SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los supermercados buenos en las áreas pobres quizá no fomenten una mejor alimentación

Un estudio no encontró cambios en la disponibilidad de alimentos saludables para los niños en los hogares de bajos ingresos

JUEVES, 26 de febrero de 2015 (HealthDay News) -- Tener supermercados buenos de servicio completo en los vecindarios pobres no significa que los niños tendrán unas dietas más saludables, sugiere un estudio reciente.

"Los barrios de bajos ingresos y de minorías étnicas tienen pocos servicios de supermercados en relación con sus contrapartes con unos ingresos más altos, y parecería lógico que aumentar la disponibilidad de alimentos saludables podría mejorar las dietas", señaló el autor del estudio, Brian Elbel, profesor asociado de salud poblacional de la Universidad de Nueva York, en esa ciudad.

"Pero aún no sabemos si o bajo qué circunstancias esas tiendas mejorarán la dieta y la salud", explicó Elbel en un comunicado de prensa del Centro Médico Langone de la NYU. "La elección de alimentos es compleja, y la disponibilidad fácil de alimentos procesados de más bajo precio y la ubicuidad del mercadeo de comida basura también tienen implicaciones para los cambios conductuales".

Los investigadores encuestaron a los padres y a otros cuidadores de niños de 3 a 10 años de edad en dos vecindarios de la ciudad de Nueva York. Un vecindario tenía un nuevo supermercado de servicio completo patrocinado por el gobierno que ofrecía una mayor variedad de frutas y verduras frescas y asequibles, y el otro no.

Las encuestas se llevaron a cabo antes de la apertura del nuevo supermercado, y cinco semanas y un año tras su inauguración. Muchos de los participantes pertenecían a grupos minoritarios y tenían unos ingresos bajos.

Hubo algunos cambios pequeños e inconstantes en las dietas de los niños durante el periodo del estudio, encontraron los investigadores. Pero el nuevo supermercado no pareció plantear una diferencia significativa en la disponibilidad rutinaria de alimentos saludables en casa ni en los hábitos alimenticios de los niños, mostraron los hallazgos.

Se cree que el estudio, publicado en la edición en línea del 26 de febrero de la revista Public Health Nutrition, es el primero en utilizar un grupo de comparación para evaluar los efectos de un supermercado subvencionado por el gobierno sobre los hábitos alimenticios de los niños.

Con frecuencia, los vecindarios pobres se consideran como "desiertos de comida" debido a la falta de opciones alimenticias saludables para los residentes, anotaron los investigadores. Se ha sugerido que proporcionar a las personas un mejor acceso a las frutas, las verduras y otros alimentos saludables mejoraría los hábitos alimenticios de los niños y reduciría su riesgo de obesidad.

Elbel dijo que se necesita más investigación para averiguar si la disponibilidad de tiendas con una buena selección de alimentos saludables puede mejorar los hábitos alimenticios de los niños y sus familias, el mejor lugar para ubicar esas tiendas, cómo hacer que tengan éxito, y si otras políticas o programas de salud pública deben acompañar a la apertura de esos supermercados.

Más información

La Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. tiene más información sobre la nutrición infantil.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?