SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los oponentes a las vacunas con frecuencia se aglomeran en comunidades

Por Steven Reinberg, Reportero de Healthday -
Los oponentes a las vacunas con frecuencia se aglomeran en comunidades

Un estudio de California halló ciertas áreas con una gran cantidad de padres que eligen no vacunar a sus hijos

Los padres que se rehúsan a vacunar a sus hijos parecen aglomerarse en ciertas áreas, sugiere un nuevo estudio.

Entre más de 150,000 niños de 13 condados del norte de California, los investigadores encontraron cinco agrupaciones donde los niños no se habían puesto una o más vacunas para cuando tenían tres años de edad.

"Se sabe a partir de otros estudios que las áreas donde hay aglomeraciones de rechazo a las vacunas tienen un mayor riesgo de epidemias, como las epidemias de tos ferina", advirtió la investigadora líder, la Dra. Tracy Lieu, pediatra y directora de la división de investigación de Kaiser Permanente del Norte de California, en Oakland.

"Las aglomeraciones podrían ameritar unos esfuerzos especiales de alcance para asegurar que los padres cuenten con toda la información que necesitan para tomar decisiones informadas sobre las vacunas", planteó.

Específicamente, los investigadores hallaron que la tasa de vacunas faltantes en esas aglomeraciones variaba del 18 al 23 por ciento, frente a una tasa de vacunas faltantes del 11 por ciento fuera de las aglomeraciones.

Las vacunas faltantes para el sarampión, las paperas, la rubeola y la varicela fueron similares en todas las aglomeraciones, añadieron.

Además de las vacunas faltantes, los niños cuyos padres rehusaban las vacunas también se hallaron en aglomeraciones. En las aglomeraciones, las tasas de rechazo de las vacunas iban del 5.5 al 13.5 por ciento, frente al 2.6 por ciento fuera de las aglomeraciones, halló el equipo de Lieu.

Los padres que rehúsan o retrasan las vacunas lo hacen por una variedad de motivos, explicó Lieu.

"Muchos padres tienen dudas sobre la seguridad de las vacunas, y es natural tener esas inquietudes a pesar de que hay evidencia tranquilizadora disponible para muchas preguntas sobre la seguridad de las vacunas", dijo.

"A veces los padres rehúsan las vacunas porque no creen que sean necesarias. Otros estudios han encontrado que, por ejemplo, eso tiende a suceder con la vacuna contra la varicela. Otras veces a los padres les preocupa que las vacunas puedan provocar efectos secundarios", añadió Lieu.

El informe aparece en la edición en línea del 19 de enero y en la edición impresa de febrero de la revista Pediatrics.

El Dr. Paul Offit, profesor de pediatría del Hospital Pediátrico de Filadelfia, dijo que hay dos motivos posibles de que las personas no vacunen a sus hijos: elijen no hacerlo, o no tienen un buen acceso a la atención médica.

"El motivo más común de que las personas no se vacunen es que elijan no vacunarse", aseguró.

Offit dijo que los padres que rechazan vacunar a sus hijos por lo general son blancos, de clase media alta, cuentan con educación universitaria y un empleo en que tienen cierto grado de control.

"Es una persona que cree que puede ir a internet y saber tanto sobre las vacunas como cualquiera que le aconseje", planteó. "Estas personas creen erróneamente que las vacunas provocan enfermedades que no provocan, como el autismo, las alergias, el trastorno por déficit de atención y retrasos mentales", comentó.

Además de partes de California, algunas áreas de Colorado, Michigan, Vermont y el estado de Washington tienen aglomeraciones de niños sin vacunar, anotó Offit, que no participó en el nuevo estudio.

"El problema es que no lo eligen para ellos mismos, sino para sus hijos", señaló. "Los que sufren por la ignorancia de los padres son los niños".

La programación de vacunas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. recomiendan un mínimo de 17 vacunas distintas durante los dos primeros años de vida de un niño, entre ellas las vacunas contra la hepatitis A y B, la difteria, el tétanos, la pertussis (tos ferina), la influenza, la poliomielitis, el sarampión, las paperas, la rubeola y el virus neumocócico.

Si elige no vacunar a su hijo, lo pone en riesgo de esas enfermedades, que no son triviales, advirtió Offit. Por ejemplo, el año pasado se reportaron en Estados Unidos 600 casos de sarampión, y ya se han observado casos este año. "Si hay unos cuantos miles de casos, los niños comenzarán a morir de sarampión", lamentó.

Más información

Para más información sobre las vacunas infantiles, visite la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?