SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Mientras trabaja, camine y silbe

Por Emily Willingham, Reportera de HealthDay -
Mientras trabaja, camine y silbe

Un pequeño estudio encontró que una caminata breve restaura el flujo sanguíneo en las piernas tras horas de estar sentado en una silla

JUEVES, 8 de octubre de 2015 (HealthDay News) -- Si tiene que estar sentado casi todo el día en el trabajo, siempre que pueda camine un poco.

¿Por qué? Los investigadores informan que un paseo de apenas 10 minutos puede restaurar el flujo sanguíneo a las piernas afectadas por estar sentado demasiado tiempo.

"Aunque el tamaño de nuestra muestra fue pequeño, de cualquier forma los efectos y resultados que hallamos fueron profundos", afirmó el primer autor del estudio, Robert Restaino, estudiante doctoral de la Universidad de Missouri en Columbia, Missouri.

Los hallazgos aparecen en una edición reciente de la revista Experimental Physiology.

"La moraleja obvia es que estar sentado e inactivo de forma ininterrumpida conduce a la disfunción microvascular, y por tanto es malsano", dijo el Dr. William Gray, director de servicios endovasculares del Hospital Presbiteriano de Nueva York y del Centro Médico de la Universidad de Columbia, en la ciudad de Nueva York. Gray anotó que estar sentado mucho tiempo ya se había vinculado con la enfermedad cardiaca.

Restaino dijo que la meta del estudio era "desenredar las disfunciones provocadas por estar sentado mucho tiempo".

Para aislar los efectos de pasar periodos largos sentado, Restaino y sus colaboradores pidieron a once hombres jóvenes que estuvieran sentados "agudamente" durante seis horas. Los investigadores midieron el flujo sanguíneo y otros factores cardiacos de los hombres tanto antes como después del periodo en que estuvieron sentados.

Para evitar que la comida afectara los resultados, todos los hombres comieron el mismo desayuno (una quesadilla con jugo de piña) dos horas antes del periodo en que estuvieron sentados. Consumieron otra comida tras estar sentados cuatro horas.

Los participantes del estudio no debían mover las piernas mientras estuvieron sentados, de forma que los sentaron para que sus piernas estuvieran suspendidas sobre el suelo. Se les permitió leer o usar una computadora.

Cuando habían estado sentados durante las seis horas y se completaron las medidas del flujo sanguíneo y de otros factores, los hombres caminaron durante diez minutos. Entonces, los investigadores tomaron de nuevo las mismas medidas.

Encontraron que estar sentado era negativo. Redujo el flujo sanguíneo en las dos arterias mayores de las piernas, y las pantorrillas de los hombres tenían, en promedio, casi una pulgada (2.5 centímetros) de inflamación.

Tras el paseo (que según los contadores de pasos fue de unos 1,100 pasos en 10 minutos), el flujo sanguíneo y las otras medidas volvieron a los niveles previos al periodo en que estuvieron sentados, mostraron los hallazgos.

Restaino anotó que este grupo de once hombres representaba a "individuos sanos", y dijo que en otros grupos, como las personas mayores o las que tienen problemas cardiacos, "me imagino que las disfunciones serían más exageradas".

Añadió que, en las personas menos sanas, la capacidad del flujo sanguíneo y otras medidas de volver a la normalidad podría ameritar un ejercicio más prolongado e intenso. Pero por ahora "esto es pura especulación", dijo Restaino.

Gray apuntó que "sabemos que la disfunción [del flujo sanguíneo] se asocia con unos peores resultados cardiovasculares [del corazón] en las personas mayores. Pero no sabemos si la edad o la duración de la actividad requerida afectaría a la magnitud de los efectos aquí observados".

Gray dijo que el tamaño reducido del estudio "no importaba" porque los autores midieron puntos finales objetivos, y encontraron grandes diferencias por el hecho de caminar.

No está claro cuánto durarán los efectos de una caminata corta.

Según Gray, el efecto directo del ejercicio parece ser unos niveles más altos de óxido nítrico, una molécula que hace que los vasos sanguíneos se abran. Eso reduce la fricción en la sangre y le permite fluir con más facilidad.

Restaino dijo que otro factor probablemente sea la contracción de los músculos que sucede al caminar, lo que ayuda a mejorar la circulación.

La moraleja, según Restaino, es que "de forma cumulativa, esos efectos de una caminata corta tienen roles importantes en la mejora de las disfunciones observadas durante un periodo largo de estar sentado".

Más información

Para más información sobre el bienestar en el lugar de trabajo, visite la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?