SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Más riesgo de defectos congénitos en hijos de hombres que han sufrido cáncer

Por Amanda Gardner, Reportero de Healthday -
Más riesgo de defectos congénitos en hijos de hombres que han sufrido cáncer

Sin embargo, según los investigadores, el riesgo sigue siendo muy bajo y no resulta afectado por el modo de concepción

MARTES, 8 de febrero (HealthDay News/HolaDoctor) -- Un estudio reciente señala que los hombres que han tenido cáncer enfrentan un riesgo ligeramente mayor de tener hijos con problemas congénitos como paladar hendido, frente a otros similares que no tienen antecedentes de cáncer.

Sin embargo, el riesgo general fue bajo, según informan investigadores suecos en un informe en la edición en línea de la Journal of the National Cancer Institute.

Además, los hallazgos también resultan alentadores para los supervivientes del cáncer de sexo masculino que deciden concebir por medio de tecnologías de reproducción asistida (TRA), pues no tienen riesgo adicional frente al de personas similares que conciben de manera natural.

"Los resultados de nuestro estudio son alentadores porque los hombres tratados anteriormente por cáncer que necesitan de reproducción asistida para tener hijos no necesitan preocuparse por [incrementar] el riesgo de malformaciones en sus hijos", aseguró el Dr. Aleksander Giwercman, presidente del Centro de Medicina Reproductiva y profesor asociado del Hospital Universitario Skane de la Universidad de Lund en Malmo (Suecia). "Además, para este grupo de pacientes, en general, aunque el riesgo de malformación en los hijos sí aumenta, es apenas ligero".

Ha habido preocupación de que los tratamientos como la quimioterapia y la radioterapia podrían dañar el ADN de los espermatozoides, aunque el efecto generalmente es temporal.

Como en este nuevo estudio, las investigaciones anteriores encontraron algo de aumento en el riesgo de anormalidades congénitas, aunque no mucho, entre los hijos de los supervivientes del cáncer de sexo masculino. Ninguno de los estudios anteriores había tenido en cuenta las TRA, que algunos hombres utilizan por dificultades para fecundar el óvulo luego del cáncer. (Entre las TRA se encuentran procedimientos como la fertilización in vitro, en el que la fecundación se realiza fuera del cuerpo femenino, así como la inyección intracitoplásmica de espermatozoides, en la que se inyecta un solo espermatozoide al centro del óvulo para fecundarlo).

En el estudio participaron 8,670 niños nacidos en Suiza entre 1995 y 2005 y de Dinamarca (entre 1994 y 2003) de hombres que tenían antecedentes de cáncer. Cerca de quinientos de esos niños fueron concebidos mediante TRA.

Además, los autores del estudio examinaron a más de 1.7 millones de niños nacidos durante el mismo período de hombres que no tenían antecedentes de cáncer, de los cuales cerca de 26,000 fueron concebidos mediante TRH.

Los investigadores hallaron que los bebés de supervivientes del cáncer de sexo masculino tuvieron 17 por ciento más probabilidades de tener una anormalidad congénita mayor frente a los hijos de hombres saludables.

Sin embargo, el riesgo general fue muy bajo: en términos absolutos, fue de apenas 3.7 por ciento entre los hijos de los supervivientes de cáncer, frente a 3.2 por ciento de los hombres que no tenían antecedentes de la enfermedad, independientemente del método de concepción.

El riesgo pareció mayor entre los hombres que tenían cánceres de piel, de ojo y del sistema nervioso central, aunque no hubo mayor riesgo con el cáncer testicular, anotaron los investigadores.

Los niños concebidos mediante TRA también presentaron un aumento de veinte por ciento en el riesgo de anormalidades congénitas mayores, frente a los niños concebidos normalmente, aunque el método de concepción no afectó la relación entre los antecedentes de cáncer paternos y el riesgo de defectos congénitos.

También hubo un riesgo ligeramente superior entre los hombres que concibieron después de los 18 y posiblemente para los hombres que concibieron dentro de los dos años siguientes al diagnóstico del cáncer, aunque no se consideraron estadísticamente significativos", según Giwercman.

Aunque no se ha comprobado, los autores indicaron que los resultados sugieren que la malignidad en sí, y no los tratamientos, es la responsable de las anormalidades.

"No lo podemos decir con seguridad... pero nuestros resultados preliminares indican que se trata del diagnóstico del cáncer en sí y no el tratamiento con quimio o radioterapia lo que causa el ligero aumento en el riesgo de malformación entre los niños", aseguró Giwercman.

Los investigadores agregaron que, además del riesgo absoluto tan bajo de defectos congénitos, los hallazgos también sugieren que los antecedentes paternos de cáncer podrían no contribuir a los defectos "más adversos" y que el uso de TRA podría no empeorar el riesgo.

En un editorial acompañante, Lisa Signorello, coautora del estudio, del Instituto Internacional de Epidemiología de Rockville, Maryland, anotó que, aunque hacen falta más estudios, los hallazgos "en general son bastante alentadores" para los supervivientes de cáncer de sexo masculino.

Más información

La Sociedad para Tecnologías de Reproducción Asistida (Society for Assisted Reproductive Technology) tiene más información acerca de estos procedimientos.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?