SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Millones de estadounidenses cosechan beneficios de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, según un estudio

Por Dennis Thompson, Reportera de HealthDay -

Pueden observarse los beneficios en la cantidad de adultos que tienen una cobertura médica, un médico y que dicen que tienen una mejor salud

MARTES, 28 de julio de 2015 (HealthDay News) -- Hay millones más de estadounidenses que tienen un seguro médico a un precio asequible, acceso a un médico personal y sienten que están en mejor forma después de los primeros dos periodos de apertura para la inscripción de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (Affordable Care Act, ACA), según muestra un nuevo análisis.

La encuesta, que contó con más de medio millón de adultos estadounidenses, halló que la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, a menudo llamada Obamacare, ha revertido lo que había sido una espiral descendiente en la que la atención sanitaria se había convertido en más cara y menos disponible para muchos estadounidenses, según el investigador principal, el Dr. Benjamin Sommers, economista de la salud en la Facultad de Salud Pública T.H. Chan de la Universidad de Harvard y médico de atención primaria en el Hospital Brigham and Women's de Boston.

En concreto, los grupos minoritarios y las personas crónicamente enfermas han obtenido grandes beneficios en la cobertura médica y en la obtención de la atención médica que necesitan, indicaron los investigadores.

Cerca de 16 millones más de adultos han obtenido una cobertura médica, una reducción de casi el 8 por ciento en los que previamente no tenían seguro, dijo Sommers.

"Desde la aprobación de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio hace 5 años, hemos visto la reducción más acusada en la tasa de personas sin seguro en 4 décadas", dijo.

Sommers indicó otros de los hallazgos:

  • 7 millones más de adultos tienen acceso a un médico personal, una mejora del 3.5 por ciento.
  • Casi 5 millones más de adultos tienen un fácil acceso a los medicamentos, una mejora de más del 2 por ciento.
  • 11 millones más de adultos dicen que pueden costearse la atención médica que su familia necesita, una mejora del 5.5 por ciento.

Además, casi 7 millones más de adultos dijeron de sí mismos que tenían una salud excelente, muy buena o buena, en lugar de regular o mala, dijo Sommers. Las investigaciones previas han mostrado que las personas que dicen que su salud es regular o mala tienen tasas de mortalidad mucho más altas, explicó.

Los resultados aparecen en la edición del 28 de julio de la revista Journal of the American Medical Association.

"Aquí no hay sorpresas, porque sin duda alguna la ACA ha supuesto un gran progreso con respecto a la mejora de la cobertura y el acceso a la atención médica", dijo Ron Pollack, director ejecutivo fundador de Families USA, un grupo de defensoría del consumidor de atención médica. "Está muy claro que una de cada tres personas que anteriormente no tenían seguro han conseguido una cobertura de atención médica".

Sommers resumió las mejoras en tres factores principales relacionados con la Obamacare: las personas de hasta 25 años que siguen en los planes de salud de sus padres, la apertura de los mercados de seguros médicos estatales, y la expansión de Medicaid en 30 estados.

"Entre las millones de personas que han conseguido una cobertura a través de los nuevos mercados, casi 9 de cada 10 de ellas están recibiendo subsidios que hacen que la cobertura sea asequible por primera vez", dijo Pollack.

Sommers añadió que las personas con afecciones crónicas (como la diabetes, el cáncer o las enfermedades cardiacas) han experimentado mejoras significativas en la salud autorreportada, y una reducción en las limitaciones relativas a la salud en sus actividades cotidianas.

"Estos resultados tienen sentido, dado que, según la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, las compañías aseguradoras ya no pueden discriminar en función de afecciones médicas preexistentes", comentó.

Los adultos con ingresos bajos en los estados en los que se ha expandido Medicaid experimentaron una caída significativa en las tasas de personas sin seguro, y como resultado de ello hay más personas que tienen su propio médico personal y un mejor acceso a la medicina, halló el estudio.

Los grupos minoritarios también parecían ser los que más se habían beneficiado de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, según los investigadores. Por ejemplo, casi el doble de hispanos (cerca del 12 por ciento) y de negros (casi el 11 por ciento) reportaron que ya tenían seguro, en contraste con casi el 6 por ciento de los blancos.

Estas cifras "sugieren que la ACA podría asociarse con reducciones en las diferencias que hay desde hace mucho tiempo en el acceso a la atención médica", indicó Sommers.

En el estudio, Sommers y sus colaboradores analizaron los resultados del Índice de bienestar Gallup-Healthways de 2012 a 2015, una encuesta telefónica diaria nacional. Los investigadores examinaron los cambios en la cobertura en el acceso a la atención médica para los adultos estadounidenses de 18 a 64 años desde que empezara en octubre de 2013 el primer periodo de apertura de las inscripciones, en comparación con las tendencias anteriores a la implementación de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio.

Los investigadores intentaron controlar el impacto que la economía podría haber tenido en la mejora de la situación económica de las personas al incluir datos como, por ejemplo, si la persona estaba trabajando, los ingresos de su hogar y la tasa de desempleo anual de su estado, dijo Sommers.

"Eso nos da una gran confianza en que los cambios importantes en la economía no están impulsando estos resultados", dijo.

Más información

Para más información sobre la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, visite el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?