SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los usuarios de cigarrillos electrónicos con frecuencia creen que los dispositivos les ayudarán a dejar el tabaco

Por Dennis Thompson, Reportero de HealthDay -
Los usuarios de cigarrillos electrónicos con frecuencia creen que los dispositivos les ayudarán a dejar el tabaco

También creen que el vapor es menos dañino que el humo de segunda mano, según una encuesta

JUEVES, 4 de junio de 2015 (HealthDay News) -- Los usuarios de cigarrillos electrónicos confían mucho más en que los dispositivos les ayudarán a dejar de fumar que el público general, incluyendo las personas que simplemente fuman cigarrillos de tabaco tradicionales, según una nueva encuesta francesa.

Los "vapeadores" (las personas que usan cigarrillos electrónicos) también están mucho menos preocupados sobre cómo podrían afectarles las posibles toxinas existentes en el vapor de los cigarrillos electrónicos y a los que les rodean, dijo el autor principal del estudio, el Dr. Sebastien Couraud, un médico de medicina respiratoria y oncología torácica en el Hospital de Lyon Sur y el Instituto Oncológico de la Universidad de Lyon, en Francia.

"Los usuarios de cigarrillos electrónicos parecen tener una visión distinta de la realidad a la de todos los demás", dijo Couraud. "Su realidad está en otra parte".

Couraud presentó sus hallazgos el lunes en la reunión anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (American Society of Clinical Oncology, ASCO) en Chicago. Los hallazgos presentados en reuniones generalmente se consideran preliminares hasta que se publican en una revista revisada por profesionales.

Los cigarrillos electrónicos son productos que funcionan con pilas diseñados para crear un aerosol que administra nicotina, un saborizante y otras sustancias cuando el usuario inhala.

Couraud dijo que la opinión pública que su equipo registró parece reflejar el debate que hay en la actualidad entre los expertos sobre si los cigarrillos electrónicos en realidad pueden ayudar a dejar de fumar y si el vapor de los cigarrillos electrónicos podría contener sustancias tóxicas.

Aproximadamente el 69 por ciento de los usuarios de cigarrillos electrónicos creen que los dispositivos pueden ayudar a una persona a dejar de fumar, frente a solamente el 31 por ciento de la población general, encontraron los investigadores.

Muchos usuarios de cigarrillos electrónicos parecen tener el deseo de dejar de fumar tabaco, dijo Couraud. Son más propensos a preocuparse sobre la muerte por cáncer de pulmón que las personas que solo fuman tabaco, sugirió. Los usuarios de cigarrillos electrónicos también son más propensos a pensar que usarlos reducirá su riesgo de morir de cáncer de pulmón, reveló la encuesta.

Los hallazgos de esta encuesta hacen hincapié en por qué se necesita cuanto antes que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. regule los cigarrillos electrónicos, señaló la Dra. Jyoti Patel, vocera de la ASCO y profesora asociada de hematología y oncología en la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad de Northwestern, en Chicago.

"Para las personas que sean adictas a la nicotina, los cigarrillos electrónicos no van a ser de ayuda", comentó Patel. "Siguen siendo adictas y consumen mucho. No es un puente a la abstinencia. Es una manera de que sigan siendo adictos en un restaurante o en un avión, donde no pueden fumar".

Y, de hecho, los usuarios de cigarrillos electrónicos tienden a ser mucho más dependientes de la nicotina que los fumadores de cigarrillos tradicionales, según una prueba estándar de adicción a la nicotina, dijo Couraud. Aproximadamente un 58 por ciento de los usuarios de cigarrillos electrónicos fueron registrados como muy o altamente adictos, frente al 46 por ciento de las personas que solamente fumaban tabaco.

En enero, la ASCO hizo un llamado para que se regularan los cigarrillos electrónicos y otros sistemas electrónicos de administración de nicotina, junto con la Asociación Americana para la Investigación del Cáncer (American Association for Cancer Research), indicó Patel.

Para realizar el estudio, Couraud y sus colaboradores realizaron una encuesta a casi 1,500 residentes en Francia. 93 (el 6 por ciento) de los encuestados eran usuarios de cigarrillos electrónicos, y 74 de ellos también seguían fumando cigarrillos de tabaco, según la encuesta.

Aproximadamente el 33 por ciento de los usuarios de cigarrillos electrónicos de la encuesta creían que los dispositivos eran efectivos para reducir la mortalidad por el cáncer de pulmón, frente al 18 por ciento de los fumadores y el 12 por ciento de la población general.

Los usuarios de cigarrillos electrónicos tampoco coincidieron con la opinión popular en si deberían preocuparse por las toxinas presentes en el vapor que inhalan.

Aproximadamente el 68 por ciento de los usuarios actuales de cigarrillos electrónicos que participaron en el estudio dijeron que el vapor de los cigarrillos electrónicos es menos dañino que el humo de cigarrillo para el usuario, y el 87 por ciento dijeron que el vapor es una amenaza menor para los que les rodean que lo que sería el humo de cigarrillo de segunda mano.

En contraste con eso, alrededor del 40 por ciento del público general de Francia sentía que el vapor de los cigarrillos electrónicos es menos perjudicial que el humo de los cigarrillos para el usuario, y aproximadamente el 55 por ciento estaban menos preocupados por el vapor de los cigarrillos electrónicos que por el humo de los cigarrillos.

"Probablemente no estén totalmente equivocados, porque sabemos que los cigarrillos electrónicos son menos tóxicos que los cigarrillos tradicionales", señaló Couraud. "Pero sigue habiendo alguna toxicidad, y no son muy conscientes de eso".

Couraud y Patel señalaron que las opiniones de los estadounidenses sobre los cigarrillos electrónicos probablemente sean parecidas a las halladas en esta encuesta francesa.

El Dr. Gregory Masters dijo que comprende completamente el conflicto dentro de la opinión pública con respecto a los cigarrillos electrónicos.

"A mí me preocupa la seguridad de los cigarrillos electrónicos, porque la nicotina es mala para las personas, y no conocemos todos los riesgos de los cigarrillos electrónicos", dijo Masters, oncólogo en el Centro Oncológico Helen F. Graman de Newark, Delaware.

"Pero los pacientes me ponen en un aprieto cuando me preguntan si deberían usar cigarrillos electrónicos. No quiero dar la aprobación a los cigarrillos electrónicos como una alternativa saludable, pero, ¿podría ser una alternativa menos peligrosa? Quizá", añadió.

Según la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU., los cigarrillos electrónicos no se han estudiado completamente, de modo que los consumidores desconocen:

  • los riesgos potenciales que suponen los dispositivos,
  • cuánta nicotina u otras sustancias potencialmente dañinas se inhalan,
  • si los productos ofrecen algún beneficio.

Más información

Para más información sobre los cigarrillos electrónicos, visite la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?