SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los problemas con el seguro pueden contribuir a la carga de la psoriasis

Por Jenifer Goodwin, Reportera de Healthday -

Para muchos, el alivio depende de terapias costosas que mantienen la calidad de vida

JUEVES, 22 de julio (HealthDay News/HolaDoctor) -- La psoriasis extrema ha dejado a Steve Schultz sintiéndose marginado. En la cafetería en la que trabajaba los clientes se preguntaban en voz alta si podían contagiar esta afección que causada enrojecimiento, descamación y una picazón insoportable en la piel.

Luego de años de tratamientos fallidos, Schultz sintió alivio cuando un medicamento inmunosupresor administrado por vía intravenosa le devolvió a su piel un aspecto casi natural.

Pero luego de perder su trabajo y permanecer desempleado durante 18 meses, la cobertura de Schultz por medio de COBR podría terminar en cualquier momento y no está seguro de poder seguir pagando el tratamiento.

"Mi medicamento me permite llevar una vida normal", aseguró Schultz, de 39 años, residente de Garfield Nueva Jersey. "Me ha salvado física, social y emocionalmente".

La situación de Schultz es bastante común entre los pacientes de psoriasis, según muestra un estudio reciente con 422 personas de la National Psoriasis Foundation. Uno de cada tres tiene dificultades para recibir tratamientos por problemas con el seguro, bien sea porque el seguro no cubre el tratamiento, porque no pueden pagar el copago o porque no tienen seguro de salud.

Las personas de cualquier edad pueden adquirir psoriasis, una enfermedad autoinmune que no es contagiosa y con frecuencia aparece inicialmente en la adolescencia, explicó el Dr. Lawrence J. Green, profesor clínico asistente de dermatología de la Universidad George Washington y miembro del consejo asesor de la National Psoriasis Foundation. Tiene lugar cuando un sistema inmunitario hiperactivo indica a las células de la piel que se regeneren demasiado rápido, lo que causa lesiones de color rojo llenas de escamas que se pueden desprender, y la piel se puede resquebrajar, sangrar y picar.

En algunos, la psoriasis solo aparece en el cuero cabelludo, los codos, las rodillas y la zona lumbar de la espalda. Para otros, está más extendida. Cerca de 7.5 millones de estadounidenses tienen la afección, según la National Psoriasis Foundation. Además, los efectos sobre la calidad de vida de la gente pueden ser sustanciales. Según la encuesta:

  • Más de la mitad de los pacientes de psoriasis grave obtuvieron bajos puntajes en medidas de calidad de vida, frente a 30 por ciento con psoriasis leve o moderada.
  • El 60 por ciento dijo que la psoriasis era un problema importante en la vida diaria
  • El 37 por ciento dijo que acudía a tres o más médicos para tratar la afección
  • El 62 por ciento de los que tenían psoriasis grave eran obesos, frente a 41 por ciento de los encuestados que tenían formas más leves de psoriasis

Los pacientes de psoriasis podrían estar en mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares, artritis y algunos tipos de cáncer, como el linfoma, aseguró Green.

Los tratamientos para la psoriasis se centran en suprimir el sistema inmunitario, aseguró Green. Los médicos con frecuencia prueban primero con cortisona y otras cremas de esteroides. Para aquellos con más superficie corporal afectada, la terapia con rayos ultravioleta es otra opción. (El tratamiento se vale de rayos UVB para suprimir la función inmunitaria de la piel. Los rayos UVA son los más preocupantes en cuanto al cáncer de piel).

Y para los casos más graves, los médicos pueden acudir a medicamentos inmunosupresores administrados por inyección o por vía intravenosa. "Todos los tratamientos son temporales", apuntó Green. "Luego de suspender el tratamiento, la psoriasis simplemente puede regresar. A veces lo hace y a veces, no".

Sin embargo, esos medicamentos pueden ser costosos. Los biológicos, que se dirigen a componentes específicos del sistema inmunitario relacionados con la inflamación de la piel, pueden costar entre $15,000 y $20,000 al año, lo cual resulta prohibitivo incluso para algunos que tienen seguro, aseguró Green.

Mary Gunderson, una chef de Chicago, tiene psoriasis en la mano y en las plantas de los pies. Aunque usa guantes, la afección hace que preparar alimentos, lavarse las manos con frecuencia y permanecer de pie todo el día sea algo doloroso.

La terapia ultravioleta mantiene la psoriasis a raya. El problema es que podrían hacer falta dos docenas de citas en el transcurso de algunos pocos meses para lograrlo. Cada vez que acude a tratamiento, tiene que pagar $45 de copago, a pesar de que la terapia misma podía durar apenas algunos meses.

Entonces, Gunderson de 55, aplaza los tratamientos todo lo posible durante el verano y el invierno, y en cambio se sienta al sol. Su hijo también tenía psoriasis en las manos, tan intensa, que no podía sostener el lápiz en la escuela, por lo que invirtió en el tratamiento del niño, aseguró Gunderson.

"Yo iría con más frecuencia si no fuera tan costoso", aseguró Gunderson.

Luego de perder su trabajo, Schultz ni siquiera pudo pagar su porción de las tarifas por la visita al médico o por la infusión intravenosa, que costaba cerca de $400. Su médico y los fabricantes de Remicade (infliximab) lo pusieron en un plan más económico.

Recientemente se enteró de que lo llamaron a una segunda entrevista de trabajo, por lo que espera poder tener un trabajo nuevo con nuevo seguro pronto.

"Estaba preparado para vivir con esto el resto de mi vida. Sabía cómo exfoliarme la cara para eliminar parte de la piel. Los cubría lo mejor que podía con maquillaje. Usaba camisas de manga larga. Me sentía poco atractivo para las mujeres, como un leproso", dijo. "Cuando probé el [medicamento por infusión], no esperaba que funcionara. Ahora, mi piel ha sanado. Ya no me pica. No me duele. Me devolvió la vida".

Más información

La National Psoriasis Foundation tiene más información sobre la enfermedad.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?