SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los pobres con diabetes son mucho más propensos a perder una extremidad

Por HealthDay -
Los pobres con diabetes son mucho más propensos a perder una extremidad

La mayoría de amputaciones se pueden prevenir con un tratamiento más temprano, anotan los investigadores

Los pobres con diabetes son mucho más propensos a perder una extremidad debido a la enfermedad que los pacientes ricos, sugiere una investigación reciente.

Los investigadores de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) hallaron que las probabilidades de que se ampute un dedo del pie, un pie o una pierna eran hasta 10 veces más altas en los diabéticos que vivían en vecindarios con unos ingresos bajos.

La mayoría de esas amputaciones son prevenibles si los pacientes son diagnosticados y obtienen una atención médica adecuada antes, anotaron los autores del estudio. Añadieron que sus hallazgos deben animar a las autoridades públicas a implementar leyes que ayuden a reducir las barreras para la atención médica.

"Cuando se sufre de diabetes, el lugar donde se vive se relaciona con si se perderá una extremidad debido a la enfermedad. Millones de californianos se han sometido a amputaciones prevenibles debido a una diabetes mal gestionada", lamentó en un comunicado de la prensa de la UCLA el autor líder, el Dr. Carl Stevens, profesor clínico de medicina de la Facultad de Medicina David Geffen de la universidad.

"Esperamos que nuestros hallazgos animen a los legisladores de todo el país a mejorar el acceso al tratamiento al ampliar Medicaid y otros programas dirigidos a los residentes de bajos ingresos, como hicimos en California en 2014", añadió Stevens.

La diabetes sin controlar puede debilitar el sistema inmunitario y provocar neuropatía: la muerte o el daño de los nervios. Como resultado, una pequeña herida puede no ser detectada y avanzar con rapidez hasta convertirse en una infección potencialmente letal. El diagnóstico temprano de la diabetes, la gestión adecuada de la enfermedad y la atención experta de las heridas pueden ayudar a prevenir las complicaciones que pueden llevar a una amputación.

"He estado al lado de la cama de pacientes diabéticos y he escuchado a los residentes quirúrgicos informarles de que hay que cortarles un pie para salvar su vida. Con frecuencia, esos pacientes son los que mantienen a la familia y padres de hijos pequeños, personas con muchos años productivos restantes", anotó Stevens, que ha trabajado como médico de emergencias durante 30 años en el Centro Médico Harbor-UCLA.

Para llevar a cabo el estudio, los investigadores analizaron datos de la Oficina del Censo de EE. UU. sobre los ingresos familiares y los datos de alta de los hospitales estatales que daban seguimiento a las amputaciones debidas a la diabetes según el código postal de California. Se realizó una referencia cruzada con esta información e información de una encuesta de la UCLA, que calculó el número de personas con diabetes en varias áreas de bajos ingresos en California para crear un mapa que reveló las tasas de amputaciones relacionadas con la diabetes por vecindario en los pacientes a partir de los 45 años de edad.

Tan solo en 2009, los médicos de California amputaron casi 8,000 piernas, pies y dedos de los pies de 6,800 personas con diabetes, mostró el estudio, que aparece en la edición de agosto de la revista Health Affairs. Alrededor de mil de esos pacientes sufrieron más de una amputación. En promedio, cada día 20 diabéticos se sometieron a una amputación en el estado.

"Las tasas de amputaciones en California eran diez veces más altas en los vecindarios más pobres, como Compton y el Este de Los Ángeles, que en los vecindarios más ricos, como Malibu y Beverly Hills", apuntó en un comunicado de prensa de la UCLA el coautor del estudio, Dylan Roby, director de economía de la salud del Centro de Investigación sobre Políticas Sanitarias de la universidad.

La raza también tuvo que ver con los hallazgos. Menos del seis por ciento de los diabéticos de California son negros. Pero los negros conformaron casi el 13 por ciento de los que se sometieron a una o más amputaciones en 2009. Por otro lado, los asiáticos conformaron el 12 por ciento de la población de diabéticos, pero se sometieron a menos del 5 por ciento de las amputaciones vinculadas con la diabetes ese año.

En la mayoría de los casos, hallaron los investigadores, los pacientes diabéticos que necesitaron que se les extirpara un miembro quirúrgicamente eran más propensos a ser hombres negros o que no hablaban inglés con más de 65 años.

Los autores del estudio dijeron que planifican continuar su investigación e identificar los factores más importantes que contribuyen a las amputaciones, y desarrollar estrategias para abordar esos factores de riesgo en pacientes con ingresos bajos.

Más información

La Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association) tiene más información sobre las complicaciones de la diabetes.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?