Editar mi perfil

Cerrar

Adolescentes temen intervenir en una agresión sexual

Por HealthDay -

Un esfuerzo a nivel nacional ha sido puesto en marcha para aumentar la concienciación y animar a la intervención

MIÉRCOLES, 13 de marzo (HealthDay News) -- Más de la mitad de los adolescentes y adultos jóvenes de Estados Unidos conocen a una persona que ha sido víctima de violencia por parte de la persona con la que mantiene una relación o de una agresión sexual, según una nueva encuesta a nivel nacional.

Pero al 53 por ciento le resultaría difícil intervenir, y al 40 por ciento ni siquiera sabría qué hacer si fueran testigos de un crimen, descubrió la encuesta.

La encuesta "revela la triste realidad de la violencia en las relaciones de pareja y las agresiones sexuales entre los jóvenes de 15 a 22 años de edad, y el hecho de que muchos no tienen claras cuáles son las señales de advertencia y no saben qué hacer para detener ese acto violento o agresión", afirmaron los organizadores de un esfuerzo nacional para combatir la violencia de las relaciones y las agresiones sexuales.

Esta iniciativa, llamada NO MORE (NUNCA MÁS), "está diseñada para acabar con el estigma y la vergüenza de la violencia doméstica y la agresión sexual, e impulsar la concienciación y una implicación activa", explicaron los organizadores en el comunicado de prensa.

El lanzamiento de NO MORE el 13 de marzo coincide con el inicio, el miércoles, de un juicio por violación en Steubenville, Ohio, en medio de una gran expectación. A dos jugadores de fútbol americano de secundaria se les acusa de violar a una chica de 16 años mientras otros chicos supuestamente observaban.

La encuesta sobre las actitudes de los adolescentes y adultos jóvenes, financiada por la Avon Foundation for Women, fue realizada por GfK Public Affairs and Corporate Communications. Estos son algunos de los puntos destacados:

  • El 36 por ciento de los hombres jóvenes encuestados conocían a una víctima de violencia por parte de su pareja y el 25 por ciento conocían a una víctima de una agresión sexual.
  • Una de cada 6 mujeres afirmaron haber sido víctimas de una agresión sexual, en comparación con uno de cada 50 hombres.
  • Al ser preguntados sobre la violencia ejercida por uno de los miembros de una relación, el 9 por ciento afirmaron que habían agredido a su pareja. Las mujeres jóvenes tenían tres veces más probabilidades de hacerlo que los hombres jóvenes. No obstante, la gran mayoría de las personas jóvenes dijeron que no serían capaces de este tipo de conducta.
  • El 37 por ciento de los hispanos consideraban la violencia en la relación de pareja como un problema que tenían sus amigos.
  • El 88 por ciento de los negros afirmaron que veían este tipo de violencia en las relaciones de pareja como un problema social.
  • Las personas negras jóvenes discutían más frecuentemente con sus amigos y con sus padres sobre los abusos cometidos en las relaciones de pareja y la violencia sexual que las personas blancas.
  • El 62 por ciento de los hombres y mujeres jóvenes afirmaron que desearían ayudar en caso de que fueran testigos de violencia en una relación de pareja o de una agresión sexual, pero solo el 46 por ciento de los hombres pensaba que sería capaz de reconocer algunos de estos crímenes.
  • Una de cada tres mujeres jóvenes aseguraron que no conocían las señales de una agresión sexual.
  • Una de cada tres personas jóvenes admitieron que el miedo a ser agredidos físicamente podría hacer que no intervinieran.

Los organizadores de NO MORE creen que enseñar a las personas jóvenes las diferentes formas de abuso y cómo combatirlas puede ayudar a evitar tragedias como la de Ohio.

Muchos adolescentes no son conscientes de que el abuso en una relación de pareja, por ejemplo, incluye las conductas controladoras, los insultos y la persecución.

"Una vez se definan las conductas abusivas más claramente y se eduque a los hombres jóvenes para que sepan detectar el abuso, es más probable que intervengan más a menudo y con mejores resultados", según los autores del estudio.

Las agencias importantes de prevención de la violencia y otras organizaciones se han unido en la campaña NO MORE. Al igual que la cinta rosa que simboliza el cáncer de mama o la roja para el SIDA, el símbolo de NO MORE pretende fomentar la concienciación con respecto a esta cuestión.

Más información

Para más información sobre este nuevo esfuerzo a nivel nacional, visite NOMORE.org.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo
INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo