SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Menos estadounidenses dicen "sí, quiero"

Por Randy Dotinga, Reportero de Healthday -
Menos estadounidenses dicen "sí, quiero"

Un informe del gobierno también halla que las personas esperan más para casarse

JUEVES, 22 de marzo (HealthDay News) -- Esa brillante alianza matrimonial podría estar perdiendo su atractivo. Un nuevo informe del gobierno muestra que más estadounidenses evitan el matrimonio o se casan mucho más tarde que la generación de sus padres.

El porcentaje de mujeres de 15 a 44 en su primer matrimonio se ha reducido de forma constante, de 44 por ciento en 1982 a 36 por ciento en 2006-2010.

Pero en el mismo periodo, el número de mujeres que cohabitaban (en una relación sexual con alguien del sexo opuesto con quien vivían) aumentó de 3 a 11 por ciento.

Si no evitan el matrimonio del todo, las personas parecen postergarlo hasta una edad más avanzada. En 2006-2010, en promedio, las mujeres contrajeron su primer matrimonio a los 26, y los hombres a los 28.

"Las personas no abandonan el matrimonio, pero lo posponen hasta una edad más avanzada", señaló la autora líder del estudio Casey Copen, demógrafa del Centro Nacional de Estadísticas de Salud de EE. UU. La educación y la economía parecen tener que ver, planteó, y las personas menos educadas son más propensas a cohabitar.

El informe, que se publicó el jueves, examina los resultados de una encuesta de unas 12,300 mujeres y 10,400 hombres. La tasa de respuesta de la encuesta de 2006-2010 fue de 77 por ciento. El informe se enfoca en estadísticas sobre mujeres porque las encuestas anteriores a 2002 no incluyeron a hombres.

De 1982 a 2006-2010, el porcentaje de mujeres de 15 a 44 que nunca se habían casado aumentó de 34 a 38 por ciento, y el porcentaje de mujeres negras que nunca se habían casado (55 por ciento) conformó la cifra más elevada en el último periodo.

¿A qué se debe este cambio?

"Las mujeres son más independientes económicamente ahora que en el pasado, debido a aumentos en la educación y la participación en la fuerza laboral. El beneficio económico del matrimonio puede disminuir, lo que resulta en un retraso del matrimonio", señaló Hui Liu, profesora asistente de sociología de la Universidad Estatal de Michigan que estudia el matrimonio.

La cohabitación fue más común entre los que tenían menos educación en 2006-2010. Una de cada cinco mujeres sin un diploma de secundaria o su equivalencia (GED) vivían con un hombre en una relación sexual sin estar casados, frente a una de cada 14 mujeres que tenían una licenciatura.

Liu dijo que la cohabitación parece tener distintos roles en los grupos raciales. "Los blancos son más propensos a casarse con su pareja de cohabitación, de forma que en ese grupo la cohabitación podría ser más como un ensayo del matrimonio", apuntó. "En contraste, las cohabitaciones tienden a ser una alternativa al matrimonio, o quizás más parecidas al matrimonio, entre los negros".

Si las mujeres se casaban, las probabilidades de que su matrimonio sobreviviera 20 años eran de 52 por ciento en 2006-2010. Esto es similar a la tasa de los 70. Sin embargo, casi el 70 por ciento de las mujeres asiáticas seguían en su primer matrimonio tras veinte años.

"Los riesgos de divorcio parecen estar estancados en un nivel bastante alto", aseguró Kelly Musick, profesora asociada del Departamento de Análisis y Gestión de Políticas de la Universidad de Cornell, quien también estudia el matrimonio. "Pero a partir de este informe y otros trabajos se hace evidente que las probabilidades de divorcio no son uniformes. Por ejemplo, los que se casan más tarde y tienen más educación tienen mucho menos probabilidades de divorcio. La estabilidad general en los riesgos de divorcio enmascara mucha variabilidad".

Musick señaló que los resultados son importantes porque iluminan la forma en que la sociedad funciona. "Hace mucho que el matrimonio es una institución social fundamental, y los patrones cambiantes tienen implicaciones potenciales para la salud y el bienestar de adultos y niños", aseguró. "También reflejan las actitudes y oportunidades cambiantes, y puede ser una ventana crítica para observar, por ejemplo, los roles sociales cambiantes de hombres y mujeres y la creciente desigualdad entre los grupos educativos".

Más información

La Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. tiene más información sobre el divorcio.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?