia alcanzar el estatus de tecnologías del todo domésticas (como la televisión y la computadora de casa), no debería sorprendernos que los tratemos como un medio de hacer las cosas usuales de una relación, como hablar sobre el sexo".

Más información

Para más información sobre el sexting, visite la AARP.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?