SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los sabores aumentan la toxicidad de los cigarrillos electrónicos

Por Dennis Thompson, Reportero de HealthDay -
Los sabores aumentan la toxicidad de los cigarrillos electrónicos
CRÉDITO: ISTOCK

Los sabores que se usan en los cigarrillos electrónicos pueden aumentar la toxicidad del vapor que los usuarios inhalan, según muestra un nuevo estudio de laboratorio realizado con células de las vías respiratorias.

El vapor de los cigarrillos electrónicos se vuelve incluso más tóxico si los usuarios potencian los dispositivos aumentando el voltaje de salida de la batería, añadieron los investigadores.

Las toxinas contenidas en un cigarrillo electrónico irritan e inflaman las células de revestimiento de las vías respiratorias, y podrían causar o exacerbar problemas respiratorios en algunas personas, afirmó el investigador principal, Maciej Goniewicz, profesor asistente de oncología en el Instituto Oncológico de Roswell Park, en Buffalo, Nueva York.

"Nuestros hallazgos plantean algunas dudas sobre la seguridad de los aditivos usados en los cigarrillos electrónicos", dijo. 

En el estudio, los investigadores  expusieron células de las vías respiratorias al vapor generado por cigarrillos electrónico. Luego evaluaron los cigarrillos electrónicos con diferentes sabores, incluyendo el sabor de tabaco, piña colada, menta, café y fresa. 

Dado que los fumadores pueden aumentar el voltaje de los cigarrillos electrónicos para extraer más nicotina al inhalar,  también realizaron pruebas al vapor generado por diferentes voltajes de salida de la batería. 

Fresa, menta y café, los peores

El vapor de los cigarrillos electrónicos sin sabores contienen ingredientes que son perjudiciales para las células de las vías respiratorias, pero añadir sabores parece aumentar la toxicidad, comentó Goniewicz.

Los sabores de fresa, café y menta demostraron ser particularmente nocivos para las células respiratorias, informaron los investigadores.

El Dr. Norman Edelman, asesor científico principal de la Asociación Americana del Pulmón (American Lung Association), dijo que los hallazgos son preocupantes.

"Se trata de un gran problema, porque una de las cosas que le preocupa a la Asociación Americana del Pulmón es el mercadeo de los cigarrillos electrónicos a los adolescentes mediante el uso de sabores", comentó. "Las cosas que están añadiendo a los cigarrillos electrónicos para atraer a los compradores adolescentes resultan ser más tóxicas".

Los autores del estudio también encontraron que el nivel de potencia usada para calentar el líquido en los cigarrillos electrónicos afecta a la toxicidad.

"En realidad anticipamos encontrar esto", dijo Goniewicz. "Hemos mostrado previamente que un aumento del voltaje de un cigarrillo electrónico lleva a una mayor temperatura del dispositivo. Eso podría provocar una degradación en algunos ingredientes de los cigarrillos electrónicos y liberar cantidades significativas de componentes tóxicos".

El problema del voltaje de la batería también se relaciona con preocupaciones existentes con respecto a los adolescentes que usan cigarrillos electrónicos, dijo Edelman.

"Eso es algo que estos jóvenes hacen. Los adaptan y juegan con ellos para aumentar el voltaje y obtener una dosis mayor de nicotina", explicó.

Opiniones distintas

Gregory Conley, presidente de la Asociación Americana del Vapeo (American Vaping Association), dijo que los estudios de laboratorio de los vapores de los cigarrillos electrónicos no reflejan necesariamente un problema del mundo real.

"Al igual que los resultados de los estudios con animales a menudo no predicen los efectos clínicos en los seres humanos, lo mismo es cierto de los estudios de toxicidad celular", señaló Conley.

Los hallazgos del estudio aparecen en una edición reciente en línea de la revista Tobacco Control.

A principios de este año, la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) de EE. UU. extendió su autoridad sobre los productos de tabaco para incluir a los cigarrillos electrónicos. La agencia prohibió la venta a menores y ordenó a todos los fabricantes que enviaran sus productos para una revisión de seguridad en el plazo de dos años.

Pero la FDA no prohibió el uso de sabores en los cigarrillos electrónicos, como sí hizo con los cigarrillos de tabaco tradicional, una medida que la Asociación Americana del Pulmón está pidiendo.

"La FDA tiene ahora el poder de regular los cigarrillos electrónicos, y esperamos que aborde todos estos problemas", dijo Edelman.

Cigarrillos de tabaco son aún más tóxicos

A pesar de la toxicidad de los vapores de los cigarrillos electrónicos, Goniewicz añadió que los cigarrillos de tabaco son incluso más tóxicos.

"En nuestro estudio, también expusimos células al humo de tabaco y encontramos que el humo de tabaco era mucho más tóxico que los cigarrillos electrónicos", señaló. "Creo que los fumadores que han pasado a los cigarrillos electrónicos encontrarán más pruebas de que éstos son productos más seguros que los cigarrillos de tabaco, así que nunca deberían volver a los cigarrillos de tabaco".

Conley, de la asociación del vapeo, argumentó que los investigadores no hablan lo suficiente sobre esta cuestión en su estudio.

"Lo más preocupante son los pronunciamientos de política con los que concluye el estudio, todos los cuales revelan una indiferencia despiadada con respecto a los ex fumadores que han encontrado unos productos avanzados y personalizables esenciales para poder seguir sin fumar cigarrillos", afirmó Conley. "Los autores no pusieron ni una sola frase en la que se cuestionara si 'estandarizar' los productos de vapor los harían menos atractivos para los fumadores".

Independientemente de eso, los usuarios deberían ser conscientes de que los cigarrillos electrónicos no están exentos de riesgos, dijeron los investigadores.

"Si un usuario de cigarrillos electrónicos experimenta algún efecto secundario de vapear, como por ejemplo tos o dolor de pecho, debería pensar en cambiar los sabores del producto y poner el dispositivo en una configuración con una potencia más baja", dijo Goniewicz.

El problema, según Edelman, es que muchos fumadores están usando tanto cigarrillos normales como cigarrillos electrónicos, y sacan su dispositivo de vapeo para poder obtener una dosis de nicotina en lugares en que no se puede fumar tabaco o donde hacerlo no está bien visto.

"No tenemos ni idea de cuáles son los efectos a largo plazo porque [los cigarrillos electrónicos] no han estado en circulación el suficiente tiempo, pero no hay ninguna razón para pensar que los cigarrillos electrónicos son seguros", planteó Edelman. "Necesitaremos que pasen años antes de poder responder a la pregunta de si van a provocar menos enfermedades que los cigarrillos de tabaco".

Más información:

Administración de Medicamentos y Alimentos de EE. UU. para más información sobre los cigarrillos electrónicos.


 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?