Editar mi perfil

Cerrar

Más niños con enfermedades de adultos

Por Healthday y HolaDoctor -

La diabetes, la obesidad y la presión arterial elevada suelen aparecer en la mediana edad, pero ahora los niños y adolescentes están mostrando signos de enfermedades crónicas de adultos, que pueden tener un alto impacto en su salud.

El riesgo de que los adolescentes y niños estadounidenses tengan presión arterial alta aumentó en un 27% en 13 años, y el tamaño de sus cinturas también creció, según un estudio reciente.

Los investigadores de la Universidad de Harvard recogieron datos de más de 3,200 niños de 8 a 17 años de edad que participaron en la Encuesta Nacional de Examen sobre Salud y Nutrición desde 1988 hasta 1994, y los compararon con los de 8,300 niños que participaron en la misma encuesta desde 1999 hasta 2008.

Lo que hallaron es preocupante: la lista de síntomas y enfermedades que ahora se observa en pacientes infantiles o adolescentes, antes sólo afectaban a personas adultas -la presión arterial alta, la diabetes tipo 2, la pre-diabetes, el empeoramiento de los síntomas del asma, la apnea del sueño y dolor en las articulaciones- muchas de éstas, causadas por la obesidad mórbida.

Y para tratar estas condiciones, los niños están tomando medicamentos por largos períodos de tiempo, con las consiguientes consecuencias negativas para la salud a largo plazo, algo que está empezando a preocupar a muchos pediatras.

"Solamente hoy veré de 10 a 15 pacientes, la mayoría adolescentes, que tienen sobrepeso e hipertensión", afirmó la Doctora Ana Paredes, del Hospital Pediátrico de Miami.

A principios de este año, la Academia Americana de Pediatría publicó sus primeras directrices para tratar la diabetes tipo 2 en niños, porque últimamente se observa un gran crecimiento de los casos.

La Doctora Pamela Singer, del Hospital Infantil del Centro Médico Montefiore en Nueva York, dijo: "en el pasado, los niños con hipertensión tendían a ser aquellos con enfermedades subyacentes como la enfermedad renal, o con anomalías vasculares o genéticas específicas. Sin embargo, ahora en la gran mayoría de los casos, es hipertensión del adulto, relacionada en gran parte con la dieta y el estilo de vida" señaló.

Y agregó que la presión arterial alta no es el único problema, sino también las otras enfermedades  consideradas "de adultos", como la diabetes tipo 2, y la obesidad, la presión arterial elevada, el colesterol alto, la resistencia a la insulina, todas relacionadas entre sí.

  • Cómo cambiar la tendencia

El primer paso en el tratamiento de estos niños es cambiar la dieta y aumentar la cantidad de ejercicio que hacen, dijeron los expertos.

Por empezar, aconsejan que los niños en general deben reduzcir la cantidad de sal de su dieta. Gran parte de la sal que consumen ellos procede de alimentos procesados y de bebidas como los refrescos.


Algunos de los puntos más destacados del estudio, publicado en la revista Hypertension, fueron los siguientes:

  • Aunque los chicos eran más propensos a tener una presión sanguínea más elevada, la tasa aumentó más rápidamente en las chicas.
  • Con el paso del tiempo, más niños tenían sobrepeso y cinturas más anchas, sobre todo las chicas.
  • Los niños con la cintura más ancha tenían casi el doble de probabilidades de tener la presión sanguínea alta, en comparación con los niños con la cintura más estrecha.
  • Los niños afroamericanos tenían un riesgo un 28% más alto de tener la presión sanguínea elevada que los blancos.
  • Los niños que más sal consumían tenían un 36% más de probabilidades de tener la presión arterial alta, en comparación con los que menos consumían.
  • En ambos estudios, más del 80% de los niños ingerían diariamente más de 2,300 mg de sal.

Más información

Para más información sobre la hipertensión en los niños, visite la Nemours Foundation.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay

logo
INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo