SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los restaurantes reducen las calorías de las comidas de los niños, según un estudio

Por Randy Dotinga, Reportero de HealthDay -
Los restaurantes reducen las calorías de las comidas de los niños, según un estudio

Pero la sal y la grasa siguen siendo un problema, según una experta

MIÉRCOLES, 6 de abril de 2016 (HealthDay News) -- Los restaurantes populares han reducido las calorías en las comidas de los niños y están ofreciendo algunos acompañamientos más saludables, como frutas y verduras, según un nuevo estudio.

Pero, añadieron los investigadores, aunque estos restaurantes parecen estar haciendo algunos progresos al ofrecer opciones de menú bajas en calorías, las comidas siguen teniendo demasiada sal y grasa.

"La industria ha empezado a hacer algunos cambios, pero se está centrando principalmente en las calorías. Se necesitan mejoras para ofrecer combinaciones más saludables de forma consistente", dijo la coautora del estudio, Christina Economos, profesora asociada en la Facultad de Nutrición Friedman de la Universidad de Tufts, en Boston.

Los investigadores observaron la información nutritiva en línea de las opciones de comida para los niños en 2014. La investigación incluyó los 10 restaurantes de comida rápida más populares: Arby's, Burger King, Chik-Fil-A, Dairy Queen, Jack-in-the-Box, KFC, McDonald's, Sonic, Subway y Wendy's. También se incluyeron las 10 cadenas de restaurantes tradicionales más populares: Applebee's, Buffalo Wild Wings, Chili's, Denny's, IHOP, Olive Garden, Outback Steakhouse, Red Lobster, Red Robin y TGI Friday's.

El estudio se centró en las numerosas combinaciones que los niños podían crear a partir de las opciones de comidas de cada restaurante. Por ejemplo, una hamburguesa con papas fritas podía venir con una serie de opciones de refrescos.

Según los resultados, el 72 por ciento de las comidas rápidas y el 63 por ciento de las comidas de restaurantes tradicionales tenían 600 calorías o menos, lo que significa que cumplían con las directrices de calorías recomendadas. Los investigadores creen que estas opciones ofrecen menos calorías que en el pasado.

"Podemos animar a los padres a mirar los menús y las cifras de nutrición, e intentar construir comidas que cumplan con la directriz de las 600 calorías", dijo Economos.

Pero solamente el 32 por ciento de las combinaciones de comidas de los restaurantes de comida rápida y el 22 por ciento de las de los restaurantes tradicionales cumplían con las directrices sobre la grasa, la grasa saturada y la sal (sodio), además de las calorías. En ambos tipos de restaurantes, "el objetivo de calorías fue el que se cumplió con mayor frecuencia, y el objetivo del sodio el que menos", reportaron los investigadores.

Los investigadores rechazaron identificar qué restaurantes lo hicieron mejor y cuáles peor. El momento en que se hace es una razón para ello, dijo Economos. "Si tuviéramos que señalar un restaurante con el dedo, quizá habrían hecho algunos cambios durante el mes anterior".

Los niveles altos de grasa contribuyen a la obesidad, que es un problema importante entre los niños en Estados Unidos. Pero, ¿por qué es la sal un problema cuando los niños no tienden a tener problemas cardiacos relacionados con la sal, como la hipertensión?

"Cuando damos comidas con mucho sodio a los niños, les estamos animando a desarrollar una preferencia por ese tipo de alimentos", señaló Economos.

"Nadie desearía tomar mucho sodio hasta los 18 años de edad y que luego se lo restringieran. Necesitamos exponer a los niños a una menor cantidad de sodio en sus primeros años para que puedan seguir con esa conducta en años posteriores", dijo.

Además de que el recuento de calorías parece estar reduciéndose, hay buenas noticias respecto a la presencia de fruta y verdura como acompañamiento en las comidas de los niños, dijo Economos.

"No se veían hace una década en muchos de los restaurantes. Sin duda algo está cambiando, y nos alegra mucho ver que están disponibles", añadió.

Pero el estudio cuenta con varias salvedades. Por ejemplo, el estudio no observó lo que los niños realmente comieron. Y el estudio dio por sentado que la información nutricional era correcta. Tampoco incluyó detalles sobre los accesorios gratuitos, como las bebidas adicionales, los productos adicionales para la comida ni los aderezos, dijeron los autores del estudio.

Aunque se necesita más investigación para averiguar qué es lo que los niños piden y comen, dijo Economos, sigue estando claro que "hay opciones más saludables para los niños".

Así que, ¿cómo hacen los padres que los niños elijan mejor?

"Podemos comer en restaurantes y aun así mantener un buen patrón dietético, pero se requiere de cierto esfuerzo para estar informado", dijo el Dr. Robert Murray, profesor de nutrición humana en la Universidad Estatal de Ohio.

Recomienda que la familia mezcle y empareje productos de 5 grupos: fruta, verdura, granos/granos integrales, lácteos y proteínas de calidad, en cada comida.

"Una hamburguesa o una hamburguesa de queso que tiene lechuga o espinacas, tomate o salsa, y bollo de granos integrales (sin otras salsas, ni tocineta ni otras florituras que aumentan las calorías) puede equilibrarse fácilmente con un acompañamiento de fruta o verdura, quizá con una patata horneada en lugar de frita", dijo. "Tomar leche o leche con sabores, o té helado, en lugar de refrescos, puede ayudar muchísimo".

En cuanto al panorama general, Murray afirmó que "los restaurantes pueden ayudar a configurar el patrón alimentario de los estadounidenses en una dirección más saludable al pasar a productos con menos calorías y porciones más reducidas, e incluyendo entrantes más variados y acompañamientos nutritivos".

El estudio aparece en la edición de abril de la revista Journal of Nutrition Education and Behavior.

Más información

Para más información sobre la alimentación de sus hijos, acuda a Nutrition.gov.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad