SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Médicos en medicina deportiva ofrecen consejos de seguridad para los deportistas jóvenes

Médicos en medicina deportiva ofrecen consejos de seguridad para los deportistas jóvenes

Los niños y adolescentes deben reanudar la actividad física de manera gradual, usar un equipo de seguridad debidamente ajustado y mantenerse hidratados

DOMINGO, 6 de septiembre de 2015 (HealthDay News) -- Los niños y adolescentes ya están de regreso a la escuela y han retomado sus respectivos deportes, lo que conduce inevitablemente a golpes y rasguños, y posiblemente a lesiones más graves debido a la práctica deportiva.

Los médicos en medicina deportiva del Centro Médico del Hospital Pediátrico de Cincinnati señalan que la preparación es clave para reducir el riesgo de estas lesiones.

En primer lugar, recomiendan que los niños y adolescentes comiencen a hacer ejercicio mucho antes de que se inicie la temporada de deportes, por lo menos entre cuatro y seis semanas antes.

Los niños y adolescentes deben acostumbrarse a los entrenamientos en clima cálido al aumentar gradualmente el tiempo que pasan al aire libre expuestos al calor y la humedad. Deberían hacerlo entre los primeros 10 días y las dos semanas de entrenamiento.

Los deportistas jóvenes necesitan beber mucho líquido y tomar descansos cada 10 a 15 minutos, recomendaron los médicos. Deben usar ropa ligera y limitar su exposición al sol si están al aire libre durante las horas más calurosas del día. Una forma de mantenerse fresco es aplicar toallas empapadas con cubos de hielo y agua en la cabeza y el cuello.

Si un niño presenta algún trastorno causado por el calor, trasládelo a la sombra o al área más fresca que haya cerca. Baje la temperatura corporal mediante la exposición de la piel al hielo o agua fría y al aire fresco y en circulación, señalan los médicos.

Los médicos recomiendan que los niños con asma utilicen inhaladores preventivos 20-30 minutos antes del ejercicio, que hagan un calentamiento gradual y que tengan un inhalador cerca durante los entrenamientos y partidos o competiciones.

Los deportistas jóvenes deben usar todo el equipo de protección recomendado y ajustarlo apropiadamente. Los médicos señalaron que se les debe decir a los jóvenes que deben comunicar de inmediato al entrenador o preparador físico si se sienten mareados, confundidos, tienen un lapsus de memoria o un dolor de cabeza después de sufrir un golpe en la cabeza.

Los niños y adolescentes que presenten estos síntomas no deben regresar al partido, competición o entrenamiento, y además deben ser examinados por un médico antes de volver a practicar el deporte, de acuerdo con los médicos.

Cada año, alrededor de 3,5 millones de niños y adolescentes estadounidenses de 14 años o menos sufren lesiones causadas por un deporte o actividad recreativa, apuntó la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics, AAP). Más de 775,000 son tratados en emergencias debido a lesiones relacionadas con los deportes, según la AAP.

Más información

La Academia Americana de Pediatría tiene más información sobre la prevención de lesiones deportivas.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?