SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La codeína no es segura para los niños

Por HealthDay/HolaDoctor -
La codeína no es segura para los niños
CRÉDITO: ISTOCK


La codeína no es segura para los niños y ya no se les debe administrar, advierte un nuevo informe de un importante grupo de pediatras.

La codeína se ha usado para tratar el dolor de los niños durante décadas, "porque pensamos que era más segura que otros narcóticos", comentó el autor del informe, el Dr. Joseph Tobias.

Pero los médicos han descubierto que la forma en que la codeína se procesa en el cuerpo es muy peligrosa para los niños y puede resultar en la muerte, apuntó Tobias, jefe de anestesiología y medicina del dolor del Hospital Pediátrico Nacional, en Columbus, Ohio.

El hígado convierte la codeína en morfina, pero las diferencias genéticas entre las personas pueden hacer que el hígado cree demasiada morfina en unas y muy poca en otras, explicó.

"Y ahora hemos visto que debido a esta variación genética es un fármaco muy peligroso", añadió Tobias.

Los niños que metabolizan la codeína con rapidez en una sobredosis de morfina pueden experimentar una tasa de respiración gravemente ralentizada, y podrían incluso dejar de respirar y morir, dijo.

Las preocupaciones sobre la codeína han estado acumulándose durante años, pero el fármaco sigue estando disponible sin receta en fórmulas de venta libre para la tos en farmacias ambulatorias en 28 estados y el Distrito de Columbia, anotó el informe de la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics, AAP).

La codeína también sigue recetándose a los niños comúnmente tras procedimientos quirúrgicos como la extirpación de las amígdalas y las adenoides, añadió el informe.

Entre 2007 y 2011, se recetó codeína a más de 800,000 pacientes menores de 11 años, según un estudio citado en el informe.

Los otorrinolaringólogos con los que recetan mezclas líquidas de codeína y acetaminofén con más frecuencia, seguidos por los dentistas, los pediatras y los médicos de familia, encontró el informe.

El informe aparece en la edición en línea del 19 de septiembre de la revista Pediatrics.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. asignó un recuadro negro de advertencia a los medicamentos con codeína en 2013, advirtiendo a los médicos que eviten administrar el medicamento a los niños que se someten a cirugías para extirpar las amígdalas o las adenoides.

Dada la respuesta lenta a este problema de salud, la AAP decidió tomar "medidas más fuertes" contra el uso de la codeína en los niños, explicó Tobias.

El Dr. Robert Glatter, médico de emergencias del Hospital Lenox Hill en la ciudad de Nueva York, comentó que la codeína provoca relativamente pocas muertes, pero no se debe usar porque es demasiado impredecible.

El informe de la AAP anotó al menos tres muertes pediátricas relacionadas con la codeína en 2013, incluyendo un niño de 10 años que se había sometido a una cirugía ortopédica, un niño de 4 años que se hizo una amigdalectomía, y un tercer niño que recibió codeína en un antitusivo.

Una búsqueda de los datos de la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. reveló 10 muertes de niños y tres casos de depresión respiratoria grave atribuidos a la codeína entre 1969 y 2012, según el informe.

"Aunque la cantidad de muertes y casos de depresión respiratoria es baja en comparación con la cantidad de dosis administradas durante varias décadas de uso, es importante que llamemos la atención sobre el hecho de que la codeína no es un medicamento ideal para tratar el dolor", apuntó Glatter.

Algunos hospitales ya han respondido eliminando la codeína como una opción para el alivio del dolor.

"En el sistema de salud donde trabajo, el uso de la codeína básicamente se ha eliminado por los mismos problemas de seguridad que se mencionaron aquí", dijo el Dr. Michael Grosso, director médico del Hospital de Huntington de Northwell Health en Huntington, Nueva York.

Lamentablemente, hay pocas opciones seguras alternativas para los niños que sean muy efectivas. Hoy en día, los médicos utilizan sobre todo acetaminofén, ibuprofeno o AINES como la aspirina para tratar el dolor de los niños, dijo Tobias.

Como estos analgésicos de venta libre son menos efectivos que los narcóticos, los médicos aconsejan a los padres comenzar a administrarlos a sus hijos antes de que haya alguna sensación de dolor tras una cirugía, y administrarlos todo el día y la noche cada seis horas durante las primeras 48 horas tras la cirugía, comentó Tobias.

Los médicos pueden recurrir a la oxicodona, el fentanilo o el Percocet (oxicodona y acetaminofén) para controlar el dolor grave, aunque esos fármacos se deben reservar para los casos extremos, comentó la Dra. Amy Sniderman, pediatra de la Clínica Cleveland.

"Son un poco más predecibles", dijo Sniderman. "Se puede comenzar con una dosis pequeña y ver cómo reacciona el niño, y sentirse cómodo de que se puede predecir cómo responderá el niño".

Pero es raro que los niños necesiten esos potentes analgésicos, según Sniderman.

"En la pediatría cotidiana, no hay motivo para que yo los recete con regularidad", añadió.

Más información

Para más información sobre la codeína, visite la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?