SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Muñecos vudú revelan secretos del hambre

Por -
Muñecos vudú revelan secretos del hambre
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

La agresividad, el hambre y los muñecos vudú tienen mucho en común: ayudaron a los científicos a entender cómo funciona el mecanismo del apetito en el cerebro y su influencia en la conducta. Mira las interesantes conclusiones a que llegaron.

Cuando tienes hambre te pones más agresivo y no puedes controlar la ira. Esto sucede porque el nivel de azúcar en sangre influye directamente sobre tu estado de ánimo: mientras más baja la glucosa, más sube la violencia.

Es muy interesante ver cómo surge esta conclusión de los científicos de la Universidad del Estado de Ohio, realizada en 2014.

Ellos realizaron un experimento con 107 parejas heterosexuales y casadas en promedio, durante 12 años, las cuales tuvieron durante 3 semanas, muñecos vudú en los que debían insertar 51 alfileres imaginando que eran sus compañeros, a la vez que se les medía la glucosa (azúcar en sangre).

Y comprobaron con asombro que mientras más bajo era el nivel de glucosa después de no haber comido por varias horas, más alfileres clavaban en los muñecos. Un simple hecho que vastó a los científicos para entender que el apetito funciona en el cerebro como una llave que acciona la agresividad. 

Un dulce en vez de una pelea

Aunque no lo parezca, los resultados no fueron tan alarmantes. Según explica Richard Pond Jr, coautor del estudio de la Universidad de Carolina del Norte, el 70% del tiempo los participantes no pincharon los muñecos. El promedio fue de algo más de un alfiler por noche y por persona, aunque hubo 3 personas que clavaron los 51 alfileres de una sola vez, y una de ellas lo hizo en 2 oportunidades.

Según las conclusiones del estudio, para prevenir peleas o altercados en el hogar cuando se sienten con languidez por no haber comido, las personas pueden recurrir sencillamente a un dulce, ya que una baja dosis de azúcar en sangre las pone más susceptibles y las enoja.

El experto explica que para tener control sobre nosotros mismos necesitamos glucosa, en especial para contener la ira, que es la emoción más difícil de contener. 

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?