SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los problemas de la vista podrían impedir ver películas en 3-D

Por Dennis Thompson, Reportero de Healthday -
Los problemas de la vista podrían impedir ver películas en 3-D

Según los expertos, algunos no pueden ver la ilusión y otros sienten náuseas

MARTES, 21 de septiembre (HealthDay News/HolaDoctor) -- A medida que la gente se aglomera a las entradas de los teatros para presenciar la última ola de películas 3-D, todos parecen anonadarse por el festín visual que ofrece la nueva tecnología 3-D mejorada de Hollywood.

Bueno, casi todos.

"Habría al menos una persona del grupo que se preguntará de qué hablan los demás. No pueden ver que nada se les acerque. También podrían decir que la película les haya provocado náuseas", comentó el Dr. Dominick Maino, profesor del Colegio de Optometría de Illinois y del Instituto Ocular de Illinois.

Entre tres y nueve millones de estadounidenses tienen problemas de visión que evitan que disfruten películas 3-D como Avatar y Toy Story 3, según calcula la Asociación Estadounidense de Optometría (American Optometric Association). Además, hasta 56 por ciento de las personas de entre 18 y 38 años de edad sufren de síntomas relacionados con los problemas de percepción de profundidad.

Estos problemas tienen que ver con la visión binocular, la capacidad para alinear ambos ojos sobre un objetivo y combinar las imágenes que perciben ambos ojos en una sola percepción tridimensional.

"Tenemos 3-D porque tenemos dos ojos en la cabeza en dos lugares ligeramente distintos", explicó Maino. "Cuando el cerebro reúne dos imágenes, se obtiene el efecto 3-D".

"El efecto 3-D en realidad se refiere a nuestra capacidad de calcular distancias", explicó. "Es una capacidad bastante útil para la supervivencia, para poder saber qué tan lejos está el tigre dientes de sable y poder almorzárselo, en lugar de lo contrario".

Las películas en 3-D recrean este efecto dándole distintas imágenes a cada ojo, aseguró Maino. En los días iniciales, los anteojos de 3-D tenían un lente rojo y otro azul, y había una imagen roja y otra azul ligeramente separadas en la pantalla. Un ojo podía ver únicamente la roja y otro únicamente la azul. El cerebro hacía el resto para crear la ilusión de profundidad.

La tecnología de hoy es más avanzada. Ahora, la ilusión 3-D se crea con lentes polarizados que detectan imágenes separadas o alternándolas entre ambos ojos. "Una imagen se colocará sobre un ojo y luego, muy rápidamente, la otra sobre el otro", explicó Maino. "Cuando el cerebro reúne las dos imágenes, se obtiene el efecto 3-D".

Sin embargo, la gente que tiene problemas con la visión binocular no podrá percibir esta ilusión o sentirá que los programas de televisión y las películas en 3-D les dan "malestar visual", señaló el Dr. Leonard Press, vocero de la Asociación Estadounidense de Optometría (American Optometric Association) y director optométrico del Centro de Visión y Aprendizaje de Fair Lawn, Nueva Jersey.

Una encuesta de la asociación halló que los dolores de cabeza, la visión borrosa y el mareo son los efectos secundarios más comunes de las películas 3-D para quienes tienen problemas de visión binocular. "Después de la película, se sienten mareados y les toma algún tiempo volverse a sentir bien", asegura Press.

Hay varios trastornos visuales que podrían ser la causa del problema, entre ellos:

  • La ambliopía, algunas veces llamada "ojo perezoso", ocurre cuando un ojo no puede ver tan bien como el otro. "Debido a esa diferencia entre los dos ojos, la capacidad de ver 3-D se reduce sustancialmente o está ausente", explicó Maino.
  • El estrabismo o bizquera es cuando los ojos no están alineados en la misma dirección al enfocar. Al final, una persona que tenga estrabismo comienza a sufrir de visión doble o pierde la capacidad de ver en 3-D.
  • Insuficiencia de convergencia, en la que los ojos no pueden girar el uno al otro para fijarse en la misma distancia.

Algunos de estos pueden ser tratados por un optómetra u oftalmólogo. De hecho, según Maino, las nuevas películas 3-D le están dando a algunas personas la primera indicación de un problema de visión que podría haber pasado mucho tiempo sin ser reconocido.

Los problemas, sin embargo, se pueden tratar con terapia visual optométrica, en la que con parches o con gafas especiales se educa a los ojos a trabajar juntos, aseguraron Press y Marino. Algunas de las técnicas ya se usan para ayudar a los niños que tienen ambliopía o estrabismo.

"Es una forma de fisioterapia ocular", agregó Press. "La clave es ayudar a sus ojos a trabajar juntos con su cerebro. Se hacen actividades distintas para ayudar a ambos ojos a trabajar juntos. Es casi como levantar pesas".

Para el final de la terapia visual, "debemos contar con alguien que tenga visión unitaria y clara en ambos ojos", explicó Maino.

Más información

La Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. tiene más información sobre los problemas de la visión.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?