SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los preadolescentes que creen que la marihuana es chévere son más propensos a conducir cuando han bebido en un momento posterior de su vida, según un estudio

Por Steven Reinberg, Reportero de HealthDay -
Los preadolescentes que creen que la marihuana es chévere son más propensos a conducir cuando han bebido en un momento posterior de su vida, según un estudio

Los padres deben hablar sobre el alcohol y las drogas con sus hijos pronto y a menudo, según los expertos

LUNES, 5 de octubre de 2015 (HealthDay News) -- Los preadolescentes que creen que la marihuana es aceptable podrían ser más propensos a conducir bajo los efectos del alcohol o a ir en un coche cuyo conductor ha bebido cuando llegan a secundaria, según un estudio reciente.

Los investigadores siguieron a casi 1,200 estudiantes de escuela intermedia de EE. UU. desde 2009 hasta 2013. Se evaluó a los jóvenes a los 12, 14 y 16 años de edad. Los científicos descubrieron que las creencias positivas sobre la marihuana y su confianza en su capacidad de no consumir marihuana cuando tenían 12 años fueron predictores significativos de conducir habiendo bebido o montar en un coche cuyo conductor había bebido cuando tenían 16 años.

"Es fundamental intervenir pronto para ayudar a evitar la conducción bajo la influencia del alcohol o que se vaya en un coche cuyo conductor haya bebido cuando se esté en la escuela secundaria", dijo la investigadora principal, Brett Ewing, asociada del proyecto de estadística de RAND Corp en Santa Mónica, California.

"Tenemos que dirigirnos a los jóvenes de escuela intermedia, y empezar a hablar con los jóvenes sobre cómo tomar unas decisiones saludables", señaló.

"Tenemos que intervenir en la adolescencia temprana en múltiples niveles para reducir los casos de conducción bajo los efectos del alcohol y de ir en un coche cuyo conductor ha bebido", dijo Ewing. "Por ejemplo, centrándose no solamente en el adolescente individual, sino también en la influencia de los compañeros y los familiares".

El informe aparece en la edición en línea del 5 de octubre de la revista Pediatrics.

Ewing añadió que, para los jóvenes de 14 años, beber, tener creencias positivas sobre la marihuana, tener amigos que beben o familiares que consumen marihuana eran predictores potentes de conducir bajo los efectos del alcohol en la escuela secundaria.

Pero el estudio solamente encontró una asociación entre las actitudes con respecto a la marihuana y beber y conducir en un momento posterior de la vida. No se estableció una relación de causalidad.

Colleen Sheehey-Church, presidenta nacional de Mothers Against Drunk Drivers (MADD), dijo que "este estudio valida lo que llevamos observando durante un tiempo".

Sheehey-Church señaló que los padres deben empezar a hablar con sus hijos sobre el alcohol y las drogas temprano. "Deben empezar a hablar con los niños pequeños más a menudo y realmente poner un plan en marcha para cambiar algunas de estas creencias", dijo.

Añadió que se debe hacer lo mismo en las escuelas y en las comunidades.

Starrla Penick, directora del programa nacional de MADD, añadió que "los adolescentes que no empiezan a beber hasta que tienen 21 años tienen un 85 por ciento menos de probabilidades de estar en un accidente de coche que los que empiezan a beber antes de los 14 años".

Los niños que empiezan a beber pronto son más propensos a conducir bajo los efectos del alcohol en un momento posterior de su vida y a entrar en un coche cuyo conductor ha estado bebiendo", dijo Penick.

Penick dijo que los padres tienen un papel esencial en la lucha contra la presión ejercida por los demás jóvenes. Los padres deben empezar a hablar específicamente sobre el alcohol y las drogas como la marihuana cuando sus hijos son jóvenes y seguir hablando de todo ello durante la adolescencia, dijo.

Además, los padres deben hacer que los niños comprendan que el hecho de que todavía no los hayan atrapado con las manos en la masa no significa que no los vayan a atrapar, dijo Penick.

Los padres deben ayudar a sus hijos a oponerse a la presión de los demás chicos de su edad. Cambiar las percepciones sobre el alcohol y las drogas también es importante, dijo.

Así que cuando los niños dicen que "todos lo hacen", los padres deben decirles que "no, no todos beben alcohol o fuman marihuana", comentó Penick.

Sheehey-Church, que perdió a su propio hijo adolescente cuando iba en un coche conducido por un conductor que había bebido, dijo: "No puedo enfatizar lo suficiente cuán importante es que los niños cambien sus creencias sobre el alcohol y la marihuana y cómo deben protegerse a sí mismos y a sus amigos".

Más información

Para más información sobre la conducción bajo la influencia del alcohol, visite MADD.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?