SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los pacientes de cirugía dental no usan muchísimas de sus pastillas de opiáceos

Los pacientes de cirugía dental no usan muchísimas de sus pastillas de opiáceos

El sobrante podría contribuir a la epidemia de abuso de opiáceos, dijeron los investigadores

MARTES, 27 de septiembre de 2016 (HealthDay News) -- Más de la mitad de los analgésicos narcóticos recetados después la extirpación de las muelas del juicio no se usan, según un nuevo estudio que sugiere que esto podría contribuir a la epidemia de opiáceos en EE. UU.

"Cuando se traducen a la población general de EE. UU., nuestros hallazgos sugieren que más de 100 millones de pastillas de opiáceos recetadas a pacientes después de una extirpación quirúrgica de las muelas del juicio no se usan, lo que abre la posibilidad al posible abuso o uso incorrecto por parte de los pacientes, o de sus amigos o familiares", advirtió el autor del estudio, el Dr. Brandon Maughan.

Los estudios previos han mostrado que muchas personas que abusan de los analgésicos toman las pastillas que les recetaron a amigos o familiares y que les sobraron, indicaron Maughan y sus colegas de la Facultad de Medicina Perelman y la Facultad de Odontología de la Universidad de Pensilvania, en un comunicado de prensa de la universidad.

Para realizar el estudio, los investigadores examinaron el uso de analgésicos por parte de 79 pacientes a los que se habían extirpado las muelas del juicio. Tres semanas después de la cirugía, solamente 5 pacientes habían terminado los opiáceos que les habían recetado, que incluían medicamentos potentes, como Vicodin o Percocet, mostraron los hallazgos.

"Los resultados del estudio muestran que en el plazo de 5 días después de la cirugía, la mayoría de los pacientes experimentan relativamente poco dolor, y aun así, la mayoría tenían todavía más de la mitad de sus opiáceos recetados", dijo el coautor del estudio, el Dr. Elliot Hersh.

"La investigación muestra que AINES recetados como el ibuprofeno, combinados con el acetaminofén, pueden ofrecer un alivio más efectivo del dolor y menos efectos secundarios que los medicamentos con opiáceos", añadió Hersh.

"Aunque los opiáceos pueden jugar un papel en la gestión del dolor agudo después de la cirugía, solo deberían añadirse en cantidades limitadas para un dolor más severo", dijo.

Hersh es profesor en el departamento de cirugía oral y maxilofacial y farmacología en la Facultad de Odontología de la Universidad de Pensilvania, en Filadelfia.

En este estudio, se dio una receta de opiáceos al 94 por ciento de los pacientes para ayudarles a manejar el dolor después de la cirugía. Aproximadamente 8 de cada 10 también recibieron una receta de un medicamento antiinflamatorio no esteroide (AINE) y/o una receta de un antibiótico.

En las 24 horas siguientes a la cirugía, los investigadores descubrieron que la puntuación de dolor promedio reportado por los participantes que tomaban analgésicos fue de 5 sobre 10. Dos días después de la cirugía, la puntuación del dolor se redujo a no más de 3 sobre 10 para más de la mitad de estos pacientes. Cinco días después de la cirugía, casi el 80 por ciento tenían una puntuación baja de dolor, mostró el estudio.

En promedio, los pacientes sin complicaciones posquirúrgicas recibieron recetas de 28 pastillas de opiáceos. Tres semanas después del procedimiento, les quedaban un promedio de 15 pastillas, lo que hizo que más de 1,000 pastillas de opiáceos quedaran sin uso, estimaron los investigadores.

Los hallazgos se publicaron el 22 de septiembre en la revista Drug and Alcohol Dependence.

Pero el estudio también mostró que proporcionar información sobre los programas de eliminación de medicamentos llevó a un aumento del 22 por ciento en la cantidad de pacientes que se deshicieron de los medicamentos que no usaron o que planearon hacerlo.

"Dado la creciente preocupación por el abuso de opiáceos recetados en Estados Unidos, todas las personas que los recetan (incluyendo los médicos, los cirujanos orales y los dentistas clínicos) tienen la responsabilidad de limitar la exposición a los opiáceos, explicar los riesgos del uso incorrecto de los opiáceos y educar a los pacientes sobre la eliminación adecuada de los medicamentos", dijo Maughan, que ahora trabaja en Lewin Group, una compañía consultora de políticas de salud.

"Ampliar la disponibilidad de los mecanismos de eliminación de medicamentos a lugares de la comunidad que los pacientes visiten regularmente (como los supermercados y las farmacias minoristas) podría aumentar sustancialmente el uso de estos programas", sugirió Maughan.

Más información

El Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas tiene más información sobre los opiáceos.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?